México rodeado por tormentas tropicales

Ya lo habían advertido. Desde el pasado mes de mayo, agencias climáticas de distintos países, meteorólogos y autoridades avanzaron que esta temporada de huracanes 2020 sería más activa de lo normal; y lo cierto, es que los ciclones tropicales no han dado tregua en ninguno de los Océanos, especialmente en agosto, formándose uno tras otro, con poco margen de tiempo y capacidad de reacción.

Este jueves 27, México amaneció rodeado de poderosos fenómenos. En aguas del Pacífico, las tormentas tropicales Hernán e Iselle recortaron distancia en las últimas horas, y se aproximaron a los estados del oeste. Mientras, en el Atlántico, el colosal huracán Laura impactaba al sur EEUU, en Luisiana, como un fenómeno de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson (-ahora de nivel 1-).

Así, tres ciclones envuelven al territorio nacional, al norte y sur, este y oeste, pero no tendrán el mismo impacto. Aquí te explicamos las principales afectaciones esperadas, y la información actualizada de cada uno de los sistemas.https://tpc.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Será mejor empezar explicando que, según el pronóstico de trayectoria, el centro del fenómeno no tocará tierra en el país. Sin embargo, se ha aproximado tanto al litoral en las últimas horas, que sus bandas nubosas azotan con furia a los estados del oeste, y se espera que continúen sacudiendo al occidente en los próximos días.

A través de redes sociales, ciudadanos y organismos de Protección Civil han compartido imágenes impactantes de los estragos que ha causado hasta ahora el ciclón, dejando severas inundaciones y oleaje elevado en puntos de Colima, Guerrero, Jalisco, Oaxaca o Michoacán.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Hernán se localizó en la mañana de este jueves a sólo 155 kilómetros de Cabo Corrientes, en Jalisco, y a 200 kms de Manzanillo, Colima. En su camino, el fenómeno se cruzó con una fuerte entrada de humedad procedente del Océano Pacífico, lo que hará que deje a lo largo del día lluvias torrenciales en Colima, Jalisco y Michoacán (de 150 a 250 litros por metro cuadrado), y precipitaciones intensas en Nayarit (de 75 a 150 litros por metro cuadrado).

“También se pronostican rachas de viento de 50 a 60 kilómetros por hora y oleaje de 3 a 5 metros de altura en las costas de esas entidades”, agregó el organismo climático de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).(Foto: EFE/Archivo)
(Foto: EFE/Archivo)

Por el momento, el sistema mantiene sus vientos máximos sostenidos en 75 kms/h, con rachas más fuertes de 95 kms/h, y no se prevé que se intensifique y se convierta en huracán. En las últimas horas, modificó ligeramente su dirección, y ahora avanza hacia el norte, inclinándose además levemente hacia el oeste, y acechando la Península de Baja California.

Aunque las últimas previsiones indican que Hernán no impactará en Cabo San Lucas y pasará cerca de Baja California Sur ya muy debilitado, se exhorta a la población a mantenerse al tanto de las actualizaciones publicadas en los canales oficiales. Desde la Coordinación Nacional de Protección Civil emitieron las siguientes alertas:

Alerta amarilla, o peligro moderado, por ciclón acercándose:

Jalisco: noroeste y suroeste.

Nayarit: sur.

Alerta verde, o peligro bajo, por ciclón acercándose:

Nayarit: Norte, Oeste y Centro.

Jalisco: Centro.

Sinaloa: Sur.

Alerta verde, o peligro bajo, por ciclón alejándose:

Colima: Norte y Oeste.

Estos avisos podrían modificarse, por lo que se pide a los habitantes de las zonas señaladas mantenerse informados.

Tormenta tropical Iselle(Foto: EFE/ NOAA-NHC)(Foto: EFE/ NOAA-NHC)

La tormenta tropical Iselle se encuentra más lejos que Hernán de las costas del país, y de momento no se prevén efectos directos o indirectos sobre el territorio nacional. Sin embargo, en los próximos días, continuará acercándose a México, por lo que el SMN mantiene la vigilancia.

En la mañana de este jueves, el vórtice del ciclón se situó concretamente a unos 900 kilómetros al sur de Cabo San Lucas, en Baja California Sur. Al igual que Hernán, registra vientos máximos sostenidos de 75 km/h, con ráfagas más fuertes de 95 km/h. No se prevé que se convierta en huracán, y se espera que en algún momento de su trayectoria gire ligeramente hacia el oeste y deje de acechar a la península.

En la madrugada de este jueves, el huracán Laura impactó en Luisiana como un poderoso fenómeno de categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson. Las peores previsiones se cumplieron, y durante unas horas, el sistema batió a las zonas costeras del estado con vientos de 241 kilómetros por hora, amenazando con dejar algunas poblaciones completamente sumergidas bajo el agua del mar.

Aunque el ciclón se debilitó rápidamente a tormenta tropical, aún se prevé que sus efectos sean devastadores. Y en el pronóstico de las 10:00 de la mañana, el Centro Nacional de Huracanes señaló que algunos de sus efectos se dejarían sentir en el noreste de México.

“Marejadas generadas por Laura están afectando la costa del Golfo de los EEUU desde Florida Pandhandle hasta Texas y el noreste de México. Es probable que estas marejadas causen resacas corrientes marinas amenazantes a la vida”, apuntó la agencia climática con sede en Miami.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y el experto Javier Rodríguez, Maestro en Ciencias, explicó que esta afirmación es errónea y que no se esperan afectaciones sobre el noreste del país por el huracán Laura. A pesar de que en Luisiana se prevé que el mar se adentre en las zonas costeras y aumente hasta 20 pies (unos seis metros) sobre su nivel normal, este peligro no se presentará en México, y tampoco hay riesgo de fuertes corrientes u oleaje intenso por parte del fenómeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Arturo Rojas: «Vamos a poner a Necochea en una agenda de crecimiento y desarrollo»

El Intendente denunció que encontró un municipio “abandonado” al asumir y contó cómo la comunidad lucha contra la pandemia. El Intendente Arturo Rojas nació en Necochea y viene de una familia de clase media que manejaba una carpintería rural. Aprendió el oficio en su adolescencia temprana, cuando debió hacerse cargo de parte del negocio: […]