La Aduana adiestrará 13 cachorros para la detección de narcóticos y divisas

La próxima semana la Aduana recibirá otros 15 canes que serán instruidos lúdicamente con ejercicios de destreza y exploración, para luego ser asignados a sus guías, con quienes entablan un vínculo «muy especial» por ser compañeros durante años o incluso toda la vida.

La Aduana recibió este lunes 13 cachorros de perros labradores, golden retriever y pastor alemán, y la semana próxima llegarán otros 15, utilizados en acciones de control no invasivo de narcóticos y divisas, y conforman un binomio con sus guías, quienes los llevan a vivir a sus casas y los consideran parte de su familia.

En las próximas semanas, los canes recientemente incorporados permanecerán en el Centro de Adiestramiento Canino de la Dirección General de Aduanas (DGA), donde serán instruidos lúdicamente con ejercicios de destreza y exploración, para luego ser asignados a sus guías, una metodología pionera en América Latina, con quienes entablan un vínculo «muy especial» por ser compañeros durante años o incluso toda la vida.

Durante una visita de Télam a este centro de adiestramiento, ubicado en la localidad bonaerense de Boulogne, Débora Di Biase, una de las instructoras, manifestó la emoción del equipo por recibir una nueva camada de cachorros de unos 60 días que pronto se sumarán a las tareas aduaneras.

«Muchas veces se piensa que los perros sufren de maltrato o que se vuelven adictos, cuando ni siquiera están en contacto con las sustancias. Lejos se está de eso, es un entrenamiento en base al juego», sostuvo la instructora.

En qué consiste el periodo de adiestramiento

En el caso de las sustancias, trabajan con un «pseudo», es decir, elementos a los que se les impregna el olor de la sustancia que se desea entrenar, por lo que «en ningún momento los perros tienen contacto con las mismas».

En el caso de las divisas, se trituran billetes y se arman pequeñas bolsas, que tienen impregnado el olor a tinta que el perro reconocerá luego.

«Ellos tienen una capacidad olfativa mucho más agudizada que nosotros y, además, la de sentir todos los olores y discriminar algunos específicos, por ejemplo el de una sustancia particular dentro de una valija que puede estar impregnada de diversos olores, como perfume y antitranspirante, entre otros», explicó Di Biase.

Durante los entrenamientos, que son dos veces al día y de manera individual, se organizan distintos ejercicios, como por ejemplo buscar en valijas, cajones o en un vehículo un elemento escondido que, si lo hallan, obtienen un refuerzo, que puede ser comida o juguetes, razón por la que se busca que sean «perros apetentes, con capacidad de juego».

Una vez que finaliza el periodo de adiestramiento, los canes empiezan su «etapa de trabajo», acompañados por un guía asignado, que los integran en sus casas y familias.

«Lo mejor es que vivan juntos porque se refuerza el vínculo y porque es importante saber cuestiones de la diaria, como si el perro estuvo jugando todo el día y si tiene energía para trabajar, si comió, si estuvo descompuesto», señaló la adiestradora.

En total son 43 los perros que están en proceso de entrenamiento y 115 los que ya participan de operativos aduaneros en aeropuertos, pasos fronterizos, puertos, depósitos fiscales y centros postales, entre otros.

La aduana trabaja con las razas ovejero alemán y belga, labrador y golden retriever, que son consideradas como «las que más condiciones tienen para este trabajo».

Los canes participan de estas tareas durante ocho años aproximadamente, divididos en distintas etapas de acuerdo a la edad de cada uno y, una vez retirados del servicio, son generalmente adoptados por sus guías o familiares de los mismos, ya que es difícil separarse al ser «compañeros durante toda la vida».

En diálogo con Télam, Axel Occhione, jefe de División del Centro de Adiestramiento Canino, destacó la labor de estos perros en el control del ingreso y egreso de drogas al país y el egreso de divisas y celebró la incorporación de 28 cachorros, en el marco del Fortalecimiento del Sistema de Control Aduanero previsto en el Plan Estratégico AFIP 2021-2025.

Asimismo, indicó que la DGA tiene «un sentido de tenencia responsable y bienestar del animal», a partir del cual debe hacerse cargo del cuidado y la atención sanitaria de los canes durante toda su vida.

Para ello, el centro de adiestramiento cuenta con un consultorio veterinario, que tiene una sala de internación con seis camas, y un quirófano completo donde se hacen hasta dos cirugías por día.

Además, el centro tiene 68 caniles de alojamiento general y de descanso, seis corrales de esparcimiento y entrenamiento al aire libre, y dos galpones con pista de entrenamiento de 1.600 metros cuadrados cada uno.

Este año, la DGA contó «con el apoyo de todos los países del continente americano» para que la Organización Mundial de Aduanas (OMA) reconozca a este centro canino como «uno de los 18 centros regionales a nivel mundial y el primero en América Latina», destacó por su parte la subdirectora general de Operaciones Aduaneras Metropolitanas, Rosana Lodovico.

Lodovico destacó que los canes suponen «un método de control aduanero no intrusivo», iniciativa alineada dentro del Marco Normativo de Estándares para Asegurar y Facilitar el Comercio (SAFE, por sus siglas en inglés) de la OMA.

«Los canes son de vital importancia, no sólo para la fiscalización del comercio exterior, sino también para prevenir y combatir el contrabando, la lucha contra el narcotráfico y la fuga de divisas», concluyeron.

 235 total views,  5 views today

Deja una respuesta

Next Post

Puerto Quequén fortalece el vínculo con la región Jorge Alvaro se reunió con los intendentes de Benito Juárez y González Chaves

Con el objetivo de continuar impulsando de manera conjunta el desarrollo productivo de la región, el Presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Jorge […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: