Granuloma anular: causas, síntomas, diagnostico y tratamiento

fromApiImage{«_id»:»GAHZCQ2EOJEOTOENWHEDYB22QY»,»additional_properties»:{«fullSizeResizeUrl»:»/resizer/ljLXrndNBOzhZB1BnLKllzyJsXc=/arc-anglerfish-arc2-prod-infobae/public/GAHZCQ2EOJEOTOENWHEDYB22QY.jpg»,»galleries»:[],»mime_type»:»image/jpeg»,»originalName»:»photo.jpg»,»originalUrl»:»https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/infobae/GAHZCQ2EOJEOTOENWHEDYB22QY.jpg»,»proxyUrl»:»/resizer/ljLXrndNBOzhZB1BnLKllzyJsXc=/arc-anglerfish-arc2-prod-infobae/public/GAHZCQ2EOJEOTOENWHEDYB22QY.jpg»,»published»:true,»resizeUrl»:»/new-resizer/ljLXrndNBOzhZB1BnLKllzyJsXc=/arc-anglerfish-arc2-prod-infobae/public/GAHZCQ2EOJEOTOENWHEDYB22QY.jpg»,»restricted»:false,»thumbnailResizeUrl»:»/new-resizer/x7RBeHBXTh-bbdYYl9Cq-RerUfU=/300×0/arc-anglerfish-arc2-prod-infobae/public/GAHZCQ2EOJEOTOENWHEDYB22QY.jpg»,»version»:0},»address»:{},»created_date»:»2022-11-26T02:46:16Z»,»height»:720,»last_updated_date»:»2022-11-26T02:46:16Z»,»licensable»:false,»owner»:{«id»:»infobae»},»source»:{«additional_properties»:{«editor»:»photo center»},»edit_url»:»https://infobae.arcpublishing.com/photo/GAHZCQ2EOJEOTOENWHEDYB22QY»,»system»:»photo center»},»type»:»image»,»url»:»https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/infobae/GAHZCQ2EOJEOTOENWHEDYB22QY.jpg»,»version»:»0.10.3″,»width»:1280,»caption»:»Existen distintas formas para diagnosticar esta enfermedad (Infobae/Jovani Pérez)»}

El granuloma anular es una afección crónica de la piel que produce erupción cutánea con relieve o bultos (lesiones) con forma de anillo. Por lo general, el tipo más común afecta las manos y los pies de los adultos jóvenes.
Las lesiones menores de la piel y algunos medicamentos pueden desencadenar la afección. No es contagioso y por lo general no causa dolor, pero puede hacer que te sientas cohibido. Y si se convierte en una afección a largo plazo (crónica), puede causar sufrimiento emocional.
El tratamiento puede ayudar gradualmente a la piel, pero las lesiones tienden a reaparecer. Si no se trata, la afección puede durar desde unas cuantas semanas hasta décadas.

Síntomas

Los signos y síntomas del granuloma anular pueden variar, dependiendo del tipo:
Localizado. Este es el tipo más común de granuloma anular. Los bordes del bulto (lesión) tienen una forma circular o semicircular, con un diámetro de hasta 2 pulgadas (5 centímetros). Las lesiones aparecen con mayor frecuencia en las manos, los pies, las muñecas y los tobillos de los adultos jóvenes.
Generalizado. Es poco frecuente y normalmente afecta a los adultos. Provoca protuberancias que forman un salpullido en la mayor parte del cuerpo, incluyendo el tronco, los brazos y las piernas. El salpullido puede causar molestias o picazón.
Debajo de la piel. Un tipo que suele afectar a los niños pequeños se denomina granuloma anular subcutáneo. Produce bultos firmes y pequeños debajo de la piel en lugar de una erupción cutánea. Los bultos se forman en las manos, las espinillas y el cuero cabelludo.

Cuándo debes consultar con un médico

Llama al médico si desarrollas una erupción o bultos (lesiones) en forma de anillo que no desaparecen en unas pocas semanas.

Ante cualquier malestar lo mejor es acudir al médico (Archivo)

Factores de riesgo

El granuloma anular ocasionalmente se asocia a la diabetes o a la enfermedad de la tiroides, con mayor frecuencia cuando las lesiones son numerosas o están extendidas. Con poca frecuencia, puede estar relacionado con el cáncer, especialmente en personas mayores cuyo granuloma anular es grave; no responde al tratamiento o regresa después del tratamiento del cáncer.

Cada enfermedad tiene uno o varios tratamientos que seguir para combatirla (EFE)

Diagnóstico

Tu médico puede diagnosticar el granuloma anular examinando la piel afectada y tomando una pequeña muestra de piel (biopsia) para examinarla al microscopio.

Tratamiento

El granuloma anular puede desaparecer por sí solo con el tiempo. El tratamiento puede ayudar a limpiar la piel más rápido que si se deja solo, pero la recurrencia es frecuente. Las lesiones que reaparecen tras el tratamiento por lo general vuelven a salir en los mismos puntos y el 80 % de ellas suelen desaparecer en dos años.
Sin tratamiento, las lesiones pueden durar unas semanas o décadas.
Estas son algunas opciones de tratamiento:
Cremas o ungüentos con corticosteroide. Los productos de prescripción médica pueden ayudar a mejorar el aspecto de los bultos y a que desaparezcan más rápidamente Tu médico puede decirte que cubras la crema con vendas o un parche adhesivo, para aumentar la eficacia de este tratamiento
Inyecciones de corticoesteroides. Si las lesiones de la piel no desaparecen con el tratamiento tópico, el médico puede sugerir una inyección de corticosteroides Es posible que haya que repetir las inyecciones cada 6 u 8 semanas hasta que la afección desaparezca
Congelamiento. Aplicar nitrógeno líquido en la zona afectada puede ayudar a eliminar las lesiones
Fototerapia. A veces ayuda exponer las lesiones a ciertos tipos de luz, incluido el láser
Medicamentos orales. Cuando las lesiones están muy diseminadas, el médico puede recetar medicamentos por vía oral, como antibióticos, antipalúdicos o fármacos para prevenir las reacciones del sistema inmunitario

Con información de Mayo Clinic

SEGUIR LEYENDO

Más información de salud

Todo sobre plantas medicinales

 244 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Juan Altamirano Quispe: Perfil y hoja de vida del nuevo ministro de Desarrollo Agrario y Riego

Juan Altamirano Quispe juró este viernes como nuevo ministro de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), cartera que antes ocupó Jenny Ocampo. Es uno de los […]
error: Content is protected !!