“Todo para Ellos” presentó un protocolo para reactivar el taller con sus operarios

El Taller Protegido “Todo para Ellos” presentó al municipio un protocolo para poder volver a la actividad con una cantidad reducida de operarios y con todos los recaudos necesarios respetando el distanciamiento. Una vez aprobado comenzaría la actividad en el taller protegido de calle 79 y en el complejo Jesuita Cardiel, donde hay una voluminosa cantidad de acopio de material reciclado.
Esperando que sea evaluado en Provincia, la directora del taller, Mónica Pissarro afirmó que la intención es volver con todos los protocolos, que ya se han ido conociendo en los distintos lugares de trabajo.
En primera instancia empezaría un grupo mínimo en las instalaciones de avenida 79, donde hay dos plantas, donde ya tienen todo diagramado de cómo serían los puestos de trabajo y cómo deberían operar. “La idea es armar sub grupos y que vayan rotando de forma alternada”, indicó.
Al momento de reincorporarse, lo harán aquellos que no estén considerados de riesgo. En este sentido, Pissarro recalcó que más allá de ser personas con discapacidad, esto no significa que sean personas de riesgo, aunque hay quienes tienen alguna patología específica y no concurrirían todavía.
Las instalaciones del taller son bastante amplias y en la avenida 79 en la planta alta no habrá más de tres operarios, quienes cumplirán con el distanciamiento social y se están haciendo algunas adaptaciones en este sentido.
Los operarios tienen su jornada de descanso y en ese momento al quitarse la protección o el barbijo, estarán cumpliendo el distanciamiento, además de contar con las separaciones con vidrio o con polietileno.
La directora del taller expresó que “por más que nuestros beneficiarios hayan adquirido nuevos hábitos en esta nueva modalidad de convivencia, los que se irán reincorporando primero serán aquellos que puedan responder a estas normas de prevención”.
Los que necesiten mayor supervisión y mayor insistencia en los cuidados serán los últimos en reincorporarse.
Mónica Pissarro indicó que durante el asilamiento estuvieron en contacto con cada uno de ellos, por lo que están informados de la situación de cada uno y saben que las familias han colaborado mucho desde sus casas.
“Los operarios están con muchas ganas de volver pero el regreso no significa abrazos ni mucho menos y eso hay que poder anticiparlo y charlarlo con ellos”, destacó.

Pandemia
El aislamiento obligatorio generó un retroceso en muchos de los beneficiarios, si bien hay quienes salen y hacen sus caminatas y salidas recreativas, otros no pueden o no tienen quien los acompañe.
Con respecto a la producción del taller, esta se vio afectada con la pandemia porque los talleres dejaron de producir, de comercializar y en el caso de Todo Para Ellos, sólo está trabajando el personal de apoyo, quienes vienen sosteniendo el proyecto.
“No hemos podido avanzar en lo que teníamos proyectado, entonces desde lo económico ha impactado porque los operarios reciben un estímulo económico de este trabajo y de esa producción”, indicó la directora.
Producto del aislamiento social y obligatorio no se está procesando el plástico, ni se está comercializando, simplemente están limpiando y generando bolsones para que los recolectores pueden seguir juntando el material de los puntos limpios.
Al respecto, Pissarro mencionó que “hemos podido mantener y cuidar el proyecto y esperamos que pronto se solucione esto y se vuelva de a poco. Hay empresas que están desesperadas esperando material y todo se dificulta hasta para recibir la materia prima para la producción de bolsas de polietileno, aunque algunas actividades se van flexibilizando y hay una luz de esperanza”.

Robo de bolsones
En estos últimos días, el taller de Todo para Ellos ubicado en el Complejo Jesuita Cardiel, sufrió el robo de bolsones donde acopian el material plástico. Esta problemática no es nueva, ya que viene sucediendo hace bastante tiempo atrás.
Esta situación ha generado mucha bronca, ya que con mucho esfuerzo la institución logró construir un cerco donde contienen todo el material acopiado.
Con respecto a este hecho, la directora del taller resaltó que “en este momento hay mucho material acopiado, tenemos material esperando y al robarse los bolsones tiran el material y dejan todo suelto afuera del cerco”.
La mayoría de los bolsones han sido donados por empresas de construcción a Todo para Ellos, para que puedan acopiar el material de forma prolija.
Por eso, Pissarro aseguró que “da bronca el desorden, el descuido y es la misma bronca que nos genera cuando dejan vidrio o basura fuera del punto limpio”.
ftte///elecos.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Campaña naranja para visibilizar el TDAH

El 28 de julio se conmemora en nuestro país el Día del TDAH con el objetivo de visibilizar y concientizar sobre uno de los trastornos del neurodesarrollo, causado por diferencias de la anatomía y la química cerebral, que afecta a entre un 5 y un 10% de la población mundial. […]