Joaquín de la Torre se lanzó en la provincia con el respaldo de Patricia Bullrich y pidió “poner orden” en las calles: “No somos tibios”

En medio de la feroz interna de Pro en la Ciudad, el senador provincial Joaquín de la Torre, aliado de Mauricio Macri y uno de los detractores de Horacio Rodríguez Larreta en Juntos por el Cambio, lanzó hoy su precandidatura a gobernador bonaerense con el respaldo de Patricia Bullrich, una de las presidenciables de la coalición opositora con miras a 2023.

Con el objetivo de posicionarse en la carrera por la sucesión de Axel Kicillof, una contienda en la que están anotados Diego Santilli, Cristian Ritondo, Javier Iguacel y Néstor Grindetti, entre otros, De la Torre encabezó un acto en Moreno junto a la titular de Pro para explicitar su deseo de competir el año próximo.

El mes pasado, De la Torre había lanzado una campaña de instalación en la vía pública que buscaba posicionarlo en ese extremo de Pro. Las consignas que lo guían hacia 2023 son “con Macri había un rumbo” y “La Bullrich tiene coraje”.

José Luis Espert cargó duro contra Hebe de Bonafini en el homenaje que le realizaron en Diputados

“Patricia ya mostró en este tiempo que tiene lo que hay que tener para gobernar la Argentina. Se va a votar entre los que nos tuvieron encerrados y aquella que pidió la libertad [por Bullrich]. Lo que vamos a votar es entre aquellos que creemos que la pobreza se combate con trabajo y educación y aquellos que nos dicen que se acaba con programas sociales”, exclamó De la Torre, quien fue socio electoral de Facundo Manes en las legislativas pasadas, pero ahora estrechó lazos con el ala dura de Pro.

Primero cerró filas con Macri y luego selló un acuerdo con Bullrich, quien también apalanca a Iguacel y coquetea con Ritondo con el fin de contener el avance del tándem Larreta y Santilli en Buenos Aires. Aún convive con Miguel Ángel Pichetto bajo el paraguas de Encuentro Republicano Federal. Es más, fueron juntos a ver a Macri la semana pasada.

Convencido de que hay un cambio de clima político en el país, De la Torre, exintendente de San Miguel, apela a un discurso y una estética electoral para seducir a votantes de derecha, cristianos y conservadores. De hecho, reunió hoy a unas dos mil personas en Moreno y repartió gorras y carteles con “estética Trump” y sus eslóganes de campaña: “basta de todes” y “hay que poner orden”.

“Digo `basta de todes´ porque me parece una locura que en la agenda de los políticos progres el ‘todes’ sea un tema cuando tenemos 40% de pobreza. Es un idioma inventado y ridículo”, enfatizó De la Torre.

Larreta desafió a Macri con la candidatura de Quirós: cómo será la contraofensiva macrista y las apuestas de Bullrich y Lousteau

En ese marco, el senador provincial, quien se referenciaba políticamente en Vidal hasta que la exgobernadora decidió regresar a la Capital, dijo que la gestión de San Miguel, su terruño electoral, donde ahora gobierna su aliado Jaime Méndez, logró reducir el delito y llamó a poner “orden en las cuentas y en las calles”.

Alineado con el discurso y posicionamientos del ala dura de Pro, el exintendente de San Miguel llamó a “perseguir el delito y los delincuentes: no podemos seguir con miedo a que nos entren a nuestras casas, con miedo de ir a trabajar, con miedo de salir a la noche, porque no sabemos si nos van a matar para robarnos el celular”.

Sin ministerio de la Mujer ni de Ambiente

La provincia de Buenos Aires, el distrito más estratégico en la elección nacional, se convirtió en un escenario de la batalla en Juntos por el Cambio por la candidatura a presidente del año próximo.

Mientras Larreta apalanca a Santilli, quien se impuso en Buenos Aires en las legislativas pasadas, Macri y Vidal impulsan a Cristian Ritondo. El expresidente también avala las ambiciones de Grindetti, intendente de Lanús. Bullrich, en tanto, apuesta por De la Torre e Iguacel.

Respecto de la baja del déficit fiscal, De la Torre aclaró que poner “orden en las cuentas” no significa hacer un “ajuste”. Eso sí, prometió que eliminará diez ministerios. Es más, avisó que suprimirá en primer lugar a las carteras de la Mujer y de Medio Ambiente.

En ese marco, De la Torre, que respaldó a Jair Bolsonaro durante las elecciones en Brasil, buscó mostrar un perfil combativo: “No nos va a temblar el pulso para despejar las calles cuando haya un piquete y para echar del Estado a los que cobran y no trabajan. Tampoco nos va a temblar el pulso en solicitar las fuerzas nacionales si fuera necesario para combatir el narcotráfico. Nosotros no tenemos miedo, no somos tibios”, advirtió. Un mensaje para Larreta y el sector moderado de JxC.

El fútbol, la historia de los mundiales y el poder

Según De la Torre, una porción mayoritaria de la población quiere un cambio profundo. “Ahora tendrá que elegir quiénes son las personas adecuadas para llevarlo adelante. Estoy convencido de que se cómo hacerlo, de que tengo el coraje para hacerlo, de que Patricia sabe cómo hacerlo y que tiene el coraje para hacerlo”, indicó.

A su turno, Bullrich destacó la labor de la gestión de San Miguel en el combate del delito. “Se logró bajar en un 65% el delito en un municipio del segundo cordón del conurbano, y eso es gracias a un sistema que funciona como consecuencia de la voluntad política local de hacerse cargo del tema”, aseguró.

La titular de Pro prometió que “cuidará a los que trabajan” y advirtió: “Lo primero que vamos a hacer es estabilizar la economía. Quien puede vivir con 100% de inflación”.

 33 total views,  5 views today

Deja una respuesta

Next Post

Mundial 2022: el capitán de Bélgica cruzó a los jugadores alemanes por denunciar “censura” en Qatar

DOHA (ANSA).- “Estamos aquí para jugar al fútbol y no para lanzar un mensaje político”, afirmó el delantero y capitán de Bélgica, Eden Hazard, tras […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: