Facundo Astudillo: la autopsia del cuerpo encontrado comenzará el martes 25

La autopsia del cuerpo hallado en una zona pantanosa entre Villarino Viejo y Daniel Cerri comenzará el próximo martes 25, y los resultados podrían estar recién entre 30 y 60 días. La perito solicitada por la querella, Virginia Creimer, explicó las razones y marcó algunas irregularidades “llamativas”.

El cuerpo encontrado el pasado sábado 15 de agosto en una zona denominada “Cabeza de Ballena”, entre Villarino Viejo y Daniel Cerri, ya se encuentra en los laboratorios del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), ubicado en el barrio porteño de Núñez.

Pero, según se supo este lunes, el estudio comenzará recién el martes 25 de agosto y los resultados para determinar de si se trata o no de Facundo Astudillo Castro, estarán recién entre 30 y 60 días.

Las razones para la demora se deben a que según los expertos, el estudio a realizar es “mucho más complicado” que el que se puede determinar en un cuerpo con “partes blandas”.

«Los procesos que van acompañando a la autopsia, los estudios complementarios, como por ejemplo el de ADN, seguramente serán confirmatorios. Para eso, como se trata de un esqueleto esquelitizado, lo que significa que no tiene ninguna parte blanda, lo cual resulta también llamativo, el proceso hay que utilizar es un poco más complejo al que el que se utiliza para extraer ADN mediante un hisopado, un mechón de cabello o a una muestra de sangre, calculo que llevará entre 30 y 60 días reunirnos en ateneo todos los peritos que hayamos intervenido», explicó la perito convocada por la familia de Facundo, Virginia Creimer.

La especialista marcó un detalle que no se había conocido hasta el momento. Consideró “llamativo” que la autopsia recién comience el 25 de agosto y que la jueza federal María Gabriela Marrón no firmara su aceptación como perito de parte.

«Se ha pasado la autopsia de una forma que nos llamó la atención, nos enteramos antes por los medios que por la fiscal», dijo Creimer en diálogo con radio Continental, al expresar que eso provoca «el sufrimiento de esta mamá (Cristina Castro) o de la mamá del cuerpo encontrado».

Después, la mujer admitió que no quiere revelar detalles de cómo se encontró al cuerpo por respeto a la familia, pero consultada por la ausencia de los dos brazos, Creimer consideró que eso “obstruye” todavía más la posibilidad de identificar rápidamente la identidad del esqueleto.  

«Desde el punto de vista científico, la inexistencia de los brazos obstruye no solo la posibilidad de encontrar métodos de sujeción sino tener las manos, que es lo primero que se busca para la identificación dactilar», indicó la perito.

Por último, Creimer opinó si hay formas de determinar si el cuerpo fue “plantado” en el lugar, una teoría que crece a partir de lo que explican los abogados de la madre de Facundo, Cristina Castro.

Pero para la perito hay otros indicios que por ahora están diciendo mucho más: «hay otros factores muy importantes (de análisis) como marcas de una camioneta cerca del lugar donde se encuentra el cuerpo y la zapatilla intacta, indemne, sin restos de salitre, que se encuentra al lado del cadáver».

CRONOLOGÍA DEL CASO

Facundo Astudillo Castro partió a dedo desde su ciudad, Pedro Luro, el pasado 30 de abril. Se dirigía a Bahía Blanca, donde vivía su exnovia. Según el relato de la chica y de sus amigos, Facundo nunca llegó y se dejó de comunicar súbitamente. Después, tres vecinos afirmarían haber visto cuando Facundo era detenido por la policía de Mayor Buratovich. Un hecho que tuvo que ser informado en más de una oportunidad porque la policía no tomaba la denuncia.

Posteriormente, al menos cuatro policías quedaron complicados por haberse contradecido en sus declaraciones. Mientras dos oficiales Sosa y Curuhuinca juraban que habían tan solo advertido a Facundo sobre la ruta 3 a la atura de Buratovich, otro uniformado, Alberto González, dijo que el acta de infracción se le realizó en Teniente Origone. Ese policía sabía de memoria la dirección a la que se dirigía Facundo y los perros rastreadores marcaron su camioneta. 

Luego de que la causa pasara a manos de la justicia federal y se abriera la posibilidad de una «desaparición forzada», nuevos rastrillajes y allanamientos dieron con un elemento del joven en la comisaría de Teniente Origone. Se trataba de un suvenir que le había regalado su abuela y que Facundo llevaba a todas partes en su mochila. Algo que, por otro parte, todavía no fue encontrada, al igual que su teléfono celular.

Pero hay más pruebas que apuntan contra la policía: el pasado 3 de agosto, se descubrió una foto del DNI de Facundo en el teléfono de la oficial Jana Curuhuinca, la misma que había afirmado que el joven solo llevaba una «licencia de conducir»,  y que también quedó complicada a raíz de unos chats de Whatssapp con su compañero de armas, Mario Gabriel Sosa, que fueron revelados.  «Quedate tranquila que nadie sabe que fuimos nosotros», le escribió Sosa a su colega. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Digitalización en ARBA: reemplazará 250 mil trámites presenciales

En los últimos meses, a partir del aislamiento preventivo y la necesidad de ofrecer nuevos servicios por internet, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) digitalizó por completo la adhesión a planes de pago y la inscripción de Ingresos Brutos, dos trámites que el año pasado […]