Premier League: João Félix fue expulsado en su debut en Chelsea, que perdió frente a Fulham por un gol con pedido de perdón

El portugués João Félix comenzó su ciclo en Chelsea de la peor manera. En un partido pendiente de la fecha 7 de la Premier League frente a Fulham, jugado este jueves en el estadio Craven Cottage, la joven estrella cedida recientemente por Atlético de Madrid recibió la tarjeta roja a los 13 minutos de la segunda etapa y su equipo cayó por 2-1. Para peor, el primer tanto del local fue marcado por el brasileño Willian, que no lo festejó y pidió disculpas, a raíz de su pasado de siete temporadas en The Blues.

Con el resultado 1-1 y en medio de la ansiedad por dejar una buena imagen, un mal control de la pelota en la mitad de la cancha se convirtió en el prólogo del estreno menos esperado para Félix. Cuando vio que el balón le quedó lejos se lanzó con los dos pies adelante y dio un planchazo a Kenny Tete. Tras meditarlo algunos segundos, el árbitro David Coote, rodeado por futbolistas de Fulham que le reclamaban, expulsó al portugués en forma directa, ante la desilusión y el arrepentimiento que mostraba el número 11.

La expulsión a João Félix

El futbolista luso dejó abruptamente esta semana Atlético de Madrid en el marco de una intensa “guerra fría” con el DT Diego Simeone. Y tras una breve disputa por su firma, fue finalmente Chelsea el club que pagará los 11 millones de euros por un préstamo de apenas seis meses. En medio de la temporada, las diferencias de João Félix con Cholo Simeone recrudecieron y se comenzó a poner el foco en aquella cifra récord de 126 millones que puso en 2019 el club por alguien que, finalmente, nunca se adaptó a lo que le pedía el entrenador argentino.

Cuando llegó a Madrid, Félix apenas había hecho su debut como profesional en Benfica, pero esa temporada 2018/19 fue explosiva para él, con 20 goles en 45 partidos y la condición de figura de la campaña en Europa League. Llegó para tomar el lugar del francés Antoine Griezmann, luego de que Barcelona activara la cláusula de rescisión por 120 millones de euros. El último año y medio uno y otro terminaron siendo compañeros en Aleti.

El portugués padeció varias lesiones en su tiempo en España, pero en los períodos en que estuvo en la cancha nunca estuvo conforme con el rol que le asignó Simeone, que pretendió utilizar su talento por el carril izquierdo. El DT argentino expresó fastidio al ver que Félix no retrocedía y hacía el mismo aporte defensivo que solía realizar Griezmann.

El jugador empezó la actual temporada como titular, pero solamente porque el reincorporado francés debía resolver una extraña cláusula con Barcelona para no activar una recompra automática de 40 millones de euros. Una vez que esa situación fue saldada, João Félix volvió al banco de suplentes, y entre mediados de septiembre y fines de octubre nunca jugó más de 15 minutos por partido. Entonces comenzaron los gestos y las declaraciones cruzadas, sin fin.

Compacto de Fulham 2 vs. Chelsea 1

En la Champions League, Félix reaccionó negativamente por jugar apenas 10 minutos en la caída contra Brugge por 2-0 y no actuó cuando el equipo se recuperó con un triunfo en la liga de España por el mismo resultado contra Girona, con un doblete de Ángel Correa que Simeone aprovechó para lanzar una crítica por elevación: “Cuando Correa está enojado, lo demuestra en la cancha”. En el segundo encuentro con los belgas, el portugués tampoco ingresó, y lanzó su pechera al piso, a lo que Cholo respondió: “Sus números están a la vista de todos. Es normal que esté frustrado. Todo lo malo que haga él es porque yo lo hago peor todavía, toda la frustración que pueda tener él es que yo no le he podido dar todo lo que él necesita para mostrar todo el talento y el fútbol que tiene”.

Ya no hubo vuelta atrás y, mientras jugaba el Mundial Qatar 2022, João Félix hizo saber su deseo de desvincularse del club español. Aunque al relanzarse el torneo volvió a ser titular, su agente, Jorge Mendes, ya estaba negociando los términos de un préstamo fuera de la entidad. Eso sí: no hay opción de compra en el acuerdo y el futbolista firmó una extensión de su contrato hasta 2027.

Algunos en España apuestan más por el futuro del portugués en el club que por el de Simeone, cuyo contrato expirará el año próximo. La relación entre ellos es irremontable. En la espera, Chelsea espera sacar el mayor rédito del jugador, de 23 años. Aunque, claro, el comienzo lejos estuvo de ser soñado y, para colmo, no podrá contra con él durante al menos tres fechas, por la expulsión directa.

Con apenas 25 puntos en 18 encuentros, el conjunto de Londres está décimo en la Premier League, a 19 del líder, Arsenal, que tiene un partido menos. En tanto, Fulham disfruta de un presente más productivo: marcha sexto, con 31 unidades.

 99 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

El tierno video del niño que esperó a los recolectores de basura con una sorpresa y se volvió viral

Para los grandes gestos no hay personas pequeñas. Santino es un niño cordobés de apenas dos años que, a instancias de sus padres, en una […]
error: Content is protected !!