Con Moyano a la cabeza, todo el sindicalismo K marchó contra empresarios por «desestabilizar»

Un acto en la 9 de Julio unió a Camioneros, bancarios, CTA de los Trabajadores y piqueteros leales a Cristina.

El sindicalismo más cercano a Cristina de Kirchner, con Pablo Moyano como principal exponente, se movilizó ayer para recordar a Eva Perón en un nuevo aniversario de su muerte y apuntó contra los sectores concentrados de la economía, como grupos del agro, de las finanzas, los medios de comunicación y los formadores de precios, como responsables de un aparente plan de desestabilización contra el Gobierno. En paralelo, y sin hacer foco en grupos empresariales puntuales, la CGT hizo su propia evocación a puertas cerradas y llamó en forma genérica a “interpelar a la política” para poner freno a la inflación.

De este modo el sindicalismo tradicional selló en público las diferencias que mantienen en el plano político y que tienen su correlato en la estrategia de administración de la protesta social. De hecho cada acto contó con el soporte de espacios piqueteros: el de Moyano, la Corriente Federal y la CTA de los Trabajadores, con las organizaciones sociales minoritarias que se referencian en la vicepresidenta; el de la CGT, con los dirigentes que son funcionarios del Gobierno.

El encuentro de mayor impacto fue el que se desplegó a lo largo de la avenida 9 de Julio y que culminó en su intersección con Belgrano, frente al Ministerio de Desarrollo Social. Allí, miles de manifestantes nucleados en el Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona), que lideran los Moyano y Mario Manrique, número dos del gremio de mecánicos (Smata) se unieron en una “marcha de antorchas” a los de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT, bancarios y curtidores, entre otros) y a los de la CTA-T, esencialmente estatales (ATE Capital Federal) y docentes, junto a un número destacado de espontáneos que se acercó con velas al escenario principal.

Si bien abarcó unas siete cuadras de la 9 de Julio, se trató de una convocatoria acotada para el historial de Camioneros en particular. No obstante sirvió para mostrar diferencias con la conducción tradicional de la CGT que optó por recluirse en la sede de Azopardo 802 y mostrar sólo cintura política para abordar la crisis ante sus bases. Los “gordos” y los “independientes” de la central obrera, referentes de sus gremios mayoritarios, optaron por diferir hasta el 17 de agosto la puesta en escena de su capacidad de movilización. En esa oportunidad se prevé que estarán Corriente Peronista Descamisados, Organización Peronismo Militante, Corriente Nacional Martín Fierro, Kolina (creada por Alicia Kirchner), Partido Piquetero, El documento leído frente a Desarrollo Social, bajo el monumento iluminado a Eva Perón que corona su fachada, desplegó críticas en duros términos a los sectores patronales. Llamó “banda de forajidos” a la Asociación Empresaria Argentina (AEA), tildó de “enemigos de la Patria” a los referentes agropecuarios que retienen su producción sin liquidarla y “extorsionan al pueblo”, y apuntó también al “partido judicial”, a los grandes medios de comunicación como La Nación y Clarín y de paso, a la dirigencia de Juntos por el Cambio. Culpó a esos espacios de tejer en conjunto un “plan de desestabilización política, económica y social” para impulsar un retorno de la oposición al gobierno y así, según dijeron los autores, imponer las reformas que no aplicó Mauricio Macri en su gestión.

Junto a los sindicatos del Fresimona y la CTA se encontraban organizaciones sociales como Corriente Peronista Descamisados, Organización Peronismo Militante, Corriente Nacional Martín Fierro, Kolina (creada por Alicia Kirchner) y el Partido Piquetero. Llamó la atención la ausencia de La Cámpora, la agrupación originalmente juvenil más leal a Cristina de Kirchner que rehúye las concentraciones de la CGT pero suele estimular las de sus sectores disidentes.

A las 17, en tanto, la central obrera realizó su propia conmemoración por el 70 aniversario del fallecimiento de Eva Perón. Héctor Daer, uno de los cosecretarios generales de la central, rechazó cualquier intento de aplicación de “políticas de shock” para el abordaje de la crisis económica. Dijo que ese tipo de medidas terminan “con todos más pobres, y después ven cómo resuelven los ingresos”. “No caigamos en esa corrida devaluatoria, especulatoria, porque ahí los que van a pagar son los más vulnerables, los jubilados y los trabajadores. Trabajemos para el 17 de agosto con esa Evita iluminada”, destacó en el discurso de cierre el gremialista de Sanidad ante un salón Felipe Vallese que lucía colmado de dirigentes.

 408 total views,  12 views today

Deja una respuesta

Next Post

Ultimo día para pagar monotributo

Será este miércoles 27 de julio, fecha otorgada para dar más tiempo a los pequeños contribuyentes para que puedan cumplir con sus obligaciones, luego de incorporados […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: