Malestar e incomodidad en el oficialismo de la provincia tras la represión policial a docentes

Cuando, este miércoles, los docentes y estudiantes del Instituto Superior de Formación Docente N°103, de Lomas de Zamora, intentaron llevar su protesta al Puente La Noria, la policía bonaerense les cortó el paso a fuerza de balas de goma y gases lacrimógenos. Venían de sufrir, el día anterior, un intento de robo por parte de ocho delincuentes que los amenazaron con armas y trataron de llevarse una moto. Reclamaban seguridad.

Axel Kicillof busca fortalecer su rol federal, a distancia de Alberto Fernández

La represión derivó en un saldo de tres detenidos y manifestantes heridos, derivó en un paro que dejó sin clases las escuelas de Lomas de Zamora este jueves y provocó una oleada de críticas. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, informó que abrió una investigación y que atenderá los reclamos “legítimos” de la comunidad educativa.

“El Ministerio de Seguridad inició el proceso de investigación correspondiente para determinar responsabilidades con respecto a lo ocurrido, porque estamos convencidos de que son hechos que no tienen que ocurrir. Por otro lado, nos estamos ocupando de dar respuesta a cada uno de los reclamos expresados por la comunidad educativa que son, desde ya, legítimos“, afirmó Kicillof este jueves por la tarde. Añadió que dialogó con “el ministro de Seguridad, el jefe de Gabinete, representantes de los docentes y todos los sectores involucrados”.

Kicillof blanqueó, de ese modo, que los cuestionamientos se dirigieron al ministro de Seguridad, Sergio Berni, por el accionar de la policía bonaerense; y al jefe de Gabinete provincial, Martín Insaurralde, el jefe político de Lomas de Zamora.

Antes de la reacción del gobernador, hubo una catarata de críticas políticas de oficialistas y opositores. Juan Grabois apeló a la ironía contra Insaurralde. Están en veredas opuestas por el control de los planes sociales, que el lomense quisiera ver en manos de los intendentes, como busca el cristinismo. “Querido Martín Insaurralde: la tradición intendentil argentina es ejemplo mundial de transparencia, trabajo honrado y lucha contra el clientelismo. Nunca una coima, nunca un puntero, nunca una zona liberada ni un narco”, lo criticó vía Twitter.

“Si no podés controlar tu propia tropa…no sé. Fijate. Convirtamos los palos en trabajo, educación y paz social. Ahora… ¿No estaría bueno que empieces por controlar el gabinete del que sos jefe?, ¿o el verdadero jefe es el ‘Generalísimo Berni’?. ¿Cómo es que en tu municipio la jauría les pega a los alumnos y docentes que reclaman… seguridad? Creo que han encontrado la solución al gran problema del descontrol de los malévolos movimientos sociales, la solución a la pobreza estructural y a la creación de trabajo genuino”, apuntó Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

Querido @minsaurralde: la tradición intendentil argentina es ejemplo mundial de transparencia, trabajo honrado y lucha contra el clientelismo. Nunca una coima, nunca un puntero, nunca una zona liberada ni un narco. pic.twitter.com/T7gbntTj0F

— Juan Grabois (@JuanGrabois) June 23, 2022

Las primeras repercusiones se habían generado en el ámbito gremial. Las delegaciones lomenses de Suteba y de la FEB -los dos gremios docentes más representativos de la provincia de Buenos Aires- convocaron a un paro, que se concretó hoy. “Desde Suteba, seguimos sosteniendo por siempre el no a la violencia institucional, la vigencia del derecho a la educación, que las escuelas sean lugares de aprendizaje y cuidados, y el derecho de los trabajadores y comunidades a manifestarse”, indicó ayer, en un comunicado, el Consejo Directivo de Lomas de Zamora del sindicato que, a nivel bonaerense, conduce Roberto Baradel. “Paro de 24 horas en todas las escuelas de Lomas de Zamora”, completó la seccional gremial.

“La policía bonaerense, en otro claro episodio de violencia institucional, reprimió una legítima movilización que exigía seguridad, poniendo en riesgo la integridad física de jóvenes estudiantes y docentes que se manifestaban por mejores condiciones para enseñar y aprender, defendiendo así el derecho social a la educación”, protestó en un comunicado la conducción bonaerense de Suteba.

Potenciar Trabajo: una por una, con cuántos beneficiarios de planes sociales cuenta cada organización

A su vez, la FEB de Lomas de Zamora indicó: “Este accionar de la policía traspasó un límite que no podemos permitir. Por tal motivo, el día de mañana [por este jueves] convocamos a un paro en todas las escuelas de Lomas de Zamora. El derecho a manifestarse es un derecho constitucional y no se negocia”.

Por su parte, Juntos por el Cambio activó repudios a nivel distrital y provincial. En Lomas de Zamora, con el sello “Unidos por Lomas en Juntos”, que tiene como principal referente al exjefe de Gabinete lomense Guillermo Viñuales, la fuerza indicó: “Repudiamos la represión innecesaria y fuera de lugar del gobierno local y provincial, y nos sumamos al reclamo válido de seguridad para la institución y todo Lomas de Zamora. La educación hoy está de luto”.

En lo provincial, el jefe del bloque en el Senado bonaerense, Christian Gribaudo, presentó un pedido de informes para que el ministro Berni “aclare los hechos de violencia y represión ejercida por la policía bonaerense”. El senador Gribaudo subrayó: “Kicillof y su ministro Berni, en vez de escuchar el reclamo, respondieron con mayor violencia, reprimiendo con balas de goma a muchos docentes y alumnos”.

En el peronismo, la represión policial también generó repudio. El PJ de Quilmes, que conduce la intendenta Mayra Mendoza, referente de La Cámpora, se solidarizó “con quienes fueron dobles víctimas, primero de un robo violento y, luego, de una brutal represión”, y sostuvo que “siempre se debe exigir a las autoridades judiciales y políticas que se esclarezcan estos hechos”. La Cámpora es una agrupación aliada a Insaurralde (en la intendencia de Lomas lo reemplaza Marina Lesci, de buena sintonía con el camporismo).

En medio de la polémica que generó la represión a docentes y estudiantes, Insaurralde se puso del lado de los manifestantes y condenó el accionar policial. “Como jefe de Gabinete de la Provincia, condeno la violencia contra estudiantes y docentes de Fiorito que exigían -con toda razón- mayor seguridad”, aseveró.

