Vacaciones de verano: cayeron los precios de los alquileres temporarios en los barrios cerrados

TTras la pandemia, la vida en una casa con jardín y pileta pasó a ser aspiracional y los alquileres temporarios en los barrios cerrados aumentaron de precio.

Hoy con otra postal -sin pandemia- y una cierta cantidad de gente que desestimó la posibilidad de mudarse al verde el mercado de barrios cerrados se reacomoda. Sin embargo, sigue siendo un destino para quienes desean descansar en Buenos Aires. De hecho, durante esta temporada de verano, más del doble de los usuarios decidió alquilar una quinta o casa en un country, en comparación con el año pasado, según un informe de Zonaprop. El estudio revela que del 87% de los argentinos se va de vacaciones este año, el 17% decidió quedarse de la ciudad en una casa o quinta en un barrio cerrado.

Quedarse en una casa cerca de la ciudad con jardín propio es una opción que resulta atractiva para distintos públicos. “Hoy la demanda se acota sobre todo a familias con hijos chicos que no quieren ir a la playa, aquellas que están esperando un bebé o gente que está con un tratamiento médico. También los que no pueden tomarse los 30 días de vacaciones y aprovechan la casa los otros 15 días del mes”, detalla Javier Igarzabal, director de Dic Propiedades.

Gonzalo Urdapilleta, director de la inmobiliaria Teresa Urdapilleta, agrega que hay una parte de la demanda que prefiere amortizar el mismo dinero tomándose un descanso más prolongado. Por ejemplo, prefieren pagar US$5000 por un mes completo en un barrio cerrado cerca de la Ciudad de Buenos Aires en lugar de alquilar por el mismo valor una quincena de enero por una casa modesta en Costa Esmerada.

En números concretos, las fuentes especializadas en el sector indican que durante esta temporada los alquileres para el mes de enero rondaron entre US$2500 y US$20.000 -en este último caso, las casas de mayor envergadura-.

Lógicamente, los valores varían según el barrio y ubicación en el que se encuentren. Nordelta, por ejemplo, es una de las opciones más exclusivas. Gustavo Iglesias, director de Gabriela Iglesias Propiedades, dice que el piso de los alquileres para enero en las casas más pequeñas de tres dormitorios ubicadas en lotes internos arrancó en los US$2500 y US$3000, mientras que las más caras rondan un promedio los US$6000.

En vistas a febrero, Urdapilleta señala que las casas en Pilar de 250 metros cubiertos promedio que se alquilaron en US$4000 en enero bajarán su precio a US$3000 para el segundo mes del año, mientras que otras más importantes -por ejemplo, de 350 m² en lotes más grandes con quincho- que se alquilaron entre US$5000 y US$6000 en enero pedirán US$4000.

Barrios cerrados. Los precios por zona y los nuevos códigos para los alquileres de verano

“Estamos aterrizando en un mercado parecido al de 2019, antes de la pandemia”, afirma Iglesias y observa que “en enero los precios se ajustaron un poco a la baja con respecto a años anteriores y se alquilaron entre un 20% y 30% más baratas que en los dos primeros años después de la irrupción de la pandemia”.

Los especialistas coinciden en que la ocupación esta temporada no llegó a los niveles altos de temporadas pasadas. “Está en un 75% mientras que en 2020 y 2021 estaban en un 100%”, señala Iglesias, y estima que en febrero bajará a un 50% la demanda. Sin embargo, destaca que también habrá menos oferta disponible, ya que la mayoría de las casas se alquilan en enero cuando sus dueños se van de vacaciones”.

Estos precios se pueden amortiguar si dos o más familias se unen y alquilan una casa en conjunto, alternativa que se muestra como una tendencia últimamente. En estos casos, el ahorro en el alquiler puede alcanzar el 25 por ciento, aunque el desembolso inicial de dinero es mayor.

Cabe destacar que la mayoría de los contratos temporarios se pagan en dólar billete, una modalidad de pago que antes de la pandemia no era tan popular.

Los destinos favoritos de este verano

En otro orden, la encuesta de Zonaprop también detectó que el destino más elegido por quienes deciden no pasar el verano cerca de la ciudad es la playa. Un 60% de los viajeros optó por las olas y el viento de la Costa Atlántica.

El informe señala que el 51 por ciento de la demanda eligió departamentos y un 42 por ciento casas. En el corredor costero, “lo más buscado es Mar del Plata, Villa Gesell y Pinamar”, detalla Leandro Molina, director comercial de Zonaprop en Argentina.

Mar del Plata: El negocio inmobiliario que está en auge y deja una renta de hasta el 30%

Según un informe de la plataforma en el que analiza el comportamiento de los alquileres temporarios, un departamento en Pinamar de tres ambientes se alquila durante esta temporada a $30.000 y uno de cuatro ambientes a $40.000 por noche. Mientras tanto, en Mar del Plata las unidades de tres dormitorios cuestan $35.000, las de dos dormitorios $20.000 y las de uno $15.000 la noche.

En cuanto al resto de los lugares que los argentinos visitarán esta temporada le siguen a la costa las provincias del Centro -Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe- con un 15 por ciento y la Patagonia con un 12 por ciento. Por otro lado, aquellos que decidieron vacacionar en destinos internacionales, la mitad eligió Brasil, el 16 por ciento Uruguay y en tercer lugar, Europa un 15 por ciento.

A la hora de analizar qué buscan un 60 por ciento planea alquilar de forma temporal, un 28 por ciento piensa hospedarse en un hotel, un 10 por ciento descansará en un lugar que tiene o le prestan, mientras que un 2 por ciento opta por un camping.

 71 total views,  3 views today

Deja una respuesta

Next Post

Cosmos: 1999: la serie que no fue, la fatal condena de Isaac Asimov y el final que escribieron los fanáticos

El 13 de septiembre de 1999, una explosión nuclear sacó a la Luna de la órbita terrestre, la expulsó del sistema solar y la condenó […]
error: Content is protected !!