La salud de Alberto Fernández: el Gobierno aseguró que está «en perfecto estado»

El Gobierno nacional aseguró que el presidente Alberto Fernándes se encuentra “en perfecto estado de salud” tras padecer una gastritis erosiva que le fue diagnosticada durante la cumbre del G20 y negó que su ausencia en la reunión de gobernadores del norte argentino, que tendrá lugar en la provincia de Corrientes, tenga que ver con alguna prescripción médica.

La aclaración se debió a trascendidos que señalaron que el jefe de Estado necesitó una extensión del reposo que le había sido recomendado hasta el martes.

La suspensión del viaje a Corrientes para participar de la Asamblea del Consejo Regional del Norte se debió cuestiones de agenda. “No haber ido a ese encuentro no tiene que ver con salud sino con que retomó sus tareas y recibió una invitación de último momento”, que no pudo rechazar, aclaró la portavoz Gabriela Cerruti.

Durante la habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno, la funcionaria puntualizó que Alberto Fernández “se encuentra en perfecto estado de salud, tal como lo decía el parte” médico publicado el fin de semana pasado luego de la llegada del mandatario desde el sudeste asiático.

El episodio que sufrió durante su estadía en esa región “ya fue superado, es decir que su estado de salud volvió a ser como antes de viajar” a Bali, recalcó Cerruti.

El reposo que le había sido recomendado por la Unidad Médica Presidencial duró hasta el martes pasado y por eso, a partir del día siguiente, Alberto Fernández volvió a la actividad. Mantuvo reuniones con ministros y dirigentes en Casa Rosada y para las próximas horas tiene previsto sendas recorridas por el conurbano bonaerense para la inauguración de centros de primera infancia y otras instituciones.

La gastritis erosiva en el G20

La aclaración del gobierno nacional sobre el estado de salud del primer mandatario echó por tierra las especulaciones sobre una supuesta lenta recuperación del sangrado abdominal que padeció en los días de la Cumbre del G20, y que lo obligó a suspender algunas de las actividades previstas en ese evento.

En efecto, la recomendación médica había sido volver a Buenos Aires y retomar su agenda progresivamente para que el cuadro de gastritis erosiva se revierta definitivamente.

Consultada sobre la actitud del Presidente respecto de los tratamientos, Cerruti se limitó a responder: «Si es obediente o no, es una consulta que deben hacerle a la Unidad Médica Presidencial. Yo soy su vocera y no lo trato como paciente».

El episodio de salud ocurrió el martes de la cuando estaba dialogando con el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y sufrió un cuadro de hipotensión y mareos. El jefe de Estado dijo sentirse mareado y allí fue asistido por el traductor oficial Walter Kerr, el único argentino habilitado a ingresar a las sesiones de los mandatarios como acompañante de Fernández, quien debía ese día hablar sobre «Seguridad Alimentaria y Energética».

Tras ser atendido en el lugar, el mandatario fue trasladado en una ambulancia al Sanglah General Hospital de Bali, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin; el médico argentino Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica Presidencial; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; y de Prensa y Comunicación, Gabriela Cerruti.

En ese centro asistencial, le realizaron un análisis de sangre y una endoscopía, que determinó el cuadro de gastritis erosiva con signos de sangrado, por el cual debió restringir algunas actividades previstas en el marco de la cumbre de líderes del G20.

 37 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Mundial Qatar 2022: por qué el delantero de Suiza no gritó su gol contra Camerún

El Mundial de Qatar sigue sumando perlitas y datos curiosos. El torneo está envuelto desde antes del comienzo en polémicas y rechazos de las selecciones. […]
error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: