“Maradonizar al mundo”: la historia detrás de la camiseta homenaje a México 86

Suele decirse que una canción deja de pertenecer a su autor cuando es incorporada a la cultura popular en forma de, por ejemplo, un cantito de cancha. Y así como “Te quiero tanto” pertenece más a las populares que a Sergio Denis, la camiseta que la Selección Argentina de fútbol utilizó en México ‘86 ya es una posesión colectiva. Mientras que el coleccionista Marcelo Ordás se encargó de gestionar el retorno al país del Santo Sudario de la final contra Alemania, la marca Le Coq Sportif se propuso homenajear a aquella gesta gloriosa con una colección que rememora, y remasteriza, la casaca original.

Cuando es una empresa privada la que se involucra con los símbolos populares, la responsabilidad es doble. “Desde que tomamos la licencia de la marca, en octubre de 2021, supimos que íbamos a hacer algo con esa camiseta”, dice Agustín Melano, presidente de ID Argentina, la empresa licenciataria de la marca francesa. Un mes después empezaron a trabajar en el Proyecto 86, tal como se lo conocía en los borradores: una colección de distintas prendas para honrar al jugador, a la persona y al símbolo. Y para ello, de manera inmediata, se pusieron en contacto con quienes manejan la imagen de Maradona, es decir, sus herederos.

La empresa dialogó con los cinco hijos del jugador -Dalma, Gianinna, Jana, Diego (h) y Diego Fernando- a través de los cuatro abogados que los representan. ID presentó el proyecto con todos sus detalles: el nombre “Coronados de Gloria”, las prendas que formarían parte de la colección, los diseños de cada una y las cantidades limitadas que se pondrían a la venta. Un acuerdo interno entre los hermanos establece que las decisiones las toma la mayoría, pero en este caso no hizo falta contar votos: todos estuvieron de acuerdo en darle luz verde a la colección, y en facilitar el uso de la imagen de su padre para promocionarla.

“El 2022 iba a ser un año especial para estos colores, y decidimos hacer la mejor versión posible de un producto”, dice Melano. El Proyecto 86 se mantuvo en secreto hasta su fecha de lanzamiento, el 6 de octubre, cuando se puso a la venta una edición limitada de 1000 estuches que incluía la camiseta, una réplica de la cinta de capitán, y una ilustración del artista Sebastián Domenech.

El de Le Coq Sportif y Maradona debe ser uno de los pocos casos en los que una marca queda unida al jugador sin que jamás haya existido un contrato de por medio. Que la Selección Argentina se haya terminado vistiendo con Le Coq fue producto de una serie de negociados que involucraron la ridícula suma de 72 mil dólares, pero que a la larga representaron mucho más que dinero para la marca. Y la nostalgia sería un argumento más que utilizaría Le Coq para su relanzamiento en el país.

El sentimiento del pasado con la tecnología de hoy

El objetivo del producto final era combinar la iconografía conocida por todos -la camiseta azul o la blanquiceleste, la tipografía del número dorsal, el corte clásico de la casaca- con tecnología actual. “Utilizamos telas y tecnología para que cualquier persona pueda entender al producto: una de 45 años va a reconocerse en lo simbólico, y una de 17 va a poder darse cuenta de que esta camiseta está hecha de la misma forma que cualquier otra de alta competición”, explican desde la marca.

La imagen es diferente a la marca

Desde un principio también estuvo claro que esta camiseta conmemorativa podía ser un motivo de disputa entre los herederos de Maradona y Sattvica, la empresa que tiene los derechos de comercialización de la marca Maradona, La Mano de Dios y demás variantes para referirse al jugador.

Durante los últimos días circuló la noticia de que Rita Mabel Maradona -hermana de Diego y presidenta de Sattvica, representada por el abogado Mauricio Dalessandro- le había iniciado una demanda a Le Coq Sportif por uso indebido de marca del ex campeón del mundo en México 86. “Nunca pudieron demostrar que tenían derechos sobre la imagen del jugador, y es por eso que nosotros tuvimos trato con los herederos y no con ellos”, dice otra fuente de ID Argentina. Lo cierto es que en la empresa aseguran no haber recibido ninguna notificación sobre ninguna acción judicial.

La legitimidad de Sattvica siempre estuvo en duda, puesto que no se sabe en qué condiciones se encontraba Maradona a la hora de ceder los derechos de comercialización de su nombre en favor de su ex representante, Matías Morla, y del cuñado de éste, Maximiliano Pomargo. Es por ello que la colección lanzada por la marca francesa no utiliza el nombre de Maradona (así como tampoco el logo de la Asociación del Fútbol Argentino) pero sí imágenes históricas de la época, cuyo uso fue autorizado por los herederos del jugador.

“Sus hijos e hijas estaban buscando un proyecto que elevara la memoria de su padre, que estuviera a la altura de lo que él hubiera querido”, dice Melano. Una vez lanzada la colección “Coronados de Gloria”, todos sus hijos compartieron fotos y videos en redes sociales mostrando la camiseta, y hasta Dalma se ofreció a sortear una entre sus seguidores. “No me interesa nada más que maradonizar el mundo”, escribió. Y ayer, cuando se supo de la supuesta demanda, compartieron un texto en el que reafirman que nadie, salvo ellos, puede impedir utilizar la imagen del jugador. ¿”La cultura popular no se mancha”, hubiera dicho él? Quizás algo así, seguramente con más ingenio.

 69 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Next Post

Michael Bublé: “La Argentina es mi casa, quiero que el país crezca y que todos encuentren la felicidad”

Él no tiene prejuicios en admitirlo. Podría, con el aval de una carrera de más de 20 años, quedarse en una zona de confort. Sin […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: