La deuda en tiempo de definición: una jugada podría destrabar acuerdo

Mientras el Gobierno mantiene su postura de no mejorar la oferta, se especula con destrabar el acuerdo tras una nueva comunicación con los acreedores, encabezada por el banco Lazard y los abogados que representan a los tenedores de bonos.

Son horas decisivas en la resolución del canje de deuda. El Gobierno argentino ratificó en la enmienda enviada a la SEC el Gobierno dio plazo a los bonistas hasta el 4 de agosto para decidirse a ingresar a la propuesta de canje. Sin embargo, todo podría cambiar.

El sábado pasado el equipo económico difundió un comunicado para asegurar que su oferta era la máxima posible sin perder la sustentabilidad financiera. El lunes por la noche llegó la respuesta de los fondos liderados por BlackRock.

En una carta dirigida al Gobierno plantearon que su contrapropuesta era adecuada (tiene 3 puntos de diferencia en el valor de recupero respecto de la oficial y pide algunos cambios legales en la letra chica de los contratos).

Para presionar al Palacio de Hacienda aseguraron que juntaron a otro grupo de bonistas con los que alcanzan una participación mayor al 50 por ciento de la deuda. Dijeron que están dispuestos a un acuerdo pero quieren modificaciones en la última enmienda.

En el Ministerio de Economía ratificaron la misma posición de las últimas semanas: “La Argentina hizo el máximo esfuerzo posible. Ofrecer más sería mentirle a los inversores”. La consigna también fue pronunciada en varias ocasiones por el presidente Alberto Fernández.

En este marco, se supo que tanto el presidente Alberto Fernández, como el ministro de Hacienda Martín Guzmán esperarán al viernes para tomar una decisión, donde ya contarán con el dato final de si se llega o no al 50% de aceptación en algún mix de bonos.

Se espera que entonces, se resuelva si hay una prórroga en las negociaciones en los tenedores de deuda emitida bajo legislación internacional hasta fines de agosto; o si, por el contrario, se cierra el canje en los tiempos previstos del 4 de agosto y se da por terminado el proceso sin anunciar un cierre formal.

Mientras, una nueva instancia de negociación tendrá lugar entre Argentina y bonistas, que será encabezada por el banco Lazard, que fue contratado por el país para intermediar entre las partes, con la colaboración del Banco of América y el HSBC.

Intervendrán también los abogados del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton (CGS&H) y los abogados que representan a los bonistas, encabezados por Jennifer O’Neil, contratada por BlackRock, y el legendario Dennis Hranitzky.

Entre todos los actores, intentarán lograr un acercamiento de las partes y encontrar una solución a una negociación que parece estancada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Festejos post pandemia: Tandil ya tiene fecha para su segunda Fiesta del Queso

Sin dudas uno de los eventos más esperados por todos los bonaerenses es la reanudación de las diferentes fiestas regionales post coronavirus. En esta ocasión el consejo deliberante de Tandil aprobó una fecha para exponer los quesos tandileros. En respuesta sl pedido de la Asociación Civil Cluster Quesero de Tandil, […]