Gobierno prorroga la concesión de la Hidrovía

A días de vencer el mayor contrato de obra pública de los últimos 25 años –el dragado y balizamiento de los ríos De la Plata y Paraná, a cargo de Hidrovía SA– el Gobierno decidió extender la concesión en principio por 90 días. «Esta prestación se efectuará con carácter precario y podrá ser revocada, en cualquier momento», aclara la resolución a la que accedió Ámbito.

«Instrúyese al actual concesionario la continuidad del Contrato de Concesión de obra pública por peaje para la modernización, ampliación, operación, y mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y redragado y mantenimiento de la Vía Navegable Troncal aprobado por el Decreto Nº 253/95 con sus actos modificatorios y complementarios, desde la terminación del plazo contractual y por el término de NOVENTA (90) días», cita la normativa.

Además aclara que esta decisión puede ser revocada «sin que se genere derecho subjetivo, derecho en expectativa o precedente invocable alguno a favor del operador ni reconocimiento de suma alguna por la eventual revocación anticipada al plazo previsto».

Hasta hace horas, no se sabía si las empresas que integran el concesionario (la belga Jan De Nul, a cargo de conservar las profundidades y anchos de los canales; y la local Emepa, que realiza el balizamiento) seguirian operando.

Desde el Ministerio de Transporte habían señalado que “el 26 de abril se va a anunciar” cómo se sigue, pero la muerte del ministro Mario Meoni retrasó la decisión.

En el sector daban por hecho que al menos Jan De Nul continuará realizando el mantenimiento, con contratos temporales probablemente. Hay un frente operativo que resolver: el río es dinámico, la sedimentación es constante y el mantenimiento debe ser permanente porque, de lo contrario, los buques cargan menos sus bodegas y se encarecen los fletes, y porque es necesario garantizar la seguridad en la navegación y evitar accidentes.

Luego hay un frente político, y es la nula simpatía que genera Emepa y el empresario Gabriel Romero. Situación que obliga a resolver un problema administrativo: extender el contrato de Hidrovía SA implica continuar con Emepa en escena.

De haber existido una licitación –esta obra requiere un proceso de entre 12 y 18 meses– se podría haber contado con la asistencia de otros dragadores (belgas, holandeses o chinos). Hubo propuestas, no obstante. No prosperaron.

 247 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

La inscripción al REPRO II ya cuenta con más de 10.000 empresas

El encuentro fue encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada. El Gabinete económico se reunió hoy para analizar la marcha de los programas de apoyo para empresas y personas en el marco de la pandemia, y se anunció que […]
error: Content is protected !!