Encontró un extraño animal fluorescente en la costa y pensó que era un ser vivo “alienígena”

La caminata de un hombre por la playa dejó de ser una actividad cualquiera cuando hizo un hallazgo entre la arena. La criatura que encontró le generó mucha curiosidad y en un primer momento creyó que se trataba de un ser vivo de origen alienígena.

Abrieron un búnker camuflado con césped artificial y descubrieron un perturbante delito

Esta experiencia le ocurrió a Mike Arnott en Portobello Beach, un lugar cálido para descansar y tomar sol, ubicado en Edimburgo, Escocia. El hombre de 33 años caminaba por la orilla del mar con la marea baja y fue sorprendido por lo que creyó que era un objeto. El color verde fluorescente fue lo que llamó su atención y quedó impactado cuando comenzó a moverse.

“Vi esta cosa verde fluorescente con agujas extrañas, no tenía idea de qué era. Los colores verde brillante y dorado me atrajeron directamente”, contó a un medio local y reconoció que en un primer momento pensó que se trataba de un ser extraterrestre, especialmente después de que al darle la vuelta descubrió que tenía muchas patas y no se parecía a ningún otro animal. Pero también pensó que podría tratarse de un animal de las profundidades. Las criaturas que se encuentran en el fondo del mar siempre han despertado curiosidad debido a que desarrollan características especiales para sobrevivir en esas regiones prácticamente sin luz solar y con temperaturas bajo cero.

Su aspecto suele ser considerado monstruoso con dientes y ojos enormes, además de tener luz propia. Los especialistas aseguran que todavía no conocemos a todos los ejemplares que ahí habitan. Entre los que han podido ser vistos y documentados están: el calamar vampiro, el pez Barreleye, que tiene una cabeza transparente, el tiburón volado, el gusano Bobbit. Todos parecen sacados de una película de alienígenas.

De acuerdo con el medio edinburghlive.co.uk, Pete Haskell, quien trabaja en la revista Scottish Wildlife Trust, identificó a la criatura hallada por Arnott como un Aphrodita aculeata, cuyo nombre común es rata o topo de mar. Lo que descarta totalmente que se trate de un ser vivo ajeno al planeta Tierra, pese a lo espeluznante de las fotografías que compartió.

Lo que sí llamó la atención del especialista fue el sitio donde lo encontró el bañista. “Parece un poco extraño que esté fuera del agua, pero es un tipo de gusano de cerdas marinas que se encuentra en toda la costa del Reino Unido”, dijo.

El ratón del mar puede llegar a medir hasta 20 centímetros. Su composición, como se ve en las imágenes del hallazgo, es en forma de óvalo, y el brillo que destellan es debido a que los filamentos que lo recubren están entrelazados. Además, desprenden luces de colores para advertir a los depredadores. Este animal posee un par de ojos y tentáculos frontales.

Planteó quiénes son los “mayores enemigos” de los latinos en EE.UU. y varios coincidieron

Estas criaturas suelen estar enterradas en la arena y se desplazan lentamente en busca de gusanos y moluscos para alimentarse. No es extraño que Arnott la encontrara en Portobello Beach porque su hábitat está en la región Atlántica que va desde desde el norte del Reino Unido e Irlanda hasta las costas de España y Portugal.

 46 total views,  5 views today

Deja una respuesta

Next Post

El BCRA volvió a reducir fuerte su exposición al dólar futuro en octubre

La denominada “calma cambiaria” que se había instalado en el mercado luego de la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía -y en medio […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: