Tras la exportación más alta del año, nada justifica seguir restringiendo a la carne vacuna

Con los datos publicados la última semana por el Indec, se confirmó que en junio pasado las exportaciones de carne resultaron las más altas del año tanto en volumen como en valor. En efecto, se exportaron 71.337 toneladas de cortes equivalentes res con hueso, más 8783 huesos de despostada con carne. Los valores totales resultaron en US$314,7 millones y US$18,6 millones respectivamente. En total, fue un 17,3% por encima del promedio facturado en los primeros cinco meses del año.

Al analizar el valor por tonelada exportado peso producto sin considerar hueso de despostada alcanzó un promedio US$6618, similar al promedio de los cinco meses previos.

Exposición Rural de Palermo: los regresos, las ausencias y las sorpresas que marcan agenda

China nuevamente resultó el destino casi excluyente del volumen exportado con 37.838 toneladas peso producto, sin incluir hueso participando con el 79,6% sobre el total de esas categorías. Cuando se incluyó el hueso se suman 8775 toneladas más.

Para comprender el crecimiento de las exportaciones, se presenta el siguiente gráfico que refleja el volumen en toneladas equivalente res sin hueso, sin incluir la exportación de hueso de la despostada y así evitar sumarlo dos veces, error que sigue sosteniendo innecesariamente el MAGPyA.

Para finalizar y, partiendo de la oferta generada por la faena del mes de junio publicada por el MAGPyA y dividido por el nuevo dato de población publicado por el Indec (1,3 millones de habitantes más), el consumo aparente del mes de junio alcanzó los 49 kg/habitantes/año.

Versiones encontradas dentro del Gobierno sobre una medida para darle un mejor dólar al campo

Como conclusión, cabe destacar que la cadena de ganados y carnes está en condiciones de sostener niveles de oferta de carne al mercado interno que no justifican, de modo alguno, seguir restringiendo las exportaciones como lo ha estado haciendo el Gobierno con los siete cortes prohibidos. Medida que, además de restringir exportaciones en momentos de valores internacionales excelentes que paralelamente encuentra a un mercado interno que no posee la capacidad de compra mínima necesaria para sostener el crecimiento y competitividad de la ganadería.

El autor es consultor ganadero

Con los datos publicados la última semana por el Indec, se confirmó que en junio pasado las exportaciones de carne resultaron las más altas del año tanto en volumen como en valor. En efecto, se exportaron 71.337 toneladas de cortes equivalentes res con hueso, más 8783 huesos de despostada con carne. Los valores totales resultaron en US$314,7 millones y US$18,6 millones respectivamente. En total, fue un 17,3% por encima del promedio facturado en los primeros cinco meses del año.Al analizar el valor por tonelada exportado peso producto sin considerar hueso de despostada alcanzó un promedio US$6618, similar al promedio de los cinco meses previos.Exposición Rural de Palermo: los regresos, las ausencias y las sorpresas que marcan agendaChina nuevamente resultó el destino casi excluyente del volumen exportado con 37.838 toneladas peso producto, sin incluir hueso participando con el 79,6% sobre el total de esas categorías. Cuando se incluyó el hueso se suman 8775 toneladas más.Para comprender el crecimiento de las exportaciones, se presenta el siguiente gráfico que refleja el volumen en toneladas equivalente res sin hueso, sin incluir la exportación de hueso de la despostada y así evitar sumarlo dos veces, error que sigue sosteniendo innecesariamente el MAGPyA.Para finalizar y, partiendo de la oferta generada por la faena del mes de junio publicada por el MAGPyA y dividido por el nuevo dato de población publicado por el Indec (1,3 millones de habitantes más), el consumo aparente del mes de junio alcanzó los 49 kg/habitantes/año.Versiones encontradas dentro del Gobierno sobre una medida para darle un mejor dólar al campoComo conclusión, cabe destacar que la cadena de ganados y carnes está en condiciones de sostener niveles de oferta de carne al mercado interno que no justifican, de modo alguno, seguir restringiendo las exportaciones como lo ha estado haciendo el Gobierno con los siete cortes prohibidos. Medida que, además de restringir exportaciones en momentos de valores internacionales excelentes que paralelamente encuentra a un mercado interno que no posee la capacidad de compra mínima necesaria para sostener el crecimiento y competitividad de la ganadería.El autor es consultor ganadero

 229 total views,  6 views today

Deja una respuesta

Next Post

Impotencia del kirchnerismo por el fracaso de los cambios que impulsó en la Justicia

El video que difundió Cristina Kirchner la semana pasada con una durísima diatriba contra la Corte Suprema fue un síntoma de la impotencia que hoy […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: