“Hicimos cosas que estaban planificadas, muchas quedaron en el tintero y otras las hicimos mal”

Así lo definió el doctor Daniel Anselmo Molina, a 19 años del triunfo radical en Necochea que lo lanzó a ser intendente de 2003 a 2007, año en el que fue reelecto hasta 2011.

En los estudios de “Voces de la Ciudad”, Molina fue consultado acerca de la rememoración en este mes de aquellos acontecimientos de 2003, acerca de lo que reflexionó que “visto a la distancia fueron años intensos, dos periodos diferentes entre los primeros cuatro años y los cuatro últimos. Tuvimos muchas realizaciones de cosas que estaban planificadas, muchas quedaron en el tintero y algunas las hicimos mal”.

Pero en el tren de rescatar con optimismo el vaso medio lleno, “una buena es que nuestros equipos de gobierno perduraron con muy pocas modificaciones a lo largo de ocho años, y eso es muy valioso, en política no suele ser tan habitual”, lo mismo que en el Concejo Deliberante.

“El bloque de concejales, que llegó a ser de 10 en su momento cúlmine, no se separó y se mantuvo unido a lo largo de los ocho años, fue muy valioso y la construcción era muy abierta, abrimos la puerta a otros partidos políticos que nos acompañaron”, mencionó a la pasada, y agregó: “Rescato que había concejales que no eran radicales en 2007 a 2011 y tuvieron siempre la ética de acompañar y levantar la mano en lo que estaban de acuerdo y no levantarla en lo que no estaban de acuerdo, pero nunca se opusieron”.

Asimismo, valora y recuerda el acompañamiento de la gente, “tanto en los años previos como en la gestión también”, aunque subrayó que “cuando se terminó ese ciclo entramos en un impase como ciudad”, argumentando que “las gestiones posteriores, a excepción de la actual de Rojas que me parece que está haciendo muchas cosas buenas, desarmaron muchas cosas que se habían hecho, caso las cámaras de seguridad en monitoreo o la guardia civil de vigilancia, lo que supo llamarse policía local, que después hubo que rearmarlas”.

Por último, habló de políticas de Estado y señaló las de urbanismo, poniendo como ejemplo la avenida 75. “Cuando hicimos la Av. 75 fue para poder unir desde el punto de vista urbanístico todos los barrios del Plan Federal desde la Av. 74 hasta el Cementerio con la playa, que no tenían salida y la 75 era una salida lógica. Lo hicimos con un préstamo de la Provincia de dos millones de pesos, pero no alcanzaba para pavimentarlo y quedó mal”, aunque “gestiones posteriores han venido pavimentado esta arteria que tiene más de cinco kilómetros de largo y cumple un rol muy importante de conectividad entre la playa y los barrios más alejados”.

 808 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Desde la pandemia “la huerta volvió a tener cierto interés en el público y es creciente”

Así lo afirmó Eugenia Podlesny, referente del grupo Ciudad Frutal, que se encuentra cumpliendo 10 años de vida y realizará diferentes actividades con la comunidad […]
error: Content is protected !!