Ruiz remarcó que “es terrible ser un paciente Covid” y aseguró que “en el Hospital tenemos un respaldo inigualable”

La Voz Del Quequen

Mediante contacto telefónico con el programa “Voces de la Ciudad”, que se emite por FM Vinilo, 103.5 del dial, el Dr. Juan Alfonso Ruiz brindó una extensa nota en la que expresó su nueva vida tras dejar en el pasado reciente un grave estado a causa del coronavirus, que a los 70 años lo llevó a perder 20 kilos y ponerlo en jaque con su vida.


Saludado y consultado al aire por el periodista Jorge Gómez, el Dr. Ruiz aclaró que “sigo siendo paciente Covid y tengo que estar atento a cosas que vayan apareciendo, pero lo más duro ya pasó y estoy tratando de volver a la normalidad”, lo que va de la mano con la conclusión de la charla, cuando entre lágrimas soltó que “estoy muy bien, me estoy superando día a día y tengo unas ganas bárbaras de vivir”.


Pero en el medio del diálogo también hubo cuestiones muy importantes de su relato. Cronológicamente describió que “a fines de diciembre empecé con fatiga, me hicieron estudios y tenía en compromiso uno de los dos pulmones, me internaron cuatro días y después me dieron el alta, pero no evolucioné bien. Entonces volví al hospital, ahí me entubaron a fin de año, estuve ventilado durante 12 días e intentaron sacarme el respirador, pero me tuvieron que volver a entubar. En esos 12 días me desperté y si bien estaba con un estado de confusión, lo que vino de ahí en adelante fue todo progreso, pero con secuelas muy importantes”. 


Por ejemplo, “no tenía masa muscular, porque entre la enfermedad, más los días de ventilación mecánica, más el estrés me dejaron sin masa muscular. No me podía mover ni pararme, las piernas parecían como de un muñeco de trapo, y perdí hasta 20 kilos. Me tenían que venir a acomodar en la cama”, acotó sin dejar detalle suelto.


Sin embargo, después de esa parte más dificultosa de la enfermedad, manifestó que “con dos kinesiólogos que han trabajado muy bien empecé a caminar. Tuve en claro que muchas cosas dependían de mí y me puse como meta superarme día a día, caminando cada vez más metros. Son cosas que me dan ánimo porque pensé que esto lo iba a hacer recién en seis meses. Me siento muy bien, camino y no me agito. De todas maneras el compromiso pulmonar hay que seguirlo”.


“¿Qué es ser un paciente Covid Juan?”, se le preguntó, a lo que respondió con su absoluta sinceridad: “Ser un paciente Covid es terrible. La gente no se imagina lo que es. Yo la puedo contar, pero es una enfermedad que te deja solo. Te dejan en el hospital y no te ven más, te morís solo. Lo que vi es que la gente se tenía que quedar y que salga pato o gallareta”. 

En cuanto a atención en el hospital, aseguró que “lo que vi en el Sector Covid UTI es algo extraordinario, aún sorprendente para aquellos que hemos trabajado en salud pública mucho tiempo. Vi dedicación y amor al trabajo, me atendieron compañeros de trabajo y eso no es fácil, pero yo escuchaba desde mi pieza cómo a pacientes que estuvieron ventilados 15 o 20 días el amor que le ponían para atenderlos. Esa atención es para todos por igual. Para mí tiene tanto valor el trabajo del médico, como el de las enfermeras y las mucamas. Son de primer nivel en cuanto a lo afectivo”, y enfatizó que “el Dr. Pablo Blanco es un crack como médico, hay que estar ahí, no es fácil, pero él ha conformado un gran equipo.”


Soltando alguna risa de por medio, contó que “cuando me desperté le dije al enfermero qué pasa que no tiran cuetes por fin de año…  ya era enero. Y lo otro que observé, es la cantidad de plata que invierten en ese servicio, y digo que si la gente viera eso estaría contenta de ir a pagar las tasas municipales. Cuando ves el dineral que gasta ahí el municipio en Salud, pensás que el mes que viene vas a ir a pagar las tasas con más gusto que antes. Uno tiene que saber dónde va la plata y es impresionante lo que ha invertido la Municipalidad en esto, además del gran recurso humano que tenemos”.


Emocionado hasta las lágrimas, señaló que “me cuesta hablar de lo profesional porque es un agradecimiento infinito, y también a mi familia. Volví para completar cosas que me han faltado seguramente, tengo 70 años, me siento muy bien y con muchas ganas de afrontar esto”.
A la hora de la reflexión, Ruiz subrayó que “la gente tiene que entender que ésta es una enfermedad muy dura, y los jóvenes tienen que entender que hay que seguir cuidándose así nos cuidan a los viejos, y si Dios quiere algún día llegará la vacuna para todos. Ves en las cervecerías o bares, o en el parque que se violan las normas, y los padres tienen que decirle a los chicos que se cuiden y nos cuiden”.
“Las vacunas son importantes y veo gente que discute por ellas, no tenemos que ver qué vacuna es… o incluso hay gente que dice que la vacuna da la enfermedad. En el Hospital había un cartel que decía que los que creen que la vacuna da la enfermedad deben vacunarse contra la ignorancia. Hay que apoyar todas estas cosas”, agregó.


Asimismo, en tren de agradecimientos, reconoció que “una de las cosas que más me llamó la atención es que gente que está en las antípodas del pensamiento de uno se haya ocupado de brindarme apoyo y deseos de buena evolución, lo cual lo agradezco mucho. Tenía problemas con la voz, la vista, me temblaban las manos, no podía escribir con el teléfono y no podía agradecerles”.
En cuanto al campo personal y profesional, Juan Alfonso reveló que “esto representa para mí un cambio de vida, seguramente ya no ejerceré más la profesión. No me hubiese gustado terminar así, pero voy a tener muchos meses de recuperación y no puedo volver a empezar si no cuento con las ganas de trabajar de toda la vida. En un mes daré de baja la matrícula y me jubilaré… es una necesidad que tengo. Si no puedo brindarme a pleno con un paciente, no puedo ejercer la medicina, y si hay algo que confirmé con esto es cómo esa gente que está en el hospital está dejando su vida para cuidarnos, por eso pido a todos que nos cuidemos. La pandemia no sólo nos está destruyendo la salud, sino también la economía”.


Finalmente, expresó: “Gracias a todos los que me ayudaron y ayudan, y espero que la sociedad me encuentre en un nuevo rol, viviendo de una manera que no lo he hecho, que es un poco para mí, y pido el apoyo de toda la gente para todos, que nos vacunemos, y que sepamos que en el Hospital tenemos un respaldo inigualable y que el municipio está poniendo todo lo que tiene que poner para que no nos falte nada”.

 401 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Facundo López mantuvo una reunión con el Subsecretario de Transporte

El ex intendente mantuvo un encuentro con Alejo Supply con quien dialogó sobre los estudios y posibilidades de retomar los trabajos para la activación de dicha actividad.El ex intendente Facundo López mantuvo un encuentro con el subsecretario de Transporte de la provincia de Buenos Aires con quien dialogó la posibilidad […]
error: Content is protected !!