Biógrafo de estrellas

Cada tanto, Mario Gallina nos da ese placer enorme de recorrer, gracias a su pluma gentil y documentada, la vida de una figura artística de gran renombre, se llamen Lolita Torres, Osvaldo Miranda o Alfredo Alcón.

Lejos de dormirse en viejos laureles, días pasados desde la mismísima escenografía de Brujas, en el teatro Multitabaris, y con la presencia de la protagonista de su nueva biografía, presentó Thelma Biral, historia de una actriz.

De Margarita Xirgu, clave en su formación inicial, al encuentro romántico y empresarial con Titino Pedemonte, con quien armó una familia; desde sus comienzos en Montevideo a sus éxitos rotundos de este lado del Río de la Plata en teatro, cine y TV hasta el presente, no falta nada.

“Yo no produzco tumultos, salvo en la boletería”, dice ella sobre el final del libro para hacer notar que llevó su vida privada discreta y sin escándalos. Es parte de un monólogo -porque casi se la escucha- que respira franqueza y cero divismo, lo que la hace más auténtica.

Miramarense de cuna y de por vida, con sus minuciosos libros, Gallina, historiador e investigador del cine y del teatro argentinos, le da vuelta y media a Wikipedia, y es decididamente más confiable y divertido.

Cada tanto, Mario Gallina nos da ese placer enorme de recorrer, gracias a su pluma gentil y documentada, la vida de una figura artística de gran renombre, se llamen Lolita Torres, Osvaldo Miranda o Alfredo Alcón.Lejos de dormirse en viejos laureles, días pasados desde la mismísima escenografía de Brujas, en el teatro Multitabaris, y con la presencia de la protagonista de su nueva biografía, presentó Thelma Biral, historia de una actriz.De Margarita Xirgu, clave en su formación inicial, al encuentro romántico y empresarial con Titino Pedemonte, con quien armó una familia; desde sus comienzos en Montevideo a sus éxitos rotundos de este lado del Río de la Plata en teatro, cine y TV hasta el presente, no falta nada.“Yo no produzco tumultos, salvo en la boletería”, dice ella sobre el final del libro para hacer notar que llevó su vida privada discreta y sin escándalos. Es parte de un monólogo -porque casi se la escucha- que respira franqueza y cero divismo, lo que la hace más auténtica.Miramarense de cuna y de por vida, con sus minuciosos libros, Gallina, historiador e investigador del cine y del teatro argentinos, le da vuelta y media a Wikipedia, y es decididamente más confiable y divertido.

 81 total views,  11 views today

Deja una respuesta

Next Post

¿Son o no hijas de Diego Maradona? Los resultados del ADN de Eugenia Laprovittola y Magalí Gil

La espera terminó y, finalmente, se conocieron los resultados de ADN de Eugenia Laprovittola y Magalí Gil, que buscaban saber si eran hijas de Diego […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: