Guardavidas. A partir del 15 de noviembre

Se extenderá hasta el 15 de abril. Pretenden mantener los puestos desde Karamawi hacia el Oeste. Construcción de más refugios e incorporación de otra camioneta

El Ejecutivo y la Asociación de Guardavidas de Necochea-Quequén acordaron que la cobertura de las playas en la temporada que se avecina se cumplimentará entre el 15 de noviembre y el 15 de abril del año entrante.

En principio el gremio había planteado adelantar el inicio de la actividad para el 1º de noviembre y finalizarla el 31 de marzo, argumentando que es un periodo en el que más gente concurre a la playa, y que el año venidero las clases empezarán el 2 de marzo, aunque desde el municipio se pidió atrasarlo unos días, para organizar los elementos de trabajo.

La extensión de cinco meses de actividades se fundamenta en la vigente Ley nacional 27.115, y esta vez el cierre de la labor de los guardavidas coincidirá con el Viernes Santo de 2022.

El diagrama de cobertura inicial será reducido, con unos 90 guardavidas divididos en dos turnos, que en el caso de Necochea contempla puestos en el sector de la escollera, a la altura de avenida 75; desde allí hasta el sector de “El caño” un control cada 200 metros; y tres más a la altura del camping Miguel Lillo y los parajes Kabryl y Karamawi, respectivamente.

Por su parte a partir del 1º de diciembre de este año se sumarán guardavidas en el paraje Puente Blanco del río Quequén y paraje Las Cascadas; desde el 15 de diciembre se sumará la de Costa Bonita y desde el 1º de enero se sumará la cobertura en el balneario Los Angeles.

Puestos en análisis

Recientemente el propio intendente Arturo Rojas anunció que el próximo verano no se cobrará a los vehículos que bajen a playa necochense, con lo cual quedarían anulados los puestos que funcionaran el año pasado –solventados por el cobro de las obleas-, sobre todo los tres desde Karamawi hacia los campings sindicales. A ellos se sumaban los ubicados a la altura de la calle 71 y 63.

Sobre el tema el titular de los guardavidas, Pablo Suárez, afirmó que “entendemos que es necesario mantener esos puestos pues la concurrencia de la gente a la playa va en notable crecimiento hacia allí”, y reveló que “los de la 71 y 63 se mantendrían esta temporada y estamos viendo de acordar aunque más no sea un puesto en la zona hasta los campings o seguir con los tres puestos pero en horario reducido. Esto a partir de enero”.

Pedido de nuevos refugios

Más allá del material de trabajo (radios, torres y elementos de flotabilidad) que se debe reponer cada verano, desde el gremio se solicitó la construcción de refugios nuevos a la altura de avenida 79; en 75, 87, en la zona del Kabryl y del caño, respectivamente. Comodidades de no menos de 2 por 3 metros, que permitan refugiarse los días desapacibles y guardar el material de trabajo.

En cuanto a las comodidades en ese sentido, ante el plan de demoler la antigua construcción circular de la zona del Neptuno en el marco de la licitación del parador Sunset, se planteará usarlo este verano o que se construya uno nuevo en la arena.

Por su parte la base de operaciones en la próxima temporada regresará a las instalaciones actuales de la Secretaría de Turismo (2 y 87), donde se proyecta construir en el futuro una comodidad más amplia donde se guarden las camionetas, la moto de agua y otros elementos.

En lo que respecta a los vehículos que complementan  la labor de los guardavidas, este año el Ejecutivo proyecta disponer de tres camionetas en la playa de Necochea (el año pasado fueron dos) y una en la de Quequén.

La sala de primeros auxilios el año pasado funcionó en el balneario Polo Ranch, que ahora fue concesionado, por lo que se estima que esta vez se dispondrá en el Tarsis (83 y 2) o en 87 y 2.

Fuera de las cuestiones operativas el gremio ha planteado, en el marco de las paritarias, una corrección en el pago de la antigüedad y el recupero de un 8% por tarea riesgosa, que se resignara en años anteriores. Para esto hay que reformar la respectiva ordenanza que regula la actividad.

En el plantel actual de guardavidas hay una decena de mujeres, siendo todos empleados del municipio, excepción de los balnearios privados, aunque a medida que se van renovando las concesiones, la idea es que los custodios de las playas pasen a ser municipales. ftte///https://elecos.com.ar/

 315 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Next Post

La UCR conmemora los 38 años del triunfo de Alfonsín y busca reivindicar su rol en Cambiemos

El acto, que se realizará en el microestadio de Ferro carril Oeste, es motorizado por el Comité de la UCR de la Provincia de Buenos Aires, […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: