La joven que le hizo RCP a Fernando Báez Sosa: “No me olvido de Ciro Pertossi sonriéndome”

El pasado 5 de enero, Virginia Pérez Antonelli declaró como testigo en el juicio que se lleva a cabo en Dolores por el crimen de Fernando Báez Sosa. La fatídica madrugada del 18 de enero de 2020 en que mataron a golpes a Fernando a la salida de un boliche en Villa Gesell, ella, con tan solo 17 años, fue quien se le acercó para hacerle maniobras de reanimación.

El crudo relato de la joven que le hizo RCP a Fernando Báez Sosa: “Le sostenía la cabeza y le decía que por favor se quede conmigo”

El testimonio de Pérez Antonelli en el tribunal de Dolores, enunciado frente a los ocho acusados de haber asesinado a golpes a Fernando Báez Sosa, fue uno de los momentos más conmovedores de todo el juicio.

Este miércoles, mientras en el mismo proceso judicial se llevaban adelante los alegatos de la fiscalía y la querella, la joven testigo del crimen publicó en las redes sociales un mensaje en el que describió la actitud de los imputados para con ella el día que le tocó testificar. “No me olvido de Ciro Pertossi sonriéndome”, escribió Virginia, en un tuit en el que trató de “cínicos y mentirosos” a los ocho acusados.

Virginia, cuyo usuario en Twitter es Virshi, escribió su mensaje como una manera de responder a un posteo realizado por una de las cuentas de redes que se crearon para apoyar a los imputados. En ese posteo en favor de los ocho acusados, el autor había subido una foto de ellos en el banquillo y había escrito frases como: “Todavía no creo que digan que se ríen, con solo verles la cara sabés por lo que están pasando ¡Mucha fuerza!”.

“¿No vemos todos la tristeza y el dolor de estas ocho miradas, arrepentidas de lo que sucedió esa trágica noche?”, decía también la publicación en favor de los jóvenes oriundos de Zárate, procesados por el asesinato a golpes de Fernando Báez Sosa.

El asesinato de Fernando Báez Sosa: cómo se sustentó la acusación de homicidio agravado contra los ocho acusados

“Yo no me olvido”

Virginia Pérez Antonelli compartió el tuit que contenía ese mensaje favorable a los ocho imputados y escribió: “Yo no me olvido ni de Enzo Comelli blanqueando los ojos al ver que entraba otro testigo más, tampoco de Ciro Pertossi sonriéndome cuando terminé de declarar y MENOS (sic) de Máximo Thomsen mirándome fijo mientras lloraba”. Sobre el final, la joven remató su mensaje con una frase contundente: “Cínicos y mentirosos, el discurso se repite…”.

El mensaje de la joven recibió el apoyo inmediato de miles de seguidores que resaltaron su actitud frente a los acusados del crimen con una gran cantidad de “Me gusta” y comentarios elogiosos en los que resaltaban su compromiso y su humanidad.

“Resalto tu nivel de compromiso en todo momento. ¡Una heroína de verdad!”, escribió un usuario; “Vos sola tenés más humanidad, entereza, valentía y don de bien en una uña que todos esos cag…nes. Sos inmensa”, apuntó otra tuitera; “Gracias Virginia. Con tu corta edad entendiste, a pesar del horror y la urgencia, lo que es estar comprometida con la vida. Gracias por intentarlo, por exponerte para tratar de salvar a otro ser humano. Sos un ejemