Hace 21 años habló con el ahora rey Carlos III y recuerda una increíble vivencia

“Estamos encantados y honrados de que Su Alteza Real el Príncipe de Gales haya aceptado ser el anfitrión de la conferencia y de que estará presente en parte de ella”.

Corría 2001. El productor agropecuario Roberto Peiretti revisaba su correo personal y en uno de los mails encontró una carta. Al abrir el documento, le llamó la atención ver que en el margen izquierdo de la hoja estaba el escudo de la casa real británica. Nunca imaginó encontrarse con una invitación a disertar en un evento auspiciado y promovido por el entonces príncipe Carlos, actual rey de Reino Unido. Menos aún, que dos meses después -en el mismo salón en donde el sábado asumió como monarca tras la muerte de Isabel II-, iba a hablar con él durante más de 15 minutos.

Fue así que en enero de ese año se embarcó en un vuelo rumbo a Londres y luego a la residencia privada del soberano, el palacio Saint James. El objetivo: participar del encuentro denominado “Reduciendo la pobreza y aumentando la seguridad alimentaria a través de la agricultura sustentable”, organizado por la Universidad de Essex y el departamento de Desarrollo Internacional del Gobierno Británico (DFID), y patrocinada por el ahora monarca.

“En la reunión lo que se apuntaba era a dialogar sobre formas de reducir la pobreza mundial y mejorar la seguridad alimentaria a través de la agricultura de conservación, que es como le dicen al sistema de siembra directa en Europa”, comentó Peiretti, que es uno de los pioneros de la siembra directa en el país, que implica la no remoción del suelo, y socio fundador de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid). Además de productor, es asesor de empresas agropecuarias en el mundo.

Un organismo del Estado construye un laboratorio que promete marcar un hito en América Latina

Peiretti recordó que ese día, el 15 de enero de ese año, pasó todo el día adentro del palacio, desde las 8 hasta las 20. La jornada comenzó temprano con disertantes de los diferentes países, él fue uno de ellos. Cada uno hizo presentaciones sobre la forma en cómo trabajaban en sus lugares, algunas de las cuales tuvieron al príncipe como oyente. El ahora rey agasajó con un cóctel a los asistentes a la conferencia en el mismo salón en el que el último sábado dio su primer discurso como monarca.

Si bien ya había estado con él durante el día, Peiretti consultó si podía tener una conversación personal con quien ahora es Carlos III. “Pregunté si podía hablar con el príncipe, me dijeron que sí, entonces él se arrimó y estuvimos conversando”, comentó y agregó: “El príncipe se mostró muy interesado por conocer en profundidad cómo producimos en la Argentina. Hablamos más de 15 minutos. De acuerdo a lo que yo le contaba, él me iba preguntando para que profundice en todo lo que le interesaba saber”

“Él tenía una mirada de la agricultura más orgánica, amigable con el medio ambiente. Así que puse mucho hincapié en las ventajas del sistema de siembra directa, de como se podía producir más y mejor, conservando el ambiente, mejorando los suelos, con mayor eficiente y productividad”, contó el productor, que estaba acompañado por su esposa Cintia Castagnino y su hija María Marta, quienes también estuvieron presentes durante el cierre de la jornada.

Dólar soja: las ventas de los productores ya superaron todas las previsiones de los exportadores

“Le comenté que estábamos usando todas las tecnologías modernas basadas en la ciencia y entre ellas la biotecnología. También le hablé con mayor detalle sobre lo que estábamos haciendo en el país y de los progresos que se habían logrado en mejorar la agricultura en el país”, agregó.

“Me escuchaba con mucha atención. Le llamaron la atención los datos y los conceptos en que se basaba el sistema de siembra directa. Eso desencadenó una serie de inquietudes y la demanda de aclaraciones de nuestra realidad productiva”, precisó.

Asimismo, el productor contó que en el encuentro “causó impacto” y “llamó la atención de los asistentes” los niveles de adopción del sistema de siembra directa que ya en ese momento había en el país.

El sistema, que tiene un uso por encima del 90% en la superficie sembrada, está basado en tres grandes pilares o principios: la ausencia de labranzas o no remoción del suelo; mantener los suelos cubiertos con rastrojos o con cultivos y hacer uso de la rotación de cultivos más variada posible. Es un planteo amigable con el ambiente.

“Fue una extraordinaria oportunidad para revisar las realidades del mundo en materia de la producción de alimentos, seguridad alimentaria y sustentabilidad, así como la estrecha relación que existe entre estas cuestiones y las socioeconómicas y culturales de los distintos escenarios donde el hombre desarrolla su actividad vital”, rememoró Peiretti sobre el encuentro que tuvo.

 89 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Next Post

La Anmat prohibió productos dietéticos procedentes de Asia

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) prohibió este miércoles la comercialización y elaboración de una serie de productos dietéticos procedentes de […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: