Llegó el momento del Irurzun

Postergado por años, carente de algunos servicios y sin hallar un grupo sólido y laborioso en carácter de cooperadora, en los últimos meses parece haber llegado el momento del hospital José Irurzun de Quequén, que viene experimentado diversos cambios positivos.

Está claro que,  para que ello haya ocurrido tuvo que existir una decisión política y ejecutiva por parte del gobierno municipal, y a partir de esta voluntad se empezó a producir una especie de contagio en el resto de la comunidad que viene colaborando con donaciones de elementos o mano de obra en las mejoras.

Asimismo, en uno de los pocos aspectos positivos que ha provocado la pandemia de coronavirus, el área de Salud del municipio tomó la determinación de establecer al hospital de Necochea como sede central de la atención del Covid, además de las emergencias, y en consecuencia fue necesario remozar el Irurzun y sumarle aparatología y servicios para dar respuestas como un eficaz centro efector en cuestiones sanitarias.

Entre los cambios que se han producido en lo que va del año, se puede citar mejoras edilicias como el pintado general del edificio; suma de camas y separadores de durlock de las mismas; adecuado de sectores de atención y ubicación de una moderna señalética interior, además de una iluminación plena del exterior y adyacencias, a través del sistema LED.

En cuanto a equipamiento, se sumó un ecógrafo con eco doppler,  retinógrafo, electrocardiógrafo, sillas nuevas para la sala de espera, internación y oficinas y el arreglo a nuevo de la ambulancia, entre otros adelantos.

En esta sinergia que se ha generado en torno al hospital quequenense aparece como muy propicia la formación de una cooperadora activa, que se inspire en el buen espejo que sin dudas es del Emilio Ferreyra, de la que ha sido motor principal de su progreso.

En tal sentido se sabe de la voluntad de personas que ya se están movilizando en función de esta formación, que deberá trabajar en conjunto con la dirección del nosocomio.

Complementando esta etapa de mejoras, el Consorcio de Gestión de Puerto Quequén ajusta los detalles para el reasfaltado de la calle de acceso al Irurzun y la de las arterias que lo rodean. Una obra de real importancia no solo para el Hospital sino para los residentes del sector.

En los últimos años se han producido numerosos reclamos sobre el deteriorado rol que venía cumpliendo el Irurzun, y entre esas cuestiones se ha solicitado que el lugar vuelva a tener sala de partos. Algo que  aún no cuenta en carpeta la administración que lidera Arturo Rojas.

Más allá de este detalle, que se subsana con la cercanía de los centros asistenciales de Necochea, justo es reconocer que felizmente se viene reimpulsando el rol del Hospital Irurzun, lo que en definitiva potencia nivel distrital una estratégica actividad como lo es la de la salud.ftte///https://elecos.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Suspenden desde mañana reuniones sociales en todo el país

El presidente Alberto Fernández firmará este lunes un decreto de necesidad y urgencia (DNU) por el cual «por los próximos 15 días quedarán prohibidas todas las reuniones sociales en todo el país», según dijo este domingo la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti. En el reporte matutino, la […]