Gremios petroleros acataron conciliación y habrá abastecimiento de combustibles

La Voz Del Quequen
En medio de fuertes reclamos salariales, el sindicato de Buenos Aires había iniciado un paro y el de Neuquén, Río Negro y La Pampa entraba en un conflicto.

El personal de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles (Faspegybio), que encabeza Pedro Milla, finalmente acató este viernes por la tarde la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo.

En el conflicto desatado por reclamos salariales, la cartera que encabeza Claudio Moroni había dictado el jueves la conciliación por 15 días que los petroleros que conduce Milla no acataron en un principio.

Sin embargo, durante la tarde de este viernes decidieron hacerlo, específicamente luego de una inspección laboral. El gremio había ido al paro «por tiempo indeterminado» en reclamo de deudas salariales y se había iniciado a las 0 de hoy en refinerías y depósitos de crudo.

«La Cámara de la Industria del Petróleo (CIP) no recompuso la paritaria del año anterior y adeuda un 13,5 por ciento», había dicho Milla, quien amenazaba con desabastecer de combustible en la provincia de Buenos Aires.

En tanto, Trabajo también dictó la conciliación obligatoria -por idéntico lapso- en el conflicto salarial entre dos cámaras patronales y el Sindicato de Petróleo y Gas Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa, que lidera el neuquino Guillermo Pereyra.

Sin embargo, el exsenador nacional sostuvo que «no se entiende la decisión de Trabajo, porque el gremio no ingresó en ningún conflicto colectivo sino individual a partir de las deudas que, por aportes realizados a los trabajadores y no depositados, mantienen las empresas con el sindicato y su obra social».

El dirigente sindical explicó que «no hay conflicto colectivo, pero el gremio acatará la resolución ministerial»; aseguró que «las patronales retienen el dinero de los trabajadores y no lo depositan» y dijo que de esa forma «incumplen las leyes».

«Los empresarios no abonan los aportes retenidos y adeudan al gremio más de 800 millones de pesos. El sindicato exige la inmediata apertura de la paritaria de este año, el pago del 16,2 por ciento de la negociación 2019 y la reactivación plena de la actividad, de la que son responsables», agregó.

El dirigente sindical exigió a las patronales «el cumplimiento de la totalidad de los compromisos asumidos» y aclaró que su gremio nunca firmó «un acuerdo sino un preacuerdo que amerita correcciones», subrayando que «las compañías deben abonar la totalidad de los salarios».

El gremialista repudió el accionar de las dos cámaras privadas (especiales y operadoras) y detalló que «la paritaria expiró el 31 de marzo último, pero sus directivos se niegan a negociar, lo que constituye una total práctica desleal«.

Pereyra se declaró esta noche «en libertad de acción» al vencimiento del nuevo período de conciliación obligatoria y acusó a las cámaras patronales del crudo de «operar en los medios de prensa solo para dividir y quebrar al sindicato».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Protesta de repartidores cortó el tránsito en Diagonal San Martín

Decenas de repartidores de comidas en moto se manifestaron esta noche sobre la calzada de Avenida Diagonal San Martín a la altura de su intersección con calle 67.Atravesando los vehículos en el medio de la avenida, los repartidores que en realidad dependen de la aplicación Pedidos Ya, reclamaron la atención […]