Les llegó la cuenta y descubrieron dos adicionales que nadie esperaba

En una salida de amigos, en pareja o en familia, un bar es una de las opciones más potables para disfrutar de un rato acompañado de seres queridos. Como es costumbre de estos momentos, al sentarse uno en una mesa, el mozo ofrece la carta y uno observa las diferentes variables de alimentos o bebidas que quiera consumir.

Una vez escogido el plato o trago, el circuito sigue de la misma manera, hasta que se decide pedir la cuenta al encargado y así se dividen los gastos de la salida al ver el ticket.

“Perdón, pero no te cambio el asiento”: la postura de una viajera frecuente sobre los lugares del avión

Con los ítems detallados en el papel, las personas suelen ver con detenimiento lo que se cobró por cada consumición. Para sorpresa de unos comensales de un bar de España, dos productos de la cuenta también fueron incluidos y les llamó poderosamente la atención. Se trataba del hielo y el limón que pidieron para complementar el resto del pedido que hicieron a lo largo de la noche.

Este bar cafetería de nombre Bella Ciao, ubicado en la avenida América, en la zona de Barcelona, fue visitado por estos clientes, que viralizaron la cuenta donde se les cobró ocho euros por un café con leche y otro solo, un jugo natural y una gaseosa, un precio acorde a la temporada alta de verano en los lugares de consumo cerca de las playas.

Su avión se descompuso y pensaron que quedarían varados, pero ocurrió algo que jamás imaginaron: “Nos sentimos como VIP”

Lo curioso de este ticket, que despertó la sorpresa de los clientes, es que dentro de la suma de lo consumido aparecían 20 céntimos de euro por dos hielos -a razón de 10 por cada uno y un limón a 10 céntimos-. A partir de ese momento y, a raíz de lo expuesto, surgió la duda si dentro de la ley española está contemplado que existan estos gastos adicionales, que no suelen ser visibles y se atribuyen a una colaboración del mismo establecimiento para mejorar el producto, como por ejemplo, un hielo para una gaseosa que esté natural.

Según la ley española y lo que indica el medio El Caso, los bares, cafeterías, restaurantes o afines tienen permitido, dentro de la norma vigente, cobrar un adicional por el hielo o limón. Así, cada establecimiento gastronómico decidirá cuál es el costo de ese servicio prestado. En el caso de este bar, ubicado en Lloret de Mar, su precio es de 10 céntimos de dólar si uno desea.

Encargó una torta inspirada en Frozen, pero no quedó como esperaba y la reacción de su hija se volvió viral

Con este panorama que le da vía libre a los lugares comerciales para cobrar ese adicional, existe otro apartado que es fundamental para que el cumplimiento siga por las vías legales: al establecer un costo por el hielo o el limón, el mismo debe estar reflejado en la lista de precios, de lo contrario, podría entrar en un terreno ilegal el hecho de cobrarlo sin advertirle al cliente cuál será el costo a pagar.

Así las cosas, casi sin quererlo, estos clientes refrescaron un apartado de la ley que no estaba en el imaginario popular y a partir de ese momento, con la ayuda de las redes sociales que viralizaron el caso, los comerciantes españoles deberán estar atento a la hora de incluir un ítem que no esté reflejado en su carta.

 90 total views,  5 views today

Deja una respuesta

Next Post

Rusherking compartió en redes un posteo desde un hospital de Nueva York y asustó a sus fans

Cada vez que su ajustada agenda lo permite, Rusherking y María Eugenia la “China” Suárez aprovechan su tiempo para salir por algún rincón de la […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: