«La idea es trabajar en la prevención y evitar que aparezca»

Aseveró el Dr. Pedro Barrientos en el marco por el «Día Mundial de la Diabetes». Además dio detalles y recomendaciones de cómo convivir con esta enfermedad

Por el “Día Mundial de la Diabetes”, el periodista Jorge Gómez realizó una nota con el Dr. Pedro Barrientos, quien al inicio señaló que “es una enfermedad silenciosa que no genera síntomas en algún inicio, y es importante decir que con 126 como valor de glucemia en ayunas ya hace a un diagnóstico de diabetes”.

Amplió que “es una enfermedad cardiovascular que va tapando la arteria, por lo tanto, es lo mismo que vos hayas fumado toda la vida o es lo mismo que tengas el colesterol alto, porque un diabético se muere de un infarto o de un accidente cerebro vascular”.

“Uno cree que la complicación de la diabetes es cuando se queda ciego o entra en diálisis, o cuando hay alguna amputación, pero en realidad esa es una complicación tardía… a veces quizá eso no aparece y el paciente fallece de un infarto o de un ACV”, acotó seguidamente.

Por lo tanto, se concluye que la diabetes puede llevar a la muerte a la persona, aunque remarcó Barrientos que para eso tiene que estar muy mal tratada o controlada. “Si hay esa falta de conciencia que a veces se da en el paciente que se queda con un medicamento durante años o toda su vida y la diabetes evoluciona y el páncreas se va agotando, y si el paciente hace todo mal, que no camina, no toma la medicación o hace a medias la dieta saludable, seguramente ese páncreas se va agotar más rápido; pero si el paciente tiene una buena conducta se va a retrasar el agotamiento pancreático”, aunque aclaró que “todo paciente del tipo 2 requiere insulina en algún momento de la enfermedad”. 

Justamente, destacó que hay tres tipos de diabetes. “Está la diabetes tipo 1 que se diagnostica en las primeras edades de la vida, que lleva insulina sí o sí desde el inicio del tratamiento; la tipo 2 que se da en los adultos y es el 90% de los pacientes que vemos; y la diabetes gestacional, que es la de la embarazada. Quien queda embarazada a los 30 años o más tiene más probabilidades de tener una diabetes gestacional, que significa que a futuro esa paciente va a terminar siendo una diabética tipo 2, es una diabetes que dura en el curso del embarazo pero es probable que cuando el bebé nace esa mujer vuelva a valores normales de glucemia, aunque debe tener un control porque en la edad de la menopausia o un poco más, si no cambia estilos de vida y tiene herencia de familiares diabéticos, es probable que se transforme en un paciente con diabetes tipo 2”.

CONSEJOS BÁSICOS CONTRA LA DIABETES

Luego, Barrientos insistió en afirmar que “es una enfermedad que silenciosamente va tapando la arteria y por lo tanto los factores de riesgo son los mismos que para un paciente cardíaco, y por eso instamos a que el paciente baje de peso, camine, haga una dieta saludable, deje de fumar y estas cuestiones que a veces parecen banales”.

Por ende, subrayó que “es muy importante la actividad física, que a veces es lo que el paciente no hace. Uno cuando entrega un prospecto indicando la medicación que debe tomar o la dieta que debe cumplir el paciente eso lo hace, pero cuando uno le pregunta cuánto camino en la semana es lo que menos realiza, y siempre hay un montón de excusas para hacerlo, y la actividad física es una de las patas más importantes y eso se ve en el resultado de los análisis”.

De hecho, reveló el profesional que “a veces hacemos estas pruebas de detección de diabetes o medición de sangre capilar y el paciente puede tener un valor de 200, y se lo invita a caminar y hacerse un nuevo control a la hora de haber hecho esa actividad y seguramente el valor ha cambiado, baja, y cuando el paciente lo ve y tiene la prueba fehaciente de que la actividad física le cambió, toma un poco más de conciencia de la importancia que tiene la actividad física”.

DIETA SALUDABLE

Sumado a eso, “está el tema de la dieta saludable -prosiguió Barrientos- en la cual marcamos la reducción (no prohibición) de carbohidratos. La dieta no significa prohibirle al paciente lo que venía comiendo hasta acá, pero sí achicar la porción de carbohidratos: pan, pasta, galletitas y aquello que tiene demasiada concentración de harinas. Es algo muy difícil sostenerlo en el tiempo, entonces apuntamos a achicar la porción”.

En ese sentido, el doctor graficó que “si tenemos que dividir el plato en tres partes, la porción de carbohidratos debería ocupar un cuarto del plato. La mitad del plato serían verduras, un cuarto las proteínas (carnes) y el otro cuarto los carbohidratos… entonces ahí se incorporan mucho más frutas y verduras y hay reducción de carbohidratos”.

Finalmente, si bien señaló que es una enfermedad que no se cura, destacó que “nosotros decimos que hay que aprender a convivir con la diabetes y no vivir para la diabetes, ya que mucha gente interpreta que esto que le ha pasado es un castigo o una condena, pero nosotros decimos que hay que aprender a convivir”, y hasta resaltó que “han evolucionado tanto los tratamientos con el correr de los años que cada vez aparecen medicaciones mucho más seguras para la diabetes de tipo 2, tanto vía oral como nuevas insulinas o análogos de la insulina”.

 377 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Tratamiento de la basura: Martín Migueles estudió el ejemplar caso de La Dulce

El candidato a intendente por Juntos, Martín Migueles, visitó en el inicio de esta semana la localidad de La Dulce, donde aprovechó la oportunidad para […]
error: Content is protected !!