El obispo Mestre se recuperó de Covid y encabezó una procesión

Tras recuperarse de la enfermedad, Mestre participó de una procesión religiosa por las calles marplatenses con la imagen de la Virgen María, a quien le agradeció por haberse curado.

Mar del Plata-El obispo  Gabriel Mestre retomó este sábado sus actividades y encabezó una ceremonia religiosa luego de haber recibido el alta médica tras haber padecido Coronavirus durante 12 días en los que permaneció aislado en su hogar. 

En su primera salida luego de haberse recuperado, pasó frente al hospital Materno Infantil de la ciudad balnearia y recorrió las calles aledañas con la imagen de la Virgen María, en el marco de la fiesta de la Asunción de la Virgen.

“Este gesto será como un eco de la recorrida de la fiesta de Corpus Christi y una invitación a confiar en Dios y en su amor por nosotros”, señalaron desde el Obispado.

Mestre, acompañado por el párroco de la Asunción,  el padre Luis Albóniga, agradeció el don de la salud y confió la vida, las preocupaciones y sufrimientos de todos y cada uno en esta pandemia. 

Además puso en oración  a los pies de la imagen de la virgen el sufrimiento de todas las personas afectadas por la pandemia. Pidió por el personal sanitario, por las personas que sufren dificultades económicas, por los que perdieron su trabajo, especialmente por los más pobres y vulnerables.

La celebración de la Misa se realizó a partir de las 12 desde el templo parroquial a puertas cerradas para respetar los protocolos sanitarios, pero fue transmitida por streaming a través de la página de Facebook del Obispado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Desbaratan un torneo clandestino de pesca en el día de mayor contagio

Ocurrió este viernes por la noche en una playa cercana a Mar de Cobo. Al menos 50 personas participaron del torneo de pesca clandestino, que se dio el día de mayor contagios en la localidad: con 4 casos positivos. En Mar Chiquita, la policía tuvo que disuadir un encuentro de […]