Máximo Kirchner en el Encuentro Nacional de Salud: «El cambio somos nosotros»

Junto a funcionarios como Nicolás Kreplak, el jefe del PJ bonaerense habló frente a 6.000 personas. «No voy a dejar que nos roben más las palabras», apuntó.

Máximo Kirchner participó junto a Nicolás Kreplak, Daniel Gollán, Carolina Centeno y Enio García del multitudinario acto central del IX Encuentro Nacional de Salud. El mismo se realizó en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú con la presencia del intendente Esteban Martín Piaggio y la diputada provincial Stefania Cora.

En el marco de un multitudinario acto de apertura con más de 6.000 personas presentes, apuntó contra la apropiación de palabras y símbolos por parte de la oposición. «Cuando parecía que nada se podía, la Argentina sí pudo, y sí puede. ¡No me molesta decir “sí puede” porque siempre los que pudimos fuimos nosotros y no voy a dejar que nos roben más las palabras. El cambio somos nosotros y nosotras», exclamó el jefe del Partido Justicialista bonaerense.

También puso en valor este tipo de encuentros federales y participativos y dijo que “son importantes para cualquiera que aspire a gobernar una nación, una provincia, un municipio o una comisión de fomento». «Sino después aparecen las candidaturas de diferentes personas que pueden tener gran impacto mediático, apoyo económico de los diferentes poderes pero tras ellos no hay más que políticas enlatadas y muchas veces ni siquiera evaluadas o pensadas por quienes realmente están en el territorio y en los lugares donde hay que desarrollar y aplicar la política”, analizó Kirchner.

Gran parte de su discurso la dedicó a poner en valor la enorme tarea realizada por personal sanitario en todo el país: “El laburo hecho ha sido a mi entender no tan valorado como debería ser, poco se reconoce la tarea de tanta gente». En ese sentido, remarcó que «son discusiones que nos debemos en este país si queremos construir una sociedad mejor y capaz de superarse a sí misma”.

En otro pasaje, se refirió a la necesidad de dar debates profundos sin que se desvirtúe aquello que es verdaderamente importante para el desarrollo del país: “Cuando defendemos una política pública o tenemos un anhelo de implementación de alguna idea, pareciera que lo que estamos buscando es suprimir lo existente y no es así. De lo que se trata es de complementar, de sumar, de que haya más variables. Tenemos que diseñar, complementarnos y pensar nuestro país para que no solo encuentren respuesta quienes están en los centros urbanos”, destacó.

También agregó: “Estas discusiones que muchas veces terminan desvirtuadas anulan la posibilidad de discutir qué país queremos y terminamos discutiendo frases sacadas de contexto de un lado y del otro en vez de discutir políticas públicas que beneficien a nuestro pueblo”.

Además, se refirió a los debates que se dan con relación a la economía y el presupuesto cuando se habla desde algunos sectores de la necesidad de reducir el gasto: “Escuchamos que se dice que hay que reducir el gasto en salud, en educación, en seguridad. La verdad es que no es gasto, se trata de inversión y no se trata de una mera cuestión semántica. No estamos gastando, estamos invirtiendo. Debemos discutir este tipo de cosas, porque nos piden orden fiscal desde el FMI y la verdad que es muy difícil que una Nación salga adelante bajo esas condiciones y con los vencimientos de deuda vigentes”.

Máximo recordó la curva de vencimientos que debe afrontar la Argentina y pidió seguir discutiendo el tema porque se trata de “un endeudamiento irracional y criminal que sucedió en la era de Macri y que tiene varios impactos y dimensiones al mismo tiempo.

Con ese tono crítico, agregó: «¿O de dónde piensan que van a salir los recursos necesarios para cumplir con las metas? Podemos imaginarlo, pero nadie dice de dónde van a salir”. “Los dólares del préstamo no se usaron para invertir en salud, pero a la salud le van a hacer pagar parte de la deuda y esto es lo que tenemos que tratar de evitar, debatir y discutir”, sentenció.

“Nuestro país necesita que cada habitante de nuestra nación -piense como piense- se involucre, porque cuando las sociedades participan el margen de error que podemos tener se reduce. No necesitamos mesas tan chicas para problemas tan grandes. Necesitamos mesas cada vez más grandes, más participativas, mesas que integren y también entender -en la discusión y el debate- que no todos tenemos por qué pensar igual. Tenemos que participar y debatir con la responsabilidad de encontrar un punto de acuerdo para iniciar la acción de una política pública que se traslade luego al buen vivir o al mejor vivir de nuestra sociedad”, destacó Kirchner.

 345 total views,  5 views today

Deja una respuesta

Next Post

Cambios en una forma de pago en las estaciones de servicio

A partir de ahora, las estaciones de servicio deberán realizar el pago electrónico fuera del área de surtidores para evitar accidentes, y los conductores no […]
error: Content is protected !!