Polémica por el cobro de copago en clínicas privadas del Conurbano

Las clínicas privadas del Conurbano bonaerense empezaron a cobrar copagos a los pacientes: aseguran tener una «dramática» crisis.

Al conflicto por el copago de $1.000 que solicitan médicos del IOMA PAMI, se sumó hace algunas semanas el copago por atención que exigen las clínicas privadas en el Conurbano bonaerense, las cuales aseguran estar en una «dramática» situación económica.

El 1 de junio entró en vigencia la polémica resolución del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires, que les indicó a sus afiliados el cobro de mil pesos a los pacientes en calidad de «gastos operativos de consultorio (GOC)».

Desde el IOMA habían calificado la medida del Colegio de Médicos de «ilegal«. El vicepresidente de la entidad, Mariano Cardelli, afirmó: «Esto incumple dos cosas: el Colegio no tiene facultad para fijar aranceles y, aún si fuera autorizado a fijarlos, no son aplicables a las obras sociales, porque para eso están sus convenios. La resolución está escrita de una manera que intenta pasar por encima de los convenios. IOMA ya le comunicó a las entidades que no pueden aplicarlo.»

Sin embargo, pacientes de esas obras sociales de distintos puntos del territorio bonaerense denunciaron que aún muchos médicos continúan cobrando ese copago.

Cuando todavía no se resuelve ese conflicto, la Cámara de Prestadores del Salud del Conurbano (CAPRESCO) se plegó a la idiosincrasia resuelta por las autoridades del Colegio de Médicos y decidió sumar un copago de entre $400 y $600 por cada atención.

Se trata de “la ultima medida para no quebrar”, aseguraron desde la Cámara de clínicas privadas, un sector que tuvo un fuerte impacto con la pandemia por coronavirus, debido al costo y la cantidad de internaciones, y que debió ser rescatado frente a su desborde por el Estado bonaerense.

El vicepresidente de CAPRESOCO, Guillermo Barreiro, argumentó la decisión de cobrarle un extra a los pacientes en «la dramática situación económica», y señaló que la misma afecta tanto a clínicas como a médicos.

«Nosotros hemos tenido siempre aumentos por prestación por debajo de la inflación. Además nuestra inflación siempre es más que la general. Esto hace que cada vez haya menos clínicas y además tenemos cada vez menos profesionales para atender pacientes. Lo que gana un profesional de salud, que se formo durante años y sigue perfeccionándose es una vergüenza”, expresó.

Además, Barreiro sostuvo que “el médico debe esperar entre 30 y 60 días para cobrar el arancel que además esta disminuido por descuentos de seguro medico (5%), gestiones administrativas (5%), IIBB (3,5) y en algunos casos el IVA. Con esta medida, el medico esta mejor remunerado y los pacientes lo entienden y acompañan”.

Por último, añadió que el sector viene sufriendo “la fuga de médicos al exterior o al sistema privado de la CABA” por diferencia de salario.

 141 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

<strong>Capurro llega con sed de podio a Chaco</strong>

Luego de haber conquistado su primera victoria en el TC2000 Series, Matías Capurro afronta la décima fecha del campeonato de Top Race con el claro […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: