Globo de Oro: las coincidencias “mundialistas” de Argentina, 1985 con los triunfos en el Oscar de La historia oficial y El secreto de sus ojos

Pasada la medianoche, en algún lugar de la Argentina, hubo quienes reflotaron cábalas, desempolvaron amuletos y volvieron a convocar a las autodenominadas brujas de Twitter del Mundial de Qatar. Como dijo Ricardo Darín en el escenario de los premios luego de que Argentina, 1985 ganara el premio a la mejor película de habla no inglesa, el nuevo triunfo nacional fue una gran alegría que podría anticipar una aún más grande, si la película dirigida por Santiago Mitre llega al equivalente a la final del mundo y consigue la hazaña de quedarse con el Oscar.

Para eso, por suerte para las hechiceras ya en plena faena, falta un tiempo: el anuncio de los nominados de la Academia de Artes y Ciencias cinematográficas está fijado para el martes 24. Antes, la temporada de premios continuará a toda marcha, con la entrega de los reconocimientos de los críticos que se repartirán este domingo 15, otro partido importante para la “selección argentina de cine” que avanza en un campeonato que no lo tenía como favorito. Se sabe que los Globo de Oro no comparten espíritu, intenciones y –mucho más importante– votantes con los Oscar, pero la venia de los que entregan los Globo de Oro, un grupo de casi doscientos periodistas de todo el mundo, incluida la Argentina, le da una visibilidad al film de Mitre que podría serle muy útil en el camino por recorrer.

De hecho, a pocas horas del triunfo, la influyente publicación The Hollywood Reporter hizo una nota titulada “El sorpresivo triunfo de Argentina, 1985 en los Globo de Oro la coloca en la mira de los Oscars” en la que traza un paralelismo entre la película de Mitre y el último ganador argentino en los premios de la Academia, El secreto de sus ojos. Aunque el artículo menciona erróneamente que el film de Juan José Campanella fue el primero en ganar el Oscar en la categoría de mejor película extranjera, omitiendo el histórico triunfo de La historia oficial en 1986 -otro año de éxito mundialista-, lo importante es que se ocupa de destacar que la sorpresa del Globo de Oro pone a Argentina, 1985 en un lugar de privilegio para pasar de integrar la fase de quince films preseleccionados a la lista definitiva de las cinco películas que competirán en el rubro internacional en la entrega del Oscar el próximo 12 de marzo. Las coincidencias se extienden al hecho de que este fue el tercer triunfo de un título argentino en estos premios y que, en caso de ganar la distinción de la Academia con un film ambientado en parte durante la dictadura, como en el caso de las películas de Luis Puenzo y Campanella, sería también la “tercera estrella” para el cine nacional.

Las series también ganaron

De todos modos, más allá de lo que suceda de acá en más durante la temporada de premios, no hay dudas que en la ceremonia de anoche la Asociación de Prensa Extranjera en Hollywood (HFPA) repartió estatuillas a diestra y siniestra en un intento de conformar a todos, una vieja práctica de la entidad que este año se acentuó luego de los escándalos que casi borran del mapa a la entidad y sus premios. Algo que resultó especialmente evidente a la hora de elegir a las series ganadoras. Como mejor drama, para sorpresa de todos, la ganadora resultó La casa del dragón (disponible en HBO Max), por sobre las celebradas Better Call Saul (Netflix) y Severance (Apple TV+), mientras que entre las comedias la elegida fue Abbott Elementary (disponible en Star+), que cumplió con la regla no escrita de los Globo de Oro de reconocer a programas nuevos mientras que sean populares. A diferencia del despropósito de elegir como mejor drama a la precuela de Game of Thrones, un ciclo entretenido y no mucho más que eso, los premios para la sitcom –que incluyeron el de mejor actriz, para su protagonista y creadora Quinta Brunson, y el de mejor actor de reparto para Tyler James Williams– estuvieron más que justificados.

Del lado de los actores dramáticos, el triunfo de Kevin Costner por su papel en la exitosa Yellowstone (disponible en Paramount+), por fin le dio un reconocimiento a la altura de la masividad del programa, uno de los más vistos de la TV norteamericana, mientras que Zendaya confirmó su lugar como chica dorada de Hollywood con su primer Globo de Oro conseguido gracias a Euphoria.

Diversa a más no poder –en cine ganaron Michelle Yeoh (mejor actriz principal en comedia por Todo en todas partes y al mismo tiempo) Ke Huy Quan (mejor actor de reparto por la misma película) Angela Bassett (mejor actriz de reparto por Pantera Negra: Wakanda por siempre)–, los Globo de Oro hicieron los deberes para que la industria audiovisual decrete que por fin alcanzaron la redención tan deseada.

 58 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

El impedimento que haría peligrar la convivencia entre Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez

En uno de los traspasos más importantes en la actualidad del fútbol, el delantero portugués Cristiano Ronaldo cambió el Manchester United de la Premier League […]
error: Content is protected !!