Descontento por el accionar de personas con la aparición de ballenas

Carlos Leo, abogado de profesión y proteccionista de la fauna local, se refirió al sumo cuidado y concientización que debería haber de los animales, y mostró todo su descontento por el desconocimiento y el accionar de algunas personas con la aparición de ballenas en los últimos días en nuestras costas.

Durante una nota realizada por el periodista Jorge Gómez en los estudios de “Voces de la Ciudad”, el oriundo de Buenos Aires señaló que “en este momento tenemos en Necochea la ballena mariposa, la gaucha y la segunda, que son las que rozan nuestra costa, pasan todos los años con sus crías y si nosotros interrumpimos esa memoria implícita de las ballenas les hacemos un daño, porque automáticamente cambiarán el rumbo y no sólo se pierden sino que las crías pierden la caza y el alimento y pueden llegar a morir”.

El comentario vino a cuenta de que Leo posteó en redes sociales que “ahora se nos ocurre joder a las ballenas”, a lo que argumentó que “no es un capricho mío, sino que hay una Ley, la 2381, que debe aplicarse en toda la plataforma submarina, y versa que todo tipo de embarcaciones, buzos, kayak y velero no deben acercarse a menos de 100 metros de los cetáceos porque le producen un daño”.

“El espíritu de la ley es proteger a la ballena y al ser humano: un chorro de esa ballena cuando exhala es como una manguera de bombero, si te pega en el cuerpo tiene una presión bárbara”, manifestó, así que “esto es para concientizar… me extraña de gente navegante que está instruida en el tema, cómo puede ser que alguien se suba arriba del lomo de la ballena y salude, estamos todos locos, esto no puede ser, tenemos que proteger estas bellezas, como a los lobos marinos, elefantes marinos, gaviotas grises que vienen de la Antártida y ejemplares de cormorán imperial que también vienen de la Antártida”.

En ese marco, pidió que Necochea necesita urgente un centro descentralizado de interpretación, “que es un sitio donde se canaliza todo tipo de información de la vida silvestre de mamíferos marinos y el medio ambiente, y es la información que debemos tener para que el habitante de la ciudad y el turista sepa qué especies tenemos”.

Por otra parte, se refirió al caso del carpincho que se conoció en los últimos días. “El sábado vecinos denuncian la existencia de un carpincho en inmediaciones del Hogar Raimondi, me avisaron y fui a custodiarlo para que no se acerquen las personas. Estaba sobre el mar y me quedé hasta casi las 9 de la noche en custodia, el carpincho iba ascendiendo hacia los médanos, yo tenía frío y fui a casa a buscar un abrigo, cuando vuelvo el carpincho no estaba a la vista y me fui tranquilo pensando que estaba entre los médanos”.

Siguió relatando Leo que “el domingo me encuentro con una foto que decía que el carpincho había sido baleado, a lo que yo posteé con una carga emotiva fuerte pero lo puse con signo de interrogación, así que me dirigí a la playa el lunes y evidentemente se confundió el golpe de un vehículo en el ojo con un balazo, así que nobleza obliga tuve que explicar lo que sucedió para que la gente sepa la verdad: lo atropelló algún inescrupuloso en la arena, a pesar de la cartelería instructiva que hay, porque algunos somos hijos del rigor, y debe haber sido un golpe a una alta velocidad”.

“Ante una circunstancia similar, hay que seguir concientizando y lo aconsejable según el protocolo es que no hay que molestarlo al carpincho y hay que dejarlo que descanse. De día estaba indeciso y a la noche cuando pudo recalar hacia la arena lo atropellaron”, concluyó.

 374 total views,  5 views today

Deja una respuesta

Next Post

Reparan calles de tierra en nuestra ciudad y Quequén

Si bien el ente descentralizado no paró de trabajar nunca en el ejido urbano, aun en lo peor del invierno, la mejora climática que ya […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: