De Antonio de la Rúa a Gerard Piqué, las reacciones de Shakira después de cada ruptura y una vida marcada por la exposición

Sin dudas, Shakira marcó un antes y un después en la historia de la música latina. Sus hits pegadizos, sus movimientos de caderas súper sensuales y sus letras cargadas de empoderamiento la convirtieron en una gran referente dentro de la industria. Y aunque sus comienzos no fueron fáciles, su carisma, su talento y su impronta vocal la llevaron a ganar múltiples premios, a llenar estadios y hasta participar de los eventos deportivos más importantes del mundo.

Sin embargo, su vida privada parece no haber corrido la misma suerte. Casi como si se tratara de un deja vú, sus dos relaciones amorosas más importantes terminaron en escándalo, en medio de rumores de infidelidad y problemas legales. Pese a todo, “la loba” supo transformar el dolor y la desilusión en un éxito tras otro. “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”, dice en su último hit junto a Bizarrap en un claro mensaje no sólo para su ex, Gerard Piqué, sino también para todo el género femenino.

De un reality a llenar estadios

Nacida el 2 de febrero de 1977 en Barranquilla, Colombia, Shakira Isabel Mebarak Ripoll se crió en una familia con ascendencia libanesa y española. Desde pequeña, se sintió atraída por las letras gracias a su padre, que se la pasaba ingeniando historias en su máquina de escribir. Su primer poema, “La rosa de cristal” llegó cuando apenas tenía cuatro años y fue el primero de muchos que luego se convirtieron en canciones.

Conocida en la escuela como “la chica del baile del vientre”, esta muchachita se la pasaba cantándole y bailándole a sus compañeros y maestros pero, en segundo grado, no fue aceptada en el coro de la escuela porque su vibrato era demasiado fuerte. Sin desanimarse y con una vocación bien marcada, decidió participar del reality Buscando un artista infantil, un concurso en el que obtuvo el primer lugar en tres oportunidades.

Sin embargo, su golpe de suerte llegó cuando, a los 14 años, fue descubierta por un ejecutivo de Sony Colombia y logró obtener un contrato por tres discos. Aunque sus primeras producciones no gozaron de éxito comercial, Shakira se mantuvo vigente participando en distintos festivales de Latinoamérica y protagonizando la miniserie colombiana El oasis. En1995, el lanzamiento de Pies Descalzos marcó un quiebre en su carrera. Este disco -que incluyó temas como “¿Dónde estás corazón?, “Pies descalzos, sueños blancos” y “Se quiere, se mata”- no sólo se convirtió en uno de los más escuchados sino que la colocó en el panorama musical internacional. A él le siguió ¿Dónde están los ladrones?, un álbum que con sus hits “Ciega, sordomuda”, “Inevitable” y “Ojos así” definitivamente la llevó al estrellato.

Debido a su popularidad en Estados Unidos y Europa, en noviembre de 2001 Shakira decidió sacar su primer trabajo bilingüe titulado Servicio de lavandería, que fusionó pop y rock con elementos árabes. A pesar de las críticas por su inglés, este disco fue un éxito de ventas, superando las 13 millones de copias en todo el mundo y posicionándose primero en el ranking Billboard.

La década de 2000 llegó con varios Grammy, una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y grandes oportunidades para la compositora. Es que gracias a su canción “Hips don’t Lie”, que se convirtió en el hit del verano 2006, fue la primera cantante latina elegida para cerrar la Copa del Mundo en Alemania, algo que cuatro años después se repitió cuando su single “Waka Waka” fue la canción oficial del Mundial de Sudáfrica 2010.

Ya un clásico en este tipo de ceremonias, en 2020 Shakira fue invitada junto a Jennifer Lopez para participar en el show del Super Bowl, marcando un hito en la historia del juego estadounidense, ya que fueron las primeras mujeres latinas en participar en un espectáculo de este calibre. Allí, desde una tarima en el centro de la cancha, las cantantes aprovecharon el momento para alzar la voz por el género y exponer la lucha que atraviesan a diario en una industria por momentos machista y discriminatoria.

Y si se trata de alzar la voz y defender los derechos del colectivo femenino, ella es la primera. Una muestra de ello se produjo hace apenas dos meses, cuando se negó a abrir la ceremonia inaugural del Mundial de Qatar como signo de protesta por las leyes y prohibiciones del país árabe respecto a las mujeres.

En los últimos años, la chica de caderas movedizas y melena exultante decidió dar un giro a su carrera y sumarse a los sonidos de moda: el reggaetón y la música urbana. A través de feats con Carlos Vives (“La bicicleta”), Maluma (“Chantaje”), Anuel AA (“Me gusta”), Rauw Alejandro (“Te felicito”) y Bizarrap, con su reciente Music Session número 53, la compositora volvió a demostrar que cante lo que cante (o baile lo que baile) siempre será uno número uno.

Su amor con Antonio de la Rúa: negocios, batalla judicial y guiños en Instagram

“Te conocí un día de enero, con la luna en mi nariz. Y como vi que eras sincero, en tus ojos me perdí”, dice parte de la letra de “Días de enero”, una canción que la colombiana le dedicó a Antonio de la Rúa, el hijo del expresidente argentino Fernando de la Rúa, con quien estuvo más de una década en pareja. Aunque no se sabe con exactitud qué día se conocieron, se sabe que fue a principios del año 2000 en una cena en Buenos Aires.

Durante los años que duró la relación, la pareja no sólo tuvo planes de boda sino que formó una sociedad laboral, donde el argentino se convirtió en su manager. Tan inseparables se volvieron que hasta el abogado se animó a aparecer en el video de la balada “Underneath Your Clothes”, donde se mostró muy apasionado con su novia. Mientras su romance copaba todas las revistas del corazón, ella solía pasar varios meses del año en nuestro país y hasta bromeaba con el acento argentino adquirido.

Sin embargo, once años después de aquel primer flechazo comenzaron los rumores de separación. Mientras algunos especulaban con que habría sido él quien no quiso casarse y la plantó semanas antes de pasar por el altar (algo que Shakira se encargó de negar argumentando que su relación ya funcionaba como un matrimonio y que no necesitaban papeles para eso), otros hablaban de un nuevo hombre en la vida de ella: nada más y nada menos que Gerard Piqué.

“¡Eso sí que es un waka-rumor que me han waka-adjudicado, pero son gajes del waka-oficio!”, respondía la artista con mucho humor mientras hacía un juego de palabras con su hit en una rueda de prensa en Barcelona, en noviembre de 2010, donde De la Rúa estaba presente. Sin embargo, a principios del año siguiente, curiosamente durante el mismo mes que se habían conocido años atrás, la intérprete reconoció que desde hacía meses (más precisamente desde agosto) ella y su pareja estaban en un impasse. “Nos imaginamos este distanciamiento temporal como un período de crecimiento individual y seguimos constituyendo una pareja en lo profesional. Seguimos adelante como socios, desarrollando proyectos en común, trabajando de la mano y en constante comunicación. Nuestra amistad y entendimiento son indisolubles e incorruptibles”, decía el comunicado enviado a los medios por aquel entonces.

Si bien la ruptura parecía ser en buenos términos, lo que sucedió después en los tribunales dio cuenta de todo lo contrario. Fue Antonio quien inició esta batalla al reclamar 100 millones de dólares como compensación por, a su entender, haber sido el artífice del éxito mundial de su exnovia. Ante esto, Shakira mostró un correo electrónico en el que su ex aseguraba no tener nada que ver con sus negocios y un contrato firmado por ambos para estipular las obligaciones financieras del uno con el otro en el caso de que emprendieran caminos separados.

Como respuesta a su reclamo, un tribunal de Ginebra le negó el acceso a una cuenta de la cantante y, como si esto fuera poco, ella lo demandó en Bahamas por robo y daños y perjuicios, reclamando una cantidad de dinero que llegó a superar los seis millones de dólares. En 2016, un nuevo litigio por “La Colorada”, la finca que ambos compraron en Punta del Este, Uruguay y donde pasaban largas temporadas, volvió a enfrentarlos.

Dicen que el paso del tiempo curó las heridas, algo que quedó demostrado cuando Fernando de la Rúa murió y Shakira le dedicó un emotivo mensaje en Instagram: “Te has ido para siempre, amigo. Tus hijos, tu esposa Inés, tus nietos, tus amigos y yo te recordaremos con un grande y profundo cariño por tu humildad y el fondo tierno de tu alma, que bien conocíamos quienes te queríamos”, expresó dando cuenta del buen recuerdo que mantiene de la familia. Situación que se repitió en las últimas horas, pero a la inversa, cuando Antonito reaccionó ante el nuevo single que la cantante lanzó junto a Bizarrap (una clara dedicatoria a Piqué), dándole un like.

Amor a la española

Se conocieron en una fiesta en Madrid. Shakira se estaba preparando para cantar en Rock in Rio y luego en Sudáfrica, en la ceremonia de apertura del Mundial de fútbol de 2010. Gerard Piqué también era una estrella: su desempeño en Barcelona le había asegurado una plaza en aquel mundial. Ese primer encuentro quedó plasmado en “Me enamoré”, el tema que, explícitamente, Shakira le dedicó a su nuevo amor: “Mira, qué cosa bonita/ qué boca más redondita/ me gusta esa barbita/ Y bailé hasta que me cansé/ hasta que me cansé bailé/ Y me enamoré/ Nos enamoramos”.

Cuando ella ya se encontraba instalada en Sudáfrica, el jugador español le escribió con la excusa de que le adelantara cómo estaba el clima. Ella se lo tomó muy en serio y le escribió un largo mensaje lleno de detalles. Esa era la señal que él necesitaba para avanzar: le prometió que ganaría la final para poder volver a verla e invitarla a cenar. Cumplió, y así comenzó el romance que tuvo en vilo a dos continentes durante 12 años. En ese tiempo, tuvieron dos hijos, Milan y Sasha, y se mostraron en las redes y en cada aparición pública como una familia feliz.

A comienzos de junio de 2022, en medio de una ola imparable de rumores que indicaban que el futbolista le había sido infiel, los dos confirmaban su separación a través de un comunicado conjunto. A pesar de que ambos pidieron tranquilidad y respeto por sus hijos, la noticia ocupó los principales titulares de la prensa internacional y se recrudeció aún más cuando el futbolista blanqueó su romance con Clara Chía Martí, la joven de 22 años que había sido señalada como la tercera en discordia y como la exnovia del hermano del mejor amigo del defensor.

El divorcio fue inminente aunque ponerse de acuerdo les llevó varias mediaciones. “Queremos comunicar que hemos firmado un acuerdo que garantiza el bienestar de nuestros hijos y que se ratificará en el juzgado, como parte de un trámite meramente formal”, rezaba el comunicado enviado en noviembre y que hablaba de la decisión de Shakira de mudarse a Miami con sus hijos y la división de las propiedades que adquirieron en conjunto, como la casa de España en la que vivieron en familia.

“Ha sido un año que difícilmente podré olvidar, en el que he encontrado tantos desafíos como amigos de verdad. La música ha sido una buena compañía, pero ustedes aún más. Quiero agradecerles por escucharme, por permitirme expresar. Ojalá el 2023 pueda seguir correspondiendo a todo el apoyo y cariño que me dan y traerles nueva música y mucho más. Un besito”, expresó la colombiana en sus redes mientras hacía un balance sobre su 2022. Un año que sin dudas fue muy duro para ella. A su desilusión amorosa con el padre de su hijo, se sumaron algunos problemas con el fisco por más de catorce millones de euros y el delicado estado de salud de su padre, William Mebarak, motivo por el cual la cantante ha retrasado su mudanza a los Estados Unidos por tiempo indeterminado. Si bien su padre no está hospitalizado en estos momentos, sí recibe atención médica durante las 24 horas, por lo cual no es aconsejable que se vaya tan lejos. “Nos enseñaste a levantarnos después de cada caída. Esta vez sabemos que lo volverás a hacer”, escribió Shakira tiempo atrás junto a imágenes de su progenitor.

“Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”

Que la música fue su gran canal de catarsis no quedan dudas. Es que su desengaño amoroso con el padre de sus hijos quedó plasmado en varios temas, que ni bien salieron al ruedo batieron el récord de reproducciones en YouTube. El primero “Te felicito” fue estrenado antes de que se diera a conocer la ruptura y expresa: “Por completarte me rompí en pedazos. Me lo advirtieron, pero no hice caso. Me di cuenta que lo tuyo es falso. Fue la gota que rebasó el vaso. No me digas que lo sientes. Eso parece sincero, pero te conozco bien y sé que mientes”.

El segundo es “Monotonía”, casi una oda al desamor: “No fue culpa tuya, ni tampoco mía, fue culpa de la monotonía. Nunca dije nada, pero me dolía, yo sabía que esto pasaría. Tú en lo tuyo, yo haciendo lo mismo. Siempre buscando protagonismo, me dejaste por tu narcisismo: te olvidaste de lo que un día fuimos”. En los clips de los dos temas, la heladera y los alimentos tienen un especial protagonismo y no es casual. Es que, al parecer, estos elementos habrían resultado cruciales a la hora de descubrir la infidelidad de Piqué.

“Iba a la nevera para encontrar la verdad”, confesó la colombiana en el programa británico This Morning, justificando la presencia de esos elementos en ambos videoclips. Es que, al parecer, la intérprete habría descubierto las visitas de Clara Chía Martí -la nueva novia de su ex- a su casa porque faltaban algunos productos en su heladera, esos que al futbolista catalán no le gustaban.

Cuando parecía que todo se había calmado, llegó el tercer tema, ese que comparte junto a Bizarrap en el marco de sus Music Sessions y que salió este miércoles por la noche, alcanzando más de tres millones de reproducciones en una hora. “Perdón, ya cogí otro avión, aquí no vuelvo, no quiero otra decepción”, entona Shakira con top rosado y chaqueta verde sobre una base muy electrónica, bailable y veraniega.

Antes de salir al mercado, algunos adelantos de su letra daban un fuerte indicio de para quién estaba dedicado este tema y, por supuesto, de cómo fueron los años en pareja con el jugador. “Tanto que te la das de campeón y cuando te necesitaba, diste tu peor versión (…) Una loba como yo no está pa’ novatos, una loba como yo no está para tipos como tú (…) Tiene nombre de persona buena, claramente, no es como suena. Es igualita que tú, a ti te quedé grande por eso estás con una igualita que tú”, dicen algunas de las estrofas que enseguida generaron la reacción de Piqué. Sin escribir palabra alguna, y a través de emojis que aluden a un circo, el futbolista expresó su parecer en Twitter aunque todavía no había escuchado todo.

🎪🎠🤡🎡

— Gerard Piqué (@3gerardpique) January 10, 2023

“Esto es pa’ que te notifiquen, así que trague, trague, mastique. Yo contigo ya no regreso, ni aunque me llores, ni me supliques. Entendí que no es culpa mía quе te critiquen, yo solo hago música, perdón quе te salpique (…) Me dejaste de vecina a la suegra, con la prensa en la puerta y la deuda en la Hacienda. Te creíste que me heriste y me volviste más dura. Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”, remata “la loba” más empoderada que nunca.

 79 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Inflación del 94,8% en 2022: la oposición cuestionó al Gobierno por el índice más alto en tres décadas

Diferentes referentes de la oposición cuestionaron hoy al gobierno nacional tras la difusión del nuevo índice de inflación. Según los datos difundidos por el Indec, […]
error: Content is protected !!