Se indignó con una actitud de su vecina y le dejó una desagradable sorpresa en el buzón: “Regalo especial”

Si existe algo que es verdaderamente molesto es la actitud de los dueños de mascotas que los llevan a pasear a la calle y que, en lugar de limpiar el excremento de estos, lo dejan en el piso. Lo anterior no solo es incómodo y podría poner en riesgo la salud pública, sino que cualquier persona puede caminar por el mismo lugar, pisarlo sin querer y vivir un muy mal momento.

Abrieron un búnker camuflado con césped artificial y descubrieron un perturbante delito

Recientemente, los medios australianos y británicos comunicaron la noticia de un hombre en Adelaida que compartió en su cuenta de Facebook una anécdota que vivió con una vecina que sacaba a pasear a su perro por los alrededores, pero nunca recogía el excremento.

Según consignó The Daily Star, Ashley McKay puso a prueba su tolerancia frente a su vecina, que para él no solo era maleducada, sino además inconsciente. Todo comenzó cuando el hombre notó que la mujer paseaba con correa a su pequeño perro blanco de raza caniche y siempre caminaban por la acera que estaba frente a la casa de él.

Con el tiempo, notó que la mascota se detenía en el jardín del hombre para evacuar, y la mujer, en lugar de recogerlo con una bolsa como dictan las normas de convivencia —escritas o implícitas—, simplemente continuaba con su paso por la calle sin prestar mayor atención a las heces del perro.

Harto de la situación, un día, a McKay se le ocurrió que haría que la mujer viviera lo que él tenía que soportar constantemente, pero en lugar de tomar un animal y que este defecara en el patio o jardín de ella, tomó las heces del caniche, las introdujo en un sobre y se las envió a su casa.

Por insólito o extremo que parezca, el hombre registró en fotos paso por paso de todo lo que hizo y lo compartió en sus redes sociales. En primer lugar, recogió las heces de perro de su jardín y las introdujo en un sobre blanco. El mismo tenía escrito en la parte exterior: “Para la dueña del pequeño perro blanco. ¡Esto te pertenece!”.

En una de las fotos que tomó McKay, la cámara enfocó el interior del sobre donde estaban las heces. Acto seguido, se dirigió hacia la casa de su vecina, específicamente a su buzón de correo en papel. Una vez allí, introdujo el envío por la abertura de la pequeña caja de metal y también lo capturó en fotografía.

Se enamoraron del azafato y al bajarse del avión le declararon su amor de una descarada forma: “Se avergonzó”

Asimismo, el hombre en Facebook pareció estar muy enojado cuando acompañó las imágenes que tomó con el texto: “Cuando dejas que tu perro cag… en mi césped, recibes un regalo especial en tu correo”. Con una conducta de venganza, el hombre pareció poner fin al problema.

De acuerdo con el medio inglés, McKay se mantuvo muy atento y evaluó la conducta de la mujer los días posteriores al envío del sobre con el insólito contenido. Según contó y hasta el momento, la vecina no solo no volvió a pasear al perro por su jardín, sino que tampoco la vio en los alrededores de su casa.

 19 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Qué es el Black Friday 2022 y cómo aprovecharlo

El último día de esta semana laboral será el Black Friday 2022, que el viernes 25 de noviembre traerá este evento de ofertas y descuentos […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: