Axel Kicillof: “Lo digo sin ningún prurito: hacemos obras no rentables, no tenemos la calculadora ni analizamos un balance”

El gobernador bonaerense Axel Kicillof llegó a Pergamino esta mañana para inaugurar la red de provisión de gas natural para la localidad de Fontezuela y fue ahí donde enfatizó que las obras públicas deben hacerse igual, independientemente de cuán rentables sean. Convencido de que no se puede esperar a que “el mercado” resuelva los problemas de la provincia de Buenos Aires porque, en ese caso, habría reiteradas negativas a la hora de analizar si desarrollar o no determinados proyectos, el mandatario del Frente de Todos fue tajante: “Lo digo sin ningún prurito: hacemos obras no rentables, no tenemos la calculadora ni analizamos un balance”.

Con las tradicionales críticas hacia la gestión de Cambiemos entre 2015 y 2019 tanto a nivel nacional, como provincial -sin nombrar a Mauricio Macri, ni a María Eugenia Vidal-, que fueron escuchadas sin aplausos por el intendente local Javier Martínez, de Juntos por el Cambio, Kicillof dijo que Pergamino era uno de los últimos puntos de una gira que realizó por la Provincia. “Muy feliz de estar acá. A ninguna [localidad] fui de paseo, o a probar las especialidades. Fui a inaugurar obras y a anunciar nuevas”, arengó para comenzar.

Después destacó que cuando llegó a la gestión bonaerense había obras paradas por razones políticas y sobre todo que habían sido detenidas después de que la actual oposición perdiera las PASO, según dijo. Entonces, se adentró en la red de gas que fue a inaugurar a Pergamino y aseguró que sería imposible que las 160 familias beneficiadas devuelvan el costo del proyecto, de 260 millones de pesos.

“Cuando uno hace el cálculo desde la perspectiva económica del privado y piensa desde el punto de vista de la ganancia, de la rentabilidad o siquiera de la devolución del costo, esta obra es inviable. Sé que esta obra, pagando la factura donde el precio del gas viene a niveles muy lejanos del costo con subsidio, sé que no se va a pagar con el consumo de las familias. Sé que esta obra es deficitaria, sé que da pérdida y que por eso no la hace ningún privado, ni la va a hacer nunca ningún privado”, introdujo el mandatario.

“Si solo esperamos que el mercado resuelva los problemas de la Provincia vamos a tener un no, dos no y mil no. Hay que hacer esta y todas las obras que haya que hacer, sean rentables o no sean rentables”, indicó Kicillof, al alegar que esta nueva red permitirá que los hogares mejoren su calidad de vida, a la vez que derivará también en la radicación de industrias.

Seguro de que los privados realizan el cálculo de rentabilidad “a corto plazo, sobre la base de lo que existe”, sostuvo que en su gestión evalúan el desarrollo futuro que puede derivar de cada obra. “Se va a pagar sola cuando se sigan radicando familias y se empiecen a radicar empresas”, dijo, por ejemplo, en cuanto a la inaugurada en Pergamino.

Bajo esa línea, un momento después aseveró: “Lo digo sin ningún prurito de decir que hacemos cosas no rentables. No tenemos la calculadora, ni analizamos un balance. Llevamos adelante un Estado y representamos una sociedad que necesita determinadas obras para vivir de una manera más plena y tener garantizado su futuro”.

“La Capital federal está emplazada en nuestro territorio”

Luego de “prometer su compromiso” para hacer nuevas obras que Pergamino reclama, y entre algunos chispazos con el intendente después de que, en un discurso mesurado, Martínez pidiera “rever algunas cosas sobre autonomía y descentralización”, Kicillof habló sobre la reparación de 3600 kilómetros de caminos rurales que efectivizó su administración. “Muchos desconfiaban de que un gobierno del peronismo se fuera a ocupar del sector agropecuario o de la producción rural”, refirió.

En medio de ese tema también deslizó un dardo hacia la Ciudad, cuna de Juntos por el Cambio, cuando dijo que está “emplazada” en territorio bonaerense, y que fue “cedida para ser la capital de todos los argentinos y no un municipio independiente”.

En tanto, indicó también que la provincia de Buenos Aires es “el corazón productivo y la gran locomotora de la Argentina”, a la vez que destacó que la “potencia” de la industria no es solo “patrimonio” del conurbano, sino que se extiende hacia el interior.

Tras precisar que se elevó a entre 10 y 11 puntos el presupuesto para infraestructura, planteó que uno de los objetivos es que los jóvenes no tengan que emigrar del lugar donde nacen para estudiar. “Tiene que haber formación y trabajo. Tenemos la producción primaria, pero en algunos cultivos el campo está expulsando mano de obra, con los nuevos paquetes tecnológicos”, comentó Kicillof quien, para cerrar su discurso, dijo: “No puede ser que nacer en el interior sea una desventaja”.

 101 total views,  3 views today

Deja una respuesta

Next Post

Propuesta sorpresiva: algunas empresas le pedirán hoy al Gobierno usar dólares no declarados para pagar importaciones

Después de la visita que le hizo a la Unión Industrial Argentina (UIA) y del encuentro con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: