Abandonaron un avión en un destino paradisíaco y ahora se convertirá en hotel de lujo

En las costas de Bali, Indonesia, hay un avión abandonado. Los que tuvieron la fortuna de viajar a este destino paradisíaco lo saben. Ver un Boeing 737 lejos de un aeropuerto y mezclado dentro de la naturaleza es algo que siempre se reservó para películas post apocalípticas pero durante un tiempo, para algunos, estuvo al alcance de la mano.

Ni Punta del Este, el Sur o la Costa: las nuevas vacaciones donde viajar es el destino

El avión supo ser parte de la flota de Mandala Airlines, una aerolínea de ese país que cerró sus operaciones en 2014, y tras haber pasado por varias manos, terminó en poder de Felix Demin, un empresario ruso que lo compró en 2021 y cuyos planes son tan grandes como la aeronave entera.

Después de haberlo trasladado al lugar ideal y ensamblado casi desde cero, el avión abandonado está listo para convertirse en un hotel de lujo en las costas de Bali. Tal y como informaron portales locales, se estima que quedarse una noche en este lugar costará cerca de US$7300.

Se tratará de una experiencia completa, más parecida a un mega hospedaje que a un traslado en avión. La fachada se mantiene, las ruedas originales sostienen a la aeronave e incluso se ven los motores -sin funcionar- bajo las alas. Sin embargo, donde antes había asientos ahora hay dos dormitorios y en donde supo estar una cabina, existe en la actualidad el acceso a una terraza con vista al Océano Índico que se construyó sobre una de las alas del Boeing.

Por fuera del avión se puede apreciar una pileta con reposeras y sombrillas, ideal para relajarse después de comer y mirar el atardecer indonesio con algún trago exótico en la mano. Pero si el agua no es lo que los huéspedes buscan, del otro lado se instaló un fogón.

“Externa y estructuralmente, este es un avión a reacción que convertimos en un hotel de lujo”, resumió Demin en diálogo con Business Insider tiempo atrás. Lo único que necesitó para concretar esta idea fueron los permisos para trasladar la estructura del avión cerca de un acantilado en septiembre de 2021, lugar donde ahora opera Private Jet Villa by Hanging Gardens. Explica, también, que habrá estacionamiento gratuito, aire acondicionado, recepción las 24 horas y acceso a Internet de cortesía. Las reservas se empezarán a tomar a partir de marzo.

 65 total views,  3 views today

Deja una respuesta

Next Post

Mauro Rossi. De paisajista en Londres a tradicionalista en General Madariaga

Cada vez que su padre anunciaba un viaje al campo familiar de Córdoba, del cual era administrador, el pequeño Mauro no dudaba un segundo y […]
error: Content is protected !!