Cuando, este miércoles, los docentes y estudiantes del Instituto Superior de Formación Docente N°103, de Lomas de Zamora, intentaron llevar su protesta al Puente La Noria, la policía bonaerense les cortó el paso a fuerza de balas de goma y gases lacrimógenos. Venían de sufrir, el día anterior, un intento de robo por parte de ocho delincuentes que los amenazaron con armas y trataron de llevarse una moto. Reclamaban seguridad.Axel Kicillof busca fortalecer su rol federal, a distancia de Alberto FernándezLa represión derivó en un saldo de tres detenidos y manifestantes heridos, derivó en un paro que dejó sin clases las escuelas de Lomas de Zamora este jueves y provocó una oleada de críticas. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, informó que abrió una investigación y que atenderá los reclamos “legítimos” de la comunidad educativa.“El Ministerio de Seguridad inició el proceso de investigación correspondiente para determinar responsabilidades con respecto a lo ocurrido, porque estamos convencidos de que son hechos que no tienen que ocurrir. Por otro lado, nos estamos ocupando de dar respuesta a cada uno de los reclamos expresados por la comunidad educativa que son, desde ya, legítimos“, afirmó Kicillof este jueves por la tarde. Añadió que dialogó con “el ministro de Seguridad, el jefe de Gabinete, representantes de los docentes y todos los sectores involucrados”.Kicillof blanqueó, de ese modo, que los cuestionamientos se dirigieron al ministro de Seguridad, Sergio Berni, por el accionar de la policía bonaerense; y al jefe de Gabinete provincial, Martín Insaurralde, el jefe político de Lomas de Zamora.Antes de la reacción del gobernador, hubo una catarata de críticas políticas de oficialistas y opositores. Juan Grabois apeló a la ironía contra Insaurralde. Están en veredas opuestas por el control de los planes sociales, que el lomense quisiera ver en manos de los intendentes, como busca el cristinismo. “Querido Martín Insaurralde: la tradición intendentil argentina es ejemplo mundial de transparencia, trabajo honrado y lucha contra el clientelismo. Nunca una coima, nunca un puntero, nunca una zona liberada ni un narco”, lo criticó vía Twitter.“Si no podés controlar tu propia tropa…no sé. Fijate. Convirtamos los palos en trabajo, educación y paz social. Ahora… ¿No estaría bueno que empieces por controlar el gabinete del que sos jefe?, ¿o el verdadero jefe es el ‘Generalísimo Berni’?. ¿Cómo es que en tu municipio la jauría les pega a los alumnos y docentes que reclaman… seguridad? Creo que han encontrado la solución al gran problema del descontrol de los malévolos movimientos sociales, la solución a la pobreza estructural y a la creación de trabajo genuino”, apuntó Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).Querido @minsaurralde: la tradición intendentil argentina es ejemplo mundial de transparencia, trabajo honrado y lucha contra el clientelismo. Nunca una coima, nunca un puntero, nunca una zona liberada ni un narco. pic.twitter.com/T7gbntTj0F— Juan Grabois (@JuanGrabois) June 23, 2022Las primeras repercusiones se habían generado en el ámbito gremial. Las delegaciones lomenses de Suteba y de la FEB -los dos gremios docentes más representativos de la provincia de Buenos Aires- convocaron a un paro, que se concretó hoy. “Desde Suteba, seguimos sosteniendo por siempre el no a la violencia institucional, la vigencia del derecho a la educación, que las escuelas sean lugares de aprendizaje y cuidados, y el derecho de los trabajadores y comunidades a manifestarse”, indicó ayer, en un comunicado, el Consejo Directivo de Lomas de Zamora del sindicato que, a nivel bonaerense, conduce Roberto Baradel. “Paro de 24 horas en todas las escuelas de Lomas de Zamora”, completó la seccional gremial.“La policía bonaerense, en otro claro episodio de violencia institucional, reprimió una legítima movilización que exigía seguridad, poniendo en riesgo la integridad física de jóvenes estudiantes y docentes que se manifestaban por mejores condiciones para enseñar y aprender, defendiendo así el derecho social a la educación”, protestó en un comunicado la conducción bonaerense de Suteba.Potenciar Trabajo: una por una, con cuántos beneficiarios de planes sociales cuenta cada organizaciónA su vez, la FEB de Lomas de Zamora indicó: “Este accionar de la policía traspasó un límite que no podemos permitir. Por tal motivo, el día de mañana [por este jueves] convocamos a un paro en todas las escuelas de Lomas de Zamora. El derecho a manifestarse es un derecho constitucional y no se negocia”.Por su parte, Juntos por el Cambio activó repudios a nivel distrital y provincial. En Lomas de Zamora, con el sello “Unidos por Lomas en Juntos”, que tiene como principal referente al exjefe de Gabinete lomense Guillermo Viñuales, la fuerza indicó: “Repudiamos la represión innecesaria y fuera de lugar del gobierno local y provincial, y nos sumamos al reclamo válido de seguridad para la institución y todo Lomas de Zamora. La educación hoy está de luto”.En lo provincial, el jefe del bloque en el Senado bonaerense, Christian Gribaudo, presentó un pedido de informes para que el ministro Berni “aclare los hechos de violencia y represión ejercida por la policía bonaerense”. El senador Gribaudo subrayó: “Kicillof y su ministro Berni, en vez de escuchar el reclamo, respondieron con mayor violencia, reprimiendo con balas de goma a muchos docentes y alumnos”.En el peronismo, la represión policial también generó repudio. El PJ de Quilmes, que conduce la intendenta Mayra Mendoza, referente de La Cámpora, se solidarizó “con quienes fueron dobles víctimas, primero de un robo violento y, luego, de una brutal represión”, y sostuvo que “siempre se debe exigir a las autoridades judiciales y políticas que se esclarezcan estos hechos”. La Cámpora es una agrupación aliada a Insaurralde (en la intendencia de Lomas lo reemplaza Marina Lesci, de buena sintonía con el camporismo).En medio de la polémica que generó la represión a docentes y estudiantes, Insaurralde se puso del lado de los manifestantes y condenó el accionar policial. “Como jefe de Gabinete de la Provincia, condeno la violencia contra estudiantes y docentes de Fiorito que exigían -con toda razón- mayor seguridad”, aseveró.

 25 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Next Post

A pesar de un gesto conciliador de Guillermo Lasso, la protesta indígena intentó tomar el Congreso

QUITO.– Presionado por una protesta de casi dos semanas de indígenas que hoy intentó tomar el Congreso antes de ser dispersada por la policía, el […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: