El FBI recuperó un manuscrito de Hernán Cortés de 1527 que había sido robado en México

Durante unos 30 años, una orden de compra del siglo XVI firmada por Hernán Cortés, quien lideró la conquista del imperio azteca para la corona española, estuvo desaparecida de los archivos nacionales de México y llegó al circuito de subastas privadas en Estados Unidos.

El documento de 1527 fue robado del Archivo General de la Nación en Ciudad de México en algún momento antes de 1993, según un expediente judicial del fiscal federal de Massachusetts.

Pero durante el verano, el FBI puso fin al tráfico ilícito, sin embargo la investigación sobre cómo fue sustraído el documento sigue abierta. El martes, los fiscales federales anunciaron la recuperación del documento robado con la esperanza de repatriarlo a México, donde es posible que su valor no esté asociado con el monto en que se habría vendido la orden de compra en una subasta.

Susan Elizabeth Ramírez, catedrática emérita de historia y estudios latinoamericanos en la Universidad Cristiana de Texas, dijo que la recuperación de documentos como este “puede cambiarlo todo”.

“Sin manuscritos, no podemos escribir la historia”, dijo.

El manuscrito es una orden de pago firmada por Cortés el 27 de abril de 1527, instruyéndole a su mayordomo, Nicolás de Palacios Rubios, que comprara “azúcar rosada” en la botica por un valor de 12 pesos oro. Un lado refleja la solicitud y el otro lado registra el pago. Según una declaración jurada, el recibo está escrito a mano, en español, con tinta de agallas de hierro sobre papel de trapo y mide aproximadamente 21,5 por 15,2 centímetros.

El documento pertenecía al Fondo Hospital de Jesús en los archivos mexicanos. Según las autoridades de México, la colección fue declarada propiedad de la nación y se catalogó en 1929. Un manuscrito que permanece en la colección tiene un registro que muestra que se utilizaron 12 pesos para comprar “azúcar rosada” para la farmacia de la Marina en relación con una expedición.

Cortés zarpó hacia México en 1519 con la mira puesta en derrocar al emperador azteca Moctezuma en la capital de Tenochtitlán. Los aztecas inicialmente repelieron la invasión española, pero Cortés regresó en 1521 y se apoderó de la ciudad en un asedio que quemó la urbe rodeada por el lago hasta dejarla en ruinas y trajo enfermedades como la viruela que diezmaron a la población. Pocas décadas después de la invasión, la enfermedad había matado a unos 20 millones de aztecas.

Ramírez dijo que el documento data de una época en que Cortés estaba explorando el sur de México, alrededor de la actual Honduras, un momento en el que se adjudicó una fuerza laboral privada de unas 23.000 personas. Ella dijo que la descripción de “azúcar rosada” probablemente se refería a una técnica de refinación utilizada para hacer melaza que dejaba un azúcar matizado, algo similar a la azúcar morena actual.

Después de que fue sustraído de México, la procedencia del documento trascendió en Estados Unidos. Según una investigación del FBI, el manuscrito fue comprado en una subasta en la década de 1990 por el fundador del Museo de Tesoros Mundiales en Wichita, Kansas. Su familia envió el documento en consignación a Goldberg Coins and Collectibles en Los Ángeles, y en 2019, un residente de Florida lo compró en subasta. Esa persona luego contrató a RR Auction en Massachusetts, donde el documento se puso en subasta en junio.

El 6 de junio, el gobierno mexicano alertó de la venta del documento al FBI. El manuscrito recibió 22 pujas y el 8 de junio, cuando el FBI notificó a RR Auction sobre la posibilidad de que el documento fuese robado, el precio de la oferta era de 18.626 dólares. Luego, el artículo se eliminó del sitio web de la casa de subastas.

“Tan pronto como nos contactaron, detuvimos la venta, notificamos al consignador y no hubo ningún problema con ellos”, dijo Mark S. Zaid, abogado de RR Auction.

En un comunicado, el Archivo General de la Nación dijo que en agosto envió un comité de expertos a la oficina del FBI en Boston para autenticar el documento. Se espera que el manuscrito sea repatriado a México.

Ramírez dijo que el tráfico de artículos y documentos históricos es un problema generalizado en América Latina. Varios manuscritos fueron robados de los archivos en Perú y, en febrero, el gobierno mexicano y los cuerpos de seguridad de EE. UU. recuperaron una gran cantidad de documentos en la ciudad de Nueva York. Entre esos documentos estaba una carta escrita por Cortés.

“El problema es estructural”, dijo Ramírez. “Hasta que no se profesionalicen más los archivos, esto seguirá pasando”, aseveró

 33 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Día del Vino: claves para degustarlo y el mejor maridaje para cada uno

El 24 de noviembre se conmemora el Día del vino argentino como bebida nacional, una propuesta dedicada a celebrar el significado de este símbolo, que […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: