Dólar hoy: el blue y los financieros cayeron por debajo de los $300

Los rumores que rondaron en las últimas dos jornadas fueron confirmados ayer por la tarde: Sergio Massa es el nuevo “superministro” de Economía, Producción y Agricultura. En la última rueda de la semana, el mercado respondió con signos positivos: los dólares libres cayeron debajo de los $300, los títulos soberanos subieron 8% y el riesgo país perforó los 2400 puntos básicos.

No obstante, según explican los analistas, no todo es “efecto Massa”, ante la expectativa de un posible cambio en la política económica (algo que incluso se observó en el mercado de futuros). Hoy los activos locales también fueron ayudados por el buen clima a nivel internacional, la suba en las tasas de interés que ayer confirmó el Banco Central (BCRA) y el desarme de carteras en contado con liquidación (CCL) por las restricciones que estableció el Ejecutivo la semana pasada para operar cedears, obligaciones negociables y criptomonedas.

“El mercado respondió en forma positiva ante la llegada de Massa al nuevo superministerio de Economía. Cabe preguntar por qué el presidente de la Cámara de Diputados despertó algo de optimismo, una persona que incluso no está formada en economía. La clave está en entender que la crisis actual tiene dos dimensiones, una política y una de fundamentos macro. Estas dos facetas se retroalimentan, pero en este momento primaba más la incertidumbre política que el deterioro macro”, señaló Guido Lorenzo, director ejecutivo de LCG.

Silla caliente: los ministros de Economía que menos duraron en el cargo

Según el economista, Martín Guzmán no pudo encauzar el ajuste fiscal que exigía el Fondo Monetario Internacional (FMI), necesario “para ir saneando” los fundamentos macro. En cambio, Silvina Batakis no despertó confianza por la “desprolijidad en su llegada” y la falta de apoyo político. “Massa aparece como una opción de suficiente espalda política como para soportar presiones del Presidente, su gabinete y la vicepresidenta”, completó.

En ese escenario, en la calle porteña de Florida los arbolitos vendieron el dólar blue a $296, un retroceso de $18 frente al cierre previo (-6%). Si se observa el recorrido que realizó a lo largo de toda la semana, la cotización paralela del billete acumuló una caída de $42 (-14,1%), sobre todo por las fuertes bajas del lunes ($16), ayer ($12) y hoy. Aún así, terminó julio con un ascenso de $57 (+23,8%).

“Evidentemente la crisis, de fondo, es una en términos de decisiones políticas. Se está viendo que si hay una figura política de consenso, que pueda nuclear de alguna manera la toma de decisiones económicas, los precios de la economía -llámese, por ejemplo, dólares paralelos- pueden ajustar. El mercado esperaba una señal política, de fortaleza y de capacidad de toma de decisiones, que era lo que no estábamos viendo hasta el momento”, coincidió Fernando Casmusso, director de Rafaela Capital.

El tipo de cambio MEP, que permite a los argentinos dolarizarse mediante la compra-venta de bonos y sin cepo cambiario, apareció este viernes en pantalla a $276,60. Fue un descenso diario de más de $24 (-817%) y de casi $39 en la semana (-14%). Pero, al analizar el recorrido del mes, el salto fue de $28,6 (+11,5%).

Lo mismo sucedió con el dólar contado con liquidación (CCL), ya que se desinfló $33,60, hasta los $288,28 (-10,4%). Esta herramienta, que permite girar los dólares a una cuenta bancaria fuera de la Argentina de forma legal, se encontró $37 por debajo frente al cierre del viernes pasado. No obstante, en julio escaló $38 (+13,2%).

“El mercado está respaldando la designación de Massa e implícitamente también las próximas medidas que va a tomar, aún sin conocerlas. Representa un giro en las expectativas que se venían visualizando con la anterior ministra. Las perspectivas estaban muy deprimidas, dada la falta de manejo y respaldo político que tenía Batakis; así como por la falta de subas de interés del BCRA”, remarcó el economista Jorge Neyro.

Para el especialista, esos factores se dieron vuelta ayer. No solo se “reforzó la ejecutividad del área económica”, sino que también el Banco Central revirtió la quietud de las últimas dos semanas y “se puso a tono” con los niveles de inflación que viene esperando el mercado. Ahora, el foco está puesto en el equipo económico que conformará Massa y cómo maneja la cuestión cambiaria. “El Central no deja de perder reservas todas las semanas. Las medidas deberían estar orientadas a solucionar eso, porque sino los beneficios a corto plazo que estamos viendo no se van a poder sostener”, añadió.

Otro de los grandes desafíos que tendrá el nuevo ministro de Economía es achicar la brecha cambiaria. Hoy, el dólar oficial mayorista se ofreció a $131,27, una diferencia del 125% con el blue, la cotización libra más alta. Son niveles históricamente elevados. En la curva de dólar futuro, este viernes el mercado empezó a pricear que podría haber un salto del tipo de cambio.

En EE.UU. creen que el ascenso de Massa da un poco de aire, pero persisten las mismas dudas de siempre

“Si bien el precio del spot -financiero- está descomprimiendo, hoy los futuros están muy volados, del 2% promedio. Atención con esta situación, está cotizando 110% de tasa nominal anual, de devaluación implícita, y te vas a 150% de tasa efectiva anual. El mercado está diciendo que no tiene por qué posicionarse fuerte en la compra de MEP o Cable, sino que puede ser momento de tomar posiciones de cobertura, suponiendo que en la figura de Massa se va a encarnar un plan que involucra algún deslizamiento o salto discreto del tipo de cambio oficial. ¿Ocurrirá? No lo sabemos, pero el mercado de futuros se está cubriendo a término”, analizó Camusso.

En el Banco Nación, el dólar oficial minorista se vendió a $137,25. Aquellos argentinos que pueden acceder hasta los US$200 en el banco, a esa cotización deben agregarle un 30% de impuesto PAIS y otro 35% a cuenta de Ganancias: da como resultado un dólar “ahorro” de $226,46 . El dólar “tarjeta”, para pagar gastos en moneda extranjera, tiene un 75% de recargos impositivos. Es decir, se ubicó en los $240,18.

Riesgo país, debajo de los 2400

Mientras tanto, el riesgo país continuó la tendencia a la baja que presentó en la última semana y cedió otras 143 unidades, posicionándose en los 2395 puntos básicos (-5,6%). Fue el valor más bajo desde que Martín Guzmán salió del Ministerio de Economía, el sábado 2 de julio.

En detalle, antes de su renuncia, el índice elaborado por el JP Morgan se ubicaba en los 2374 puntos. Al día siguiente, con la llegada de Silvina Batakis al Palacio de Hacienda, saltó hasta los 2574. Frente la incertidumbre del devenir económico, el riesgo argentino no paró de escalar hasta el viernes pasado, cuando estuvo cerca de alcanzar la barrera de los 3000 puntos.

La caída de este indicador se debe a la suba que presentaron los títulos soberanos, que venían de precios mínimos desde que se reestructuró la deuda, en septiembre de 2020. Tras haber presentado alzas de hasta 14% en la jornada previa, hoy siguió la escalada: el Global 2046 ascendió 8,3%, seguido por el Bonar 2030 (+6,1%) y el Bonar 2035 (+5,6%).

Para los analistas, Massa deberá demostrar con hechos su “capital político” para tranquilizar la economía

“Hay varios factores que explican la suba que vienen experimentando los bonos en las últimas ruedas. Por un lado, los rumores de cambio de gabinete -confirmados en las últimas horas de ayer- y que el mercado, podemos decir, lo ve con ‘buenos ojos’. En concreto, generó cierta expectativa positiva y provocó el rebote de los bonos (aunque desde el subsuelo). Por otro lado, es real que estamos viendo algo de flujo de empresas que están desarmando cedears, obligadas por nuevas medidas, y que, como están más limitados en sus operaciones, ven atractivos los bonos”, explicó Emiliano Anselmi, team leader de Macroeconomía de Portfolio Personal de Inversiones (PPI).

El único indicador que no se sumó a los números en verde, fue el S&P Merval. Hoy la Bolsa porteña operó en las 122.528 unidades, una caída de 3,8% frente a la jornada previa. En el panel, las mayores variaciones negativas fueron para Central Puerto (-4,9%), el Banco Supervielle (-4,7%) y Cresud (-4,2%).

En cambio, las acciones argentinas que cotizan en la bolsa de Nueva York (ADR) operaron en alza. Los papeles de Edenor avanzaron un 7%, seguidos por los de YPF (+6,9%), Loma Negra (+6,5%) y Grupo Financiero Galicia (+5,6%).

Los rumores que rondaron en las últimas dos jornadas fueron confirmados ayer por la tarde: Sergio Massa es el nuevo “superministro” de Economía, Producción y Agricultura. En la última rueda de la semana, el mercado respondió con signos positivos: los dólares libres cayeron debajo de los $300, los títulos soberanos subieron 8% y el riesgo país perforó los 2400 puntos básicos.No obstante, según explican los analistas, no todo es “efecto Massa”, ante la expectativa de un posible cambio en la política económica (algo que incluso se observó en el mercado de futuros). Hoy los activos locales también fueron ayudados por el buen clima a nivel internacional, la suba en las tasas de interés que ayer confirmó el Banco Central (BCRA) y el desarme de carteras en contado con liquidación (CCL) por las restricciones que estableció el Ejecutivo la semana pasada para operar cedears, obligaciones negociables y criptomonedas.“El mercado respondió en forma positiva ante la llegada de Massa al nuevo superministerio de Economía. Cabe preguntar por qué el presidente de la Cámara de Diputados despertó algo de optimismo, una persona que incluso no está formada en economía. La clave está en entender que la crisis actual tiene dos dimensiones, una política y una de fundamentos macro. Estas dos facetas se retroalimentan, pero en este momento primaba más la incertidumbre política que el deterioro macro”, señaló Guido Lorenzo, director ejecutivo de LCG.Silla caliente: los ministros de Economía que menos duraron en el cargoSegún el economista, Martín Guzmán no pudo encauzar el ajuste fiscal que exigía el Fondo Monetario Internacional (FMI), necesario “para ir saneando” los fundamentos macro. En cambio, Silvina Batakis no despertó confianza por la “desprolijidad en su llegada” y la falta de apoyo político. “Massa aparece como una opción de suficiente espalda política como para soportar presiones del Presidente, su gabinete y la vicepresidenta”, completó.En ese escenario, en la calle porteña de Florida los arbolitos vendieron el dólar blue a $296, un retroceso de $18 frente al cierre previo (-6%). Si se observa el recorrido que realizó a lo largo de toda la semana, la cotización paralela del billete acumuló una caída de $42 (-14,1%), sobre todo por las fuertes bajas del lunes ($16), ayer ($12) y hoy. Aún así, terminó julio con un ascenso de $57 (+23,8%).“Evidentemente la crisis, de fondo, es una en términos de decisiones políticas. Se está viendo que si hay una figura política de consenso, que pueda nuclear de alguna manera la toma de decisiones económicas, los precios de la economía -llámese, por ejemplo, dólares paralelos- pueden ajustar. El mercado esperaba una señal política, de fortaleza y de capacidad de toma de decisiones, que era lo que no estábamos viendo hasta el momento”, coincidió Fernando Casmusso, director de Rafaela Capital.El tipo de cambio MEP, que permite a los argentinos dolarizarse mediante la compra-venta de bonos y sin cepo cambiario, apareció este viernes en pantalla a $276,60. Fue un descenso diario de más de $24 (-817%) y de casi $39 en la semana (-14%). Pero, al analizar el recorrido del mes, el salto fue de $28,6 (+11,5%).Lo mismo sucedió con el dólar contado con liquidación (CCL), ya que se desinfló $33,60, hasta los $288,28 (-10,4%). Esta herramienta, que permite girar los dólares a una cuenta bancaria fuera de la Argentina de forma legal, se encontró $37 por debajo frente al cierre del viernes pasado. No obstante, en julio escaló $38 (+13,2%).“El mercado está respaldando la designación de Massa e implícitamente también las próximas medidas que va a tomar, aún sin conocerlas. Representa un giro en las expectativas que se venían visualizando con la anterior ministra. Las perspectivas estaban muy deprimidas, dada la falta de manejo y respaldo político que tenía Batakis; así como por la falta de subas de interés del BCRA”, remarcó el economista Jorge Neyro.Para el especialista, esos factores se dieron vuelta ayer. No solo se “reforzó la ejecutividad del área económica”, sino que también el Banco Central revirtió la quietud de las últimas dos semanas y “se puso a tono” con los niveles de inflación que viene esperando el mercado. Ahora, el foco está puesto en el equipo económico que conformará Massa y cómo maneja la cuestión cambiaria. “El Central no deja de perder reservas todas las semanas. Las medidas deberían estar orientadas a solucionar eso, porque sino los beneficios a corto plazo que estamos viendo no se van a poder sostener”, añadió.Otro de los grandes desafíos que tendrá el nuevo ministro de Economía es achicar la brecha cambiaria. Hoy, el dólar oficial mayorista se ofreció a $131,27, una diferencia del 125% con el blue, la cotización libra más alta. Son niveles históricamente elevados. En la curva de dólar futuro, este viernes el mercado empezó a pricear que podría haber un salto del tipo de cambio.En EE.UU. creen que el ascenso de Massa da un poco de aire, pero persisten las mismas dudas de siempre“Si bien el precio del spot -financiero- está descomprimiendo, hoy los futuros están muy volados, del 2% promedio. Atención con esta situación, está cotizando 110% de tasa nominal anual, de devaluación implícita, y te vas a 150% de tasa efectiva anual. El mercado está diciendo que no tiene por qué posicionarse fuerte en la compra de MEP o Cable, sino que puede ser momento de tomar posiciones de cobertura, suponiendo que en la figura de Massa se va a encarnar un plan que involucra algún deslizamiento o salto discreto del tipo de cambio oficial. ¿Ocurrirá? No lo sabemos, pero el mercado de futuros se está cubriendo a término”, analizó Camusso.En el Banco Nación, el dólar oficial minorista se vendió a $137,25. Aquellos argentinos que pueden acceder hasta los US$200 en el banco, a esa cotización deben agregarle un 30% de impuesto PAIS y otro 35% a cuenta de Ganancias: da como resultado un dólar “ahorro” de $226,46 . El dólar “tarjeta”, para pagar gastos en moneda extranjera, tiene un 75% de recargos impositivos. Es decir, se ubicó en los $240,18.Riesgo país, debajo de los 2400Mientras tanto, el riesgo país continuó la tendencia a la baja que presentó en la última semana y cedió otras 143 unidades, posicionándose en los 2395 puntos básicos (-5,6%). Fue el valor más bajo desde que Martín Guzmán salió del Ministerio de Economía, el sábado 2 de julio.En detalle, antes de su renuncia, el índice elaborado por el JP Morgan se ubicaba en los 2374 puntos. Al día siguiente, con la llegada de Silvina Batakis al Palacio de Hacienda, saltó hasta los 2574. Frente la incertidumbre del devenir económico, el riesgo argentino no paró de escalar hasta el viernes pasado, cuando estuvo cerca de alcanzar la barrera de los 3000 puntos.La caída de este indicador se debe a la suba que presentaron los títulos soberanos, que venían de precios mínimos desde que se reestructuró la deuda, en septiembre de 2020. Tras haber presentado alzas de hasta 14% en la jornada previa, hoy siguió la escalada: el Global 2046 ascendió 8,3%, seguido por el Bonar 2030 (+6,1%) y el Bonar 2035 (+5,6%).Para los analistas, Massa deberá demostrar con hechos su “capital político” para tranquilizar la economía“Hay varios factores que explican la suba que vienen experimentando los bonos en las últimas ruedas. Por un lado, los rumores de cambio de gabinete -confirmados en las últimas horas de ayer- y que el mercado, podemos decir, lo ve con ‘buenos ojos’. En concreto, generó cierta expectativa positiva y provocó el rebote de los bonos (aunque desde el subsuelo). Por otro lado, es real que estamos viendo algo de flujo de empresas que están desarmando cedears, obligadas por nuevas medidas, y que, como están más limitados en sus operaciones, ven atractivos los bonos”, explicó Emiliano Anselmi, team leader de Macroeconomía de Portfolio Personal de Inversiones (PPI).El único indicador que no se sumó a los números en verde, fue el S&P Merval. Hoy la Bolsa porteña operó en las 122.528 unidades, una caída de 3,8% frente a la jornada previa. En el panel, las mayores variaciones negativas fueron para Central Puerto (-4,9%), el Banco Supervielle (-4,7%) y Cresud (-4,2%).En cambio, las acciones argentinas que cotizan en la bolsa de Nueva York (ADR) operaron en alza. Los papeles de Edenor avanzaron un 7%, seguidos por los de YPF (+6,9%), Loma Negra (+6,5%) y Grupo Financiero Galicia (+5,6%).

 210 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Next Post

<strong>En busca de puntos y de escalar en el campeonato</strong>

La Asociación de Pilotos del Sudeste puso primera a la quinta fecha del calendario en donde las categorías Monomarca, Minicafeteras y Promocional dieron inicio a […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: