Verdurazo de la UTT en la plaza de Necochea

Lo que tenemos para decir desde la base de Necochea Quequén

Hemos escuchado muchas veces la frase “Aca en argentina, provincia de Buenos Aires, tiras una semilla y crece”,  una frase que además de ser falsa, oculta y desvaloriza el trabajo y el conocimiento de quienes trabajamos la tierra.

En argentina 200 mil trabajadores/as de la tierra poseen tan sólo el 13% de la misma, a la par que producen más del 60% de los alimentos. Acá en Argentina, no hubo reforma agraria, y no hay acceso a la tierra para quienes realmente producen alimentos para el pueblo.

Porque hay que preguntarse ¿Quién produce los alimentos que comemos? Y ¿En qué condiciones se produce?. Nosotros desde la UTT siempre decimos “Somos el otro campo, el campo que alimenta y hay muchisimos compañeros y compañeras que la estan pasando mal.

Aca entre Necochea y quequen trabajamos 25 familias un total de mas de 60 personas que abastecemos mas del %50 de las verduras que se venden en Necochea. Decimos que hay compañeres que la estan pasando mal, porque la mayoría no es propietario de la tierra que produce, porque dar de comer al pueblo tiene un costo enorme para nuestros bolsillos. La gran mayoria de nuestras familias alquila o trabaja a porcentaje en las quintas. El alquiler de la tierra acá vale entre 5 y 7 mil pesos la hectárea, y las quintas cuentan con casa (no siempre en condiciones dignas). La mayoría trabajamos alrededor de 5 hectáreas aproximadamente lo que seria alrededor de 32,500  pesos de alquiler por mes fijos.  

Al gasto del alquiler de la tierra hay que sumarle todos los insumos y recursos necesarios para producir, que son en dolares, principalmente las semillas y plantines, que por ahora solamente podemos comprar en mar del plata. Los insumos que nosotras producimos para fertilizar, tratar plagas, hongos e insectos, no son tan caros como los agrotóxicos que utilizan quienes no están en transición, pero aún así demandan tiempo y dedicación que se suma a nuestras extensas jornadas de trabajo de alrededor de 12 horas.

Otro problema derivado de alquilar es que los alquileres son de 2años como mucho, lo cual no permite poder hacer inversiones en invernaderos, porque sabes que si no te renuevan el contrato,  te tenes que ir y no podes llevártelo. Hoy armar un invernadero con capacidad productiva de 20 x 70 metros aprox cuesta cerca de un millón de pesos. A eso hay que sumarle los sistemas de riego adentro del invernadero y en el campo, tambien altas facturas de luz por el uso de las bombas de agua, el costo de alquilar maquinas, arreglarlas, porque acceder a creditos para su compra no es algo de lo que dispongamos.

Algunos quizás pensaran, eeeh, pero son los costos que lleva emprender. Y si, claro que emprender tiene sus costos, pero en nuestro caso si nosotrxs paramos de producir, desavastecemos la ciudad, aumentan los precios porque si o si tienen que traer el alimento de otras ciudades y eso es un gasto enorme, con esto queremos decir: nosotras, los y las trabajadoras de la tierra subsidiamos con nuestro trabajo el alimento del pueblo. Decimos que subsidiamos porque con nuestro trabajo, ganancias y producción brindamos acceso al alimento fresco y sano al pueblo.

No se tienen tampoco en cuenta las adversidades del tiempo y la inexistencia de un seguro que nos cubra las perdidas: heladas, hongos, sequías, exceso de agua, plagas, granizo, liebres, hormigas y la posibilidad de perder toda la producción.

 5 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

"Va a ser un Precios Cuidados mucho más amplio, con más del doble de productos"

Desde este miércoles entra en vigencia una resolución para que los valores de productos de consumo masivo vuelvan al estipulado para el primer día del […]
error: Content is protected !!