Kiosqueros escolares bonaerenses podrían volver a trabajar cuando se retomen las clases

Desde la Dirección de Cooperación Escolar les aseguraron que en los próximos días se haría pública la aprobación del protocolo para que retomen la actividad cuando finalice la suspensión de clases.

A pesar de la suspensión de clases en el AMBA, debido a la masiva suba de contagios de coronavirus, los kiosqueros escolares bonaerenses están a un paso de retomar la actividad, ya que las autoridades provinciales les dieron el ok para que puedan abrir cuando finalicen las restricciones, en 15 días.

“La Directora de Cooperación Escolar, Rosana Merlo, nos dijo que estaba todo aprobado por la Dirección General de Educación y el Ministerio de Salud, y sólo faltaba la publicación del anexo en el Plan Jurisdiccional para el acceso seguro a clases”, indicó a Diputados Bonaerenses, el marplatense referente del sector, Fernando Mendivil.

En este sentido, Mendivil, quien es concesionario en la Escuela Técnica N° 3 de Mar del Plata, precisó que “desde Educación nos dijeron que antes de que finalicen las restricciones, el protocolo iba a estar publicado para que cuando arranquen las clases podamos empezar a trabajar”.

En tanto, su par de la localidad bonaerense de Tres de Febrero, Juan Pablo Camarero, indicó que, tras pasar por las carteras de Educación y Salud, “los gremios docentes hojearon el protocolo y dieron el visto bueno para que se aprobara, esto aplica tanto a escuelas públicas como a las de gestión privada”.

Vale recordar, que los kiosqueros escolares bonaerenses, quienes no trabajan hace 17 meses, están en conflicto con las autoridades del Ejecutivo provincial desde febrero pasado, después de presentar varios protocolos y no recibir ninguna respuesta concreta que les permita volver a abrir.

El 23 de marzo pasado, los bufeteros se reunieron en la ciudad de La Plata con Merlo quien les dijo que el documento estaba aprobado y la habilitación era inminente, por lo cual la expectativa para volver a trabajar era enorme. Sin embargo, pasaron los días y la confirmación de las autoridades nunca llegó.

“Esta semana mandamos una carta documento a la Dirección General de Cultura y Educación para que nos den una respuesta en 48 horas pero volvió sin respuesta, entonces nuestro abogado llamó a Merlo quien se comprometió a sacarlo en estos días. Estamos contentos porque pareciera que va todo encaminado”, dijo Mendivil.

No obstante, Camarero, quien es dueño de un kiosco en una escuela privada, apuntó contra el Gobierno provincial y manifestó que “el protocolo está aprobado, pero no lo publicaban porque sabían hace tiempo que iban a cortar la presencialidad, entonces ¿para que lo iban a hacer si se iban a echar para atrás? “.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que el documento no se apruebe, Camarero sostuvo que “se acabó el tiempo de la buena onda, nuestro abogado les dio un plazo máximo de 15 días. La otra semana tiene que ser vox populi la habilitación, sino se va a complicar el panorama”.

Hasta el momento, la situación de los más de 7 mil concesionarios de kioscos y bufetes bonaerenses sigue igual, ya que las clases se encuentran suspendidas hasta el 30 de abril debido a las medidas establecidas por el Gobierno nacional para mitigar el gran avance de contagios de coronavirus.

Para paliar el impacto de las nuevas restricciones que regirán durante dos semanas, el Ejecutivo nacional dispuso el pago de un bono único de $15 mil para titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), la Asignación Universal por Embarazo y a los monotributistas de las categorías A y B.

Sin embargo, los kiosqueros no entran en la adjudicación de este beneficio, “porque se lo dan a las categorías más bajas y nosotros somos autónomos o estamos en niveles más altos”, señaló Mendivil quien agregó que “si las clases no vuelven, vamos a pedir un subsidio”.

Respecto a la realidad económica que atraviesan las 40 mil familias de toda la provincia, desde el inicio de la pandemia, Mendivil sostuvo que “hay compañeros que sacaron el crédito Tasa Cero pero ya no lo pueden pagar, otros tiene 6 empleados y no tienen con qué pagarles el sueldo”.

“Hasta el momento nos la rebuscamos con los ahorros que nos quedaban, con changas de pinturas, albañilería, vendiendo ropa, pero es desesperante porque muchos compañeros no tienen una entrada económica. No es que no tenemos trabajo, lo tenemos y no nos dejan laburar”, expresó el referente marplatense.

En torno a las pérdidas que sufrieron por no poder abrir durante todo el año pasado, Camarero aseguró que “nos llevaría 36 meses de trabajo recuperar lo perdido en 2020 siempre y cuando trabajemos en un kiosco en escuela de turno simple, con mil alumnos. Ahora hay que comprar mercadería y tenemos que desembolsar como mínimo $400 mil”.

 223 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Clases presenciales: en qué municipios bonaerenses siguen y en cuáles se suspenden

La medida anunciada por el gobernador Axel Kicillof llegó a todos los establecimientos educativos de la provincia. Los detalles. Este viernes los establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires recibieron la notificación oficial de la suspensión de las clases presenciales para 40 municipios del AMBA hasta el 30 de abril, tal como informó […]
error: Content is protected !!