Crecen los controles bromatológicos buscando evitar enfermedades producidas por los alimentos

La Voz Del Quequen

El área de Bromatología e Higiene municipal procedió al decomiso de un cerdo de alrededor de 80 kilos en uno de los controles realizados en las carnicerías de la ciudad. Relatando lo sucedido, el titular del espacio, José Luis Orofino, recomendó a la ciudadanía “no consumir productos de los que no tenemos el origen real”

Días atrás, según la crónica de un informe emitido por la propia Municipalidad de Necochea, personal de la Dirección de Bromatología e Higiene decomisó una media res porcina, por falta del sello correspondiente y los controles adecuados, en una carnicería ubicada en la Avenida 75.

Relatando lo ocurrido y brindando recomendaciones para los consumidores, José Luis Orofino, quien lidera el área de la comuna, indicó en el aire de la FM Vinilo 103.5 MHz, que, en el marco de los controles cotidianos del personal a su cargo, “nos surge la presencia de un cerdo de alrededor de 80 kilogramos que no estaba sellado ni, mucho menos, revisado por un veterinario, esto significa que fue una faena clandestina o en una quinta”, resumió.

Aunque “se hicieron los análisis de triquina, evidentemente la carne no era apta para el consumo por el hecho de que no venía con un visado profesional”, agregó, explicando que, “automáticamente, se realizó el decomiso y la desnaturalización de la mercadería en la Barraca Marmetto”.

Con respecto a los operativos, el médico veterinario señaló que en la época de verano se implementan mayores controles en lo relativo “al corte de la cadena de frío, tratando de evitar que se apaguen las heladeras o tengamos un problema en cuanto a la temperatura de lácteos y demás”, realizando el secuestro de “mercaderías con temperaturas no aptas, vencidas o con mala forma de presentación, por ejemplo, latas aboyadas”.

Aprovechando la oportunidad, el titular del área bromatológica habló en Voces de la Ciudad acerca de un caso que conmovió al país, al conocerse la muerte de un niño de 8 años que contrajo botulismo en la localidad misionera de Comandante Andresito, el tercer deceso registrado en los últimos tres días entre los miembros de una misma familia que había consumido chacinados caseros.

“Es una enfermedad provocada por una bacteria, el Clostridium, que tiene dos cepas: la primera es la del botulismo y la segunda la del tétano”, especificó Orofino, advirtiendo que “llega mucho en embutidos, conservas o mieles, por un mal manejo del envasado”, y recomendó “no consumir productos de los que no tenemos el origen real” ya que “el botulismo es peligrosísimo porque trae enfermedades neuronales, respiratorias y muerte”.

 31 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Con una inversión de 6 millones de dólares, Sitio 0 duplicó su capacidad de carga

La firma adquirió una segunda cinta transportadora que se suma a la original, con la que estuvo operando en estos primeros seis años de vida. […]
error: Content is protected !!