En nueva sede, arteba busca ser una feria más inclusiva

Nueva fecha, nueva sede y nuevo logo, en el que las dos “a” de la palabra arteba están representadas con tipografías distintas. Todas señales de que la feria de arte continúa abierta al cambio y busca ser cada vez más inclusiva mientras vuelve a consolidarse como un punto de encuentro internacional tras la pausa impuesta por la pandemia, según se anticipó hoy durante la tradicional presentación realizada en el Malba.

Un año después del regreso a la presencialidad en La Boca, donde se celebraron tres décadas de la fundación que la impulsa, arteba se realizará por primera vez en el Centro Costa Salguero desde el viernes 7 hasta el domingo 9 de octubre próximos, con propuestas de más de 400 artistas representados por 71 galerías. “Queremos que sea un lugar de convivencia, en un momento de tanta polarización -dijo a LA NACION Larisa Andreani, su presidenta-. Al ser un fin de semana largo de alcance regional, la fecha nos permite convocar a visitantes de las provincias y de los países vecinos en un espacio cercano al río y de fácil acceso en Buenos Aires”.

Como confirmación de que la creatividad construye puentes y acerca voluntades, estuvieron presentes el jefe de Gabinete y el ministro de Cultura del Gobierno porteño, Felipe Miguel y Enrique Avogadro, y Lucrecia Cardoso, secretaria de Desarrollo Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación, junto con sponsors, galeristas, coleccionistas, directores de instituciones, curadores, artistas y periodistas. Todo un sistema del arte que excede el mercado y que colabora en la promoción global del arte argentino, moderno y contemporáneo.

Las voces de los creadores, principales protagonistas de la feria, se hicieron escuchar desde un video proyectado ante un auditorio lleno. la importancia de la feria para “hacer redes” fue destacada por “La Chola” Poblete, mientras que Alberto Goldenstein, creador y curador de la Fotogalería del Centro Cultural Ricardo Rojas, compartió su deseo para el arte argentino: “Más de lo que ya tiene: energía, inteligencia, resiliencia, audacia –expresó-. Y que los artistas puedan vivir bien de su arte”.

“Nunca había sido jurado de algo tan ‘del lado del mostrador’ de las galerías, del mercado”, dijo a LA NACION Carlos Huffmann, artista y director del Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella, que este año integra el comité de selección de galerías junto con la galerista Nora Fisch, Herminda Lahitte (directora de la galería Hache), Nancy Rojas (miembro del equipo curatorial de Malba) y Antonio Villa (director de la galería Constitución). “Me parecen súper interesantes las preguntas que se están haciendo en relación al rol de arteba: el manejo de la cuestión de cupos, de representación, de la federalización… -agregó- Creo que están haciendo esfuerzos para avanzar en esas agendas, y al mismo tiempo comprendiendo que lo económico tiene que funcionar”.

“En el comité de selección hicimos el mayor esfuerzo para ser lo más inclusivos posibles, y que estén representadas las galerías que aplicaron de distintas partes del país -señaló por su parte Fisch, ausente con aviso, desde Nueva York-. Creo que esta edición de arteba va a ofrecer un panorama muy representativo y federal del arte argentino. Hay algunas galerías del exterior, pero son muchas menos de las que había tradicionalmente”.

“La feria es muy importante para el sector, el año pasado nos fue muy bien”, recordó en ese sentido Pablo de Sousa, presidente de Meridiano, la cámara que agrupa a 50 de las 71 galerías participantes de arteba y que trabaja en red con otras impulsadas desde distintas provincias: Giro, Faro y Junta. “En los últimos años vivimos una apertura total -observó el galerista Diego Obligado-; antes te sentías muy solo, y ahora hay cinco galerías de Rosario en arteba”.

A las propuestas de las galerías se sumará una programación a cargo de curadores, destinada a reflexionar sobre temas como la sustentabilidad –cada vez más relevante en la agenda de la feria, que busca reducir la emisión de carbono con el asesoramiento de Genneia-, la relación el cuerpo y la tecnología y “la posibilidad de incorporar la experiencia como una manera alternativa de pensamiento”. Habrá performances curadas por el artista rosarino Carlos Herrera y un programa de charlas con ciclos impulsados por LA NACION y Fundación Proa, además de otro enfocado en proyectos de arte y cultura digital.

Importantes instituciones internacionales como el Museo Pompidou, el Museo de Arte de Dallas, el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago y el Centro de Arte Dos de Mayo (CA2M) participarán del programa de adquisiciones, que incluirá a varios de los principales museos argentinos. Y el 7 de octubre se anunciarán los ganadores del Premio En Obra, destinado a incentivar el trabajo de artistas y proyectos de galerías en su etapa inicial.

“Estoy enormemente feliz con el desarrollo de la Fundación: todos vienen a construir; nadie ha demolido nada”, opinó Juan Cambiaso, fundador de dicho premio en 2008 y ahora integrante del flamante Círculo de Presidentes que tuvieron la feria a su cargo y que funcionarán como asesores de la conducción actual. Además de él, lo integran Alejandro Corres, Jacobo Fiterman, Andrés Von Buch, Facundo Gómez Minujín, Alec Oxenford y Amalia Amoedo. “Es un gran momento para que la gente joven inicie una colección, a precios razonables -aconsejó-. El que se pierde esta oportunidad, no sabe lo que se pierde”.

En sintonía con esa voluntad de la feria de llegar a nuevas audiencias, el gobierno porteño organizará visitas guiadas y la Municipalidad de San Isidro aportará lo suyo: llevará hasta Costa Salguero su Central de Procesos, un laboratorio que permitirá a visitantes de todas las edades comprender e imitar la forma de trabajar del artista Sebastián Gordin.

También se impulsará desde arteba Fundación un “programa de convivencia” destinado a personas con discapacidad; no solo podrán acceder a la feria con entrada gratis, sino que además tendrán una hora de acceso exclusivo el domingo 9, antes de la apertura al público general. Otra señal de que el llamado “mundo del arte” aspira a ser cada vez más abierto e inclusivo.

Para agendar:

arteba 2022 en el Centro Costa Salguero (Av. Costanera Rafael Obligado 1221), del 7 al 9 de octubre de 12 a 20. Entradas disponibles en www.arteba.org a partir del jueves 15 de septiembre. General: $1000; jubilados y estudiantes: $500; menores de 10 años y personas con discapacidad, sin cargo.

 144 total views,  3 views today

Deja una respuesta

Next Post

Un exparacaidista ruso que luchó en Ucrania y escapó contó cuándo se dio cuenta de que debía huir

El nombre de Pavel Filatyev se ha popularizado en días recientes debido a sus relatos sobre la invasión rusa en Ucrania. No se trata de […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: