El traumatólogo del Atlético de Madrid reveló que atiende al papa Francisco por su problema en la rodilla: “Es un paciente muy tozudo”

ROMA.- Aunque en mayo de este año empezó a usar una silla de ruedas debido a su problema en un ligamento de la rodilla derecha, el papa Francisco está mejorando y también camina solo, ayudado por un bastón y un andador.

El Pontífice, que el 17 de diciembre cumplirá 86 años, suele tratatarse su dolencia en la rodilla con diferentes terapias que realiza en sesiones con fisioterapistas expertos: láser, tecnoterapia y magnoterapia, según él mismo contó en una entrevista hace unos meses. Pero ahora, quizás, le agregará algo más, ya que fue a verlo la semana pasada el doctor José María Villalón, traumatólogo y experto en medicina deportiva del Atlético de Madrid.

El Papa paciente

Villalón reveló la novedad en una entrevista con la radio española Cope, en la que dijo que era optimista y “que se lo podía ayudar” y contó que el pedido de consulta para poder eventualmente ayudar al paciente ilustre le llegó tanto desde la Conferencia Episcopal española como desde la nunciatura, es decir, la embajada del Vaticano en España.

El médico confesó que en esa primera entrevista con el Papa –que, según pudo saber LA NACION, fue el jueves pasado-, estaba bastante nervioso al tratarse del jefe máximo de la Iglesia católica.

“Es una responsabilidad de una figura mundial que tiene que estar en forma”, dijo. “Tenemos el hándicap de que no es un paciente normal por su gran actividad. Posiblemente el Papa lo tenga más difícil por su agenda tan complicada, pero soy optimista. Al Papa se le puede ayudar, él nos ayuda a nosotros en todo lo demás, pero vamos a poder al menos asesorar a los médicos que estamos en el día a día con él”, agregó.

Precisó, además, que el problema de la rodilla derecha “es un proceso artrósico que afecta a varias articulaciones: a veces se empieza por una articulación con artrosis y otras articulares se deterioran porque se cargan más de la cuenta. Y está buscándose que eso no avance y que la cosa vaya a mejor”.

Villalón consideró al Papa “un paciente muy majo, y muy tozudo en el sentido de que hay propuestas quirúrgicas que no quiere”.

“Hay que ofrecerle tratamientos más conservadores para que esté de acuerdo”, indicó, al confirmar, como él mismo había hecho saber, que no quiere saber nada de operaciones de rodilla o prótesis. El exarzobispo de Buenos Aires admitió en una entrevista en julio pasado que no quiere operarse de la rodilla porque teme que una eventual anestesia general le cause las mismas molestias que tuvo después de su operación de colon de julio de 2021.

Destacó, además, que encontró en Jorge Bergoglio a un hombre de “gran personalidad”, que “está muy bien, muy lúcido psicológicamente”. “Es un hombre muy grato, afable simpático y le gusta el fútbol”, subrayó asimismo. De hecho, no bien se enteró que era médico del Atletico de Madrid, el Papa le contó que, siendo capellán de San Lorenzo, el equipo de sus amores, años atrás, confirmó a Ángel Correa, delantero de ese equipo.

“Se tienen un cariño mutuo”, contó el profesional, que no ocultó que espera tener que volver a ver para una consulta al Papa “porque la primera visita fue una toma de contacto”.

 33 total views,  2 views today

Deja una respuesta

Next Post

Qatar 2022: Cristiano Ronaldo rompió un récord mundial y abrió el camino para el triunfo de Portugal

DOHA (Enviado especial).- “Are you ready for a good time”, vociferan los parlantes del imponente estadio 974, una locura arquitectónica levantada con containers y que […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: