Tres personas fueron condenadas por fabricar y comercializar barbijos truchos del Conicet

Tres personas fueron condenadas este jueves a dos años de prisión por fabricar, distribuir y comercializar barbijos que imitaban a los desarrollados por el CONICET, las mascarillas Atom Protect.

Los barbijos truchos no contaban con las propiedades protectoras del tapabocas original ni las medidas de seguridad exigidas por la ANMAT.
Los barbijos truchos no contaban con las propiedades protectoras del tapabocas original ni las medidas de seguridad exigidas por la ANMAT.

Mediante un juicio abreviado, en el que los imputados aceptaron la responsabilidad y reconocieron los hechos, la Justicia porteña estableció penas de dos años de prisión en suspenso por los delitos de estafa, fraude a la administración pública y violación a las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

La causa se había iniciado de oficio cuando el fiscal Rolero Santurián, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, tomó conocimiento de la venta de barbijos truchos Atom Protect y llamó a declaración testimonial a la gerenta de la empresa fabricante de los barbijos del CONICET, que se constituyó como denunciante en la causa y aportó información respecto de los procedimientos de elaboración y distribución de los productos originales.

La investigación, que estuvo a cargo del Cuerpo de Investigaciones Judiciales y la División Delitos Informáticos Complejos y Operaciones Especiales de la Policía de la Ciudad, pudo determinar la existencia de una red dedicada a la fabricación, almacenamiento, distribución y venta de barbijos apócrifos de características visuales similares a los de la firma “ATOM PROTECT” con la leyenda trucha en el envoltorio “desarrollo conjunto Conicet”, pero que no contaban con las propiedades protectoras del barbijo original ni las medidas de seguridad exigidas por la ANMAT, ni con la autorización de dicho organismo.

En este contexto, el 3 de junio se realizaron 11 allanamientos en Ciudad y Provincia de Buenos Aires en los que se secuestraron más de 50.000 barbijos apócrifos, además de maquinaria y materia prima para su producción.

Además de los dos años de prisión en suspenso, la condena dictada por el juez Carlos Aostri, titular del Juzgado PCyF 19, establece que los imputados deberán cumplir normas de conducta y responder a los requerimientos judiciales.

 223 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Cultura Solidaria: confirman el abono de una tercera cuota

El beneficio para los trabajadores culturales será nuevamente de 15 mil pesos. Son 1.263 trabajadoras/es de la cultura de la provincia que ya recibieron los primeros 30 mil pesos cada uno (en dos cuotas). Esta semana se oficializó el anuncio referido al pago de una tercera cuota correspondiente al Apoyo […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: