Rivadavia bautizó las tribunas del remozado Piso de Deportes

 

Cumpliéndose ayer el 108º aniversario de la fundación del club, la comisión directiva de Rivadavia le impuso el nombre de José Ignacio “Polo” De Lizaso, René Casenave y Carmen Navarro de Casenave a las tribunas del remozado Piso de Deportes, brindando un merecido homenaje a estos referentes indiscutidos del básquetbol de la entidad decana y de la ciudad.

La ceremonia fue encabezada por la presidenta Marisol Birgé quien resaltó la coincidencia de la fecha con el inicio ayer de los entrenamientos de las categorías de básquetbol del club en el nuevo piso flotante del gimnasio, anhelada obra que había sido concretada a fines del año pasado tras un gran esfuerzo de todos los dirigentes y socios.

Inauguración

A modo de inauguración formal de las mejoras, que incluyeron pintura, iluminación y el arreglo de la losa del techo, se llevó adelante un acto sencillo debido a los protocolos sanitarios, pero a la vez muy emotivo. Tomaron la palabra también Roberto Ardanaz y Hugo Teyseyre, históricos colaboradores y dirigentes, quienes resaltaron el valor de las figuras homenajeadas.

Víctor René Casenave, entrenador del club, fue pionero en los años 50 fomentando el básquet femenino. Con jugadoras como Carmen Navarro, Gloria Cogo y Miren Mendiola, quienes ayer estaban presentes en la ceremonia, las decanas dominarían por más de una década esos años del incipiente basquet femenino local, representando además a la ciudad a nivel regional.

Eternos

Fue el mismo Casenave quien “llevó” a jugar a Rivadavia a José De Lizaso, como una recomendación familiar, ya que era primo del padre de “Polo”, un tío segundo. Visiblemente conmovido y acompañado de su hijo Ignacio, “Polo” descubrió la plaqueta con su nombre en la tribuna. Difícil no irse en elogios para la máxima figura histórica de nuestro básquetbol y emblema de Rivadavia. Siendo escuetos, brilló como jugador consagrándose campeón local, zonal, provincial y argentino. En la Selección nacional disputó los Juegos Panamericanos de Cali 1971, el Sudamericano y un Mundial, en 1967 en Uruguay. Como dirigente y apasionado por el deporte trajo la Liga Nacional y hasta los mismo Juegos Panamericanos a Necochea en 1995.

Integrantes de las categorías formativas de básquetbol, que ayer regresaron a las prácticas en el gimnasio, fueron privilegiados testigos del histórico homenaje. Los entrenadores de Mauro Mazzucchelli, Marilú Ostryniuk y Martín Garramone también estuvieron presentes en el acto.

Un merecido homenaje en una fecha especial y en un escenario referencial para los protagonistas que hoy luce renovado, acorde a su brillante historia.

Entre otros proyectos, la presidenta Birgé confió que esperan este año poder continuar con la obra sobre calle 46, donde se construirá una cancha de césped sintéticos, y también en el predio Zugazúa. Asimismo esperan sumar el mes próximo la gimnasia artística a la oferta deportiva del club. ftte///https://elecos.com.ar/

 173 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Los atletas de la Escuela Municipal tuvieron sus mejores marcas en el Nacional multisede

En lo que fue un sábado excepcional, los siete atletas entrenados por Mauro Cabrera lograron bajar sus propias marcas en el regreso a las competencias a nivel país. “Esto es el fruto de muchos años de trabajo”, afirmó el director de Deportes, Adrián Buño. El fin de semana marcó el […]
error: Content is protected !!