Cobró vida la primera etapa de la cancha de básquetbol en Villa del Deportista

Julián Arocena, uno de los integrantes del grupo que lleva adelante el proyecto, contó en “Voces de la Ciudad” pormenores de la realización vecinal que no solamente hace a lo recreativo, sino también a lo educativo, ya que la cancha beneficiará a los alumnos de la Escuela Primaria Nº 47 “Almafuerte” de Villa Zabala. “Lo importante es la participación ciudadana por fuera de los espacios políticos”, manifestó Arocena.

A través de una nota telefónica realizada por el periodista Hugo Moller, uno de los integrantes del grupo que lleva adelante el proyecto de la cancha de básquet en la Villa del Deportista, Julián Arocena, comenzó señalando que “el proyecto y la inquietud salió principalmente de vecinos y vecinas del lugar, amantes del básquet por supuesto, que después se fueron comunicando con otras personas como en mi caso, que nos gusta el básquet y estamos ligados mayoritariamente por jugar, pero con ganas de aportar en un proyecto así”.

Siguió relatando que “arrancamos hace dos años con el proyecto, sabiendo que era bastante costoso y que iba a ser un camino largo pero que estábamos dispuesto a hacerlo”, por lo cual “arrancamos a tener reuniones con el municipio para preguntar sobre la posibilidad de poder realizar esta obra en un espacio público, obtuvimos el okey y arrancamos a trabajar”.

Arocena reveló que “primero nos dimos a conocer como grupo de trabajo pensando en bonos y calcos para empezar a difundir la idea del proyecto, que tenía un anclaje con el barrio porque ahí cerca se encuentra la Escuela Almafuerte, la cual no tiene un espacio para realizar actividades de Educación Física, así que le venía muy bien al barrio por ese lado y desde un inicio articulamos con la escuela en ese sentido para que le sea útil a los estudiantes y jóvenes, más allá de lo recreativo se pensó desde lo educativo también”.

“Al principio escribimos el proyecto y armamos el mapa de cómo se vería la cancha, y además había que averiguar presupuestos de lo que saldría y preparar el suelo para el hormigonado es la parte más costosa y lo pudimos lograr”, puntualizó.

Aclaró al instante que “tuvimos una gran mano del actual secretario de Obras Públicas, Adrián Furno, que en ese momento estaba en el Ente Vial, y nos dio una mano muy grande para la preparación del suelo y el compactado, algo que lleva tiempo, y una vez que tuvimos eso fue como una carta de presentación de que el proyecto iba en serio”.

A partir de ahí, “conseguimos la donación del hormigón por parte de una empresa, quedó una superficie muy linda y ya a partir de ahí empezamos a pensar cómo alcanzar los aros”, señaló, para describir a continuación: “Tuvimos que encarar los aros por un lado, y por otro lo que es la columna de base es mucho más artesanal, fuimos a una chacharita y encontramos unos caños que eran de estilo naval, muy grandes y bien resistentes, los llevamos a una herrería para hacer los cortes y que tuvieran la forma para soportar un aro de básquet, y después arenarlo y pintarlo».

«Cada uno de esos pasos era mover estructuras gigantes que implicaban mucha logística, y ahí más que dinero fue coordinar piezas y quiénes del grupo estábamos para llevarlas de un lado a otro”, explicó Arocena.

“Eso fue haciendo que corriera el tiempo y que transcurriera del inicio del proyecto hasta el día de hoy dos años, pero viendo la imagen de la cancha cómo quedó y probándola estamos muy contentos, se dio un gran paso y desde lo logístico fue mucho trabajo”.

En la cancha ya se puede jugar porque está el piso y se colocaron los aros, pero en cuanto a objetivos en el corto plazo, Arocena reveló que “ahora nos queda seguir trabajando por pintar la cancha porque todavía no tiene las líneas ni el espacio delimitado, y vamos también por la iluminación, para lo que ya estuvimos hablando con algunas personas que quieren colaborar y tenemos algún dinero que nos quedó de los bonos para encararlo, y además nos quedan los denominados aros chicos para niños y niñas hasta 12 años que no llegan al aro alto, más que nada pensando en los chicos de la escuela Almafuerte, para que a más tardar el año que viene ya tengan para empezar la actividad”.

“Quien quiera contactarse para comprar algún bono o ponerse en contacto para ver si puede colaborar de alguna forma y quiere conocer más del proyecto, puede encontrarnos en redes sociales como La cancha de la Villa, donde vamos subiendo imágenes y novedades del proyecto”, informó Arocena, quien finalmente reflexionó que “la voluntad de varias personas que se juntan para un interés común es sumamente importante y ojala sirva de inspiración para que en otros lugares se armen canchas de básquet, de vóley, fútbol o lo que sea, pero lo importante es la participación ciudadana por fuera de los espacios políticos”.

 406 total views,  17 views today

Deja una respuesta

Next Post

Trabajo controla jornada laboral y horas de descanso de choferes

En el inicio del fin de semana largo, inspectoras e inspectores verificaron el cumplimiento de la normativa laboral vigente para el sector Atento al mayor […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: