El testamento de la reina Isabel II se suma a otros 33 de la realeza guardados por 90 años en algún lugar secreto de Londres

LONDRES.- El testamento de la reina Isabel II, si el público pudiera verlo, proporcionaría información poco común sobre la riqueza de la difunta monarca, pero a diferencia de los ciudadanos británicos comunes, el suyo estará sellado y guardado en una caja fuerte durante al menos 90 años.

La práctica de sellar los testamentos de miembros de la realeza fallecidos se remonta a 1910 y al príncipe Francisco de Teck, cuyo testamento es uno de los 33 que han sido guardados en una caja fuerte en un lugar no revelado en Londres, bajo el cuidado de un juez. Francisco de Teck, que murió en 1910 a los 40 años, era el hermano menor de la reina María, esposa del rey Jorge V y abuela de la difunta reina. El de Isabel II será el número 34.

Se alega que el príncipe Francisco dejó joyas a su amante, la condesa de Kilmorey, y que la reina María intervino después de su muerte para mantener en silencio el escandaloso legado, al hacer que un juez sellara el testamento.

La familia real pudo mantener entonces en secreto el contenido de los testamentos al obtener una excepción especial de una ley que normalmente requiere que se publiquen los testamentos británicos.

Esto significa que el público no sabrá hasta dentro de 90 años el alcance de la riqueza de la reina Isabel II, ni sus deseos finales y los detalles de sus legados en su testamento.

El sellado de los testamentos permitió a los Windsor evitar que el público vea qué tipo de activos, como propiedades, joyas y dinero en efectivo, han acumulado los miembros de la familia real y cómo se distribuyeron luego, por ejemplo, entre familiares y amigos. o personal.

Esos detalles tampoco fueron revelados al público después de la muerte en abril de 2021 del esposo de la reina, el príncipe Felipe, cuando le tocó al juez Andrew McFarlane tratar la solicitud para sellar su testamento.

El juez dictaminó que el testamento debía sellarse, pero decidió publicar su fallo para que el público comprendiera qué estaba pasando y por qué.

“El grado de publicidad que probablemente atraería esa publicación sería muy extenso y totalmente contrario al objetivo de mantener la dignidad del soberano”, escribió, y agregó que esto era necesario para que el monarca cumpliera con su función constitucional.

El juez reveló la existencia de la caja fuerte que contenía los testamentos reales y que, como actual presidente de la Sala de Familia, estaba a cargo de ella a pesar de que desconocía el contenido de los documentos sellados.

El testamento de la difunta reina, cuando se deposite en la caja fuerte junto al de su esposo, se unirá al de su madre Isabel y su hermana, la princesa Margarita, quienes fallecieron en 2002, entre otros miembros de la realeza.

El testamento de Margarita ya había sido objeto de un desafío legal en 2007 por parte de Robert Brown, quien afirmó ser el “hijo secreto” de la princesa y quería verlo para presentar su reclamo. Los tribunales rechazaron su creencia como “irracional” y no se le dieron acceso.

Agencia Reuters

 42 total views,  3 views today

Deja una respuesta

Next Post

Falleció el dirigente mendocino que impulsó la “buena muerte” y quieren que la ley lleve su nombre

MENDOZA.- Daniel Eduardo Ostropolsky, el reconocido político radical y jurista mendocino que sufría Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), la misma afección que padece Esteban Bullrich, murió […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: