Refuerzo de ingresos: los 4 planes que maneja Alberto Fernández contra la inflación

El Presidente junto con Sergio Massa analizaron soluciones posibles para enfrentar el atraso salarial y el ingreso de trabajadores o sectores vulnerables. Hay $75.000 millones de excedente. La respuesta ante el reclamo en paritarias.

Alberto Fernández está convencido que será «inevitable» ofrecer alguna solución al atraso de los salarios respecto de la inflación y dar respuesta a los sectores vulnerables, por lo que el Gobierno trabaja en estas horas en al menos cuatro ejes concretos de acción posible.

El Presidente mantuvo contactos permanentes por teléfono en los últimos días con Cristina Kirchner y transmitió al ministro de Economía, Sergio Massa, la idea de elaborar una batería de medidas tendientes a dar solución inmediata al problema de salarios y de pobreza para evitar cualquier tipo de conflictividad social en el futuro inmediato.

Allegados al jefe de Estado comentaron a El Cronista que el Presidente está tranquilo y con ánimo de «dar soluciones concretas a los problemas de ingreso y sectores vulnerables». Y en el entorno de Massa destacaron que el excedente por la recaudación del Dólar Soja fue de $75.000 millones que serán destinados a ayuda social como lo prevé el artículo 9 del decreto que fijó esa medida.

A la vez, en la Casa Rosada aclararon que Alberto Fernández no ve un clima de conflictividad social volátil más allá de los focos de violencia y movilizaciones de protesta que se registraron en los últimos días frente al Ministerio Desarrollo Social y en Bariloche con la toma de tierras de los denominados grupos mapuches.

Asignación Familiar por Prenatal ANSES: Fernanda Raverta reveló un paso clave del trámite, de cuánto es el monto a cobrar

Alemania destacó el «gran potencial» de la Argentina pero lanzó una advertencia

En paralelo a esto, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, ayer dijo que el Gobierno piensa «en alguna forma de refuerzo de los ingresos» y destacó que «el Gobierno piensa en alguna forma de refuerzo de los ingresos, sabemos que hay que ganar en la puja entre salarios e inflación, ya que eso es parte de la discusión, pero no hay nada aún definido».

No obstante, Cerruti dijo que no hay nada definido aún pero remarcó: «La inflación fue muy alta este año y que por lo tanto algunos salarios o algunos programas quedaron atrasado y que hay que buscar alguna manera de solucionarlo».

En tanto, el equipo de Massa, en el Ministerio de Trabajo y en Desarrollo Social se trabajan al menos cuatro líneas de acción:

Se analiza la entrega antes de fin de año de un bono para estatales por única vez y no remunerativo de unos 30.000 a 50.000 pesos para los empleados estatales.

La idea es instar a las empresas del sector privado para que repliquen el mismo esquema y se evite un aumento mayor en las paritarias. Pero todavía no hay nada cerrado al respecto.

En Economía y la Casa Rosada analizan la posibilidad de la entrega de un pago único al estilo IFE para los sectores que no tienen trabajo o aquellos que están por afuera del mercado formal de la economía.

Esta fue una de las propuestas que hizo Massa cuando anunció el Dólar Soja y se proyectó una recaudación impositiva por encima de la esperada. En el Gobierno admiten que los números que manejó el ministro de Economía superaron las expectativas por lo que se podría ofrecer esta ayuda por única vez para compensar el incremento de inflación en función al retraso que tienen los salarios de miles de trabajadores.

El mismo Massa dijo el viernes pasado que a partir de los resultados del Programa de Incremento Exportador, se podrá avanzar con medidas dirigidas a los sectores vulnerables de la población, cuyos detalles se conocerán la próxima semana».

En el Ministerio de Trabajo aseguran que la discusión salarial que se está desarrollando con diferentes gremios «no impondrá techos o topes».

Así, el ministro Claudio Moroni admite que el reclamo de 130% que hizo el gremio de Camioneros será un tema a debatir con los empresarios del sector. Esto, aseguran en Trabajo, es parte de «una consecuencia lógica» de la paritaria que fijaron los trabajadores del neumático y los bancarios la semana pasada donde superaron el 65 y 90% de incremento salarial.

En el plano de la ayuda social directa se analizan las posibilidades concretas de aquí a fin de año para diferentes programas de asistencia.

Por un lado, en el Ministerio que lidera Juan Zabaleta aseguraron a El Cronista que el plan Potenciar Trabajo tendrá a partir del 1 de octubre un incremento por lo que llegará a compensar con el aumento del salario mínimo que será de $54.550 y a partir del 1 de noviembre, el salario mínimo pasará a aumentar a %57.900, con lo cual esto también se replicará en el Plan Potenciar Trabajo.

En tanto, el programa Tarjeta Alimentar también tendría antes de fin de año un aumento. Según lo expresó la misma vicepresidenta Cristina Kirchner el aumento del índice de la indigencia que mostró en septiembre el INDEC dejó en evidencia que hay una pobreza estructural sacudida por el aumento del precio de los alimentos. 

Esta lectura que hizo la vicepresidenta abrió en el Gobierno la posibilidad concreta de fundamentar un nuevo aumento de la Tarjeta Alimentar antes de fin de año.

 568 total views,  5 views today

Deja una respuesta

Next Post

Tarifas para Clubes de Barrio: cómo es el trámite y dónde encontrar el formulario para mantener el subsidio

«Ocho mil clubes a lo largo y ancho del país no van a tener tope en el gasto ni van a formar parte de la […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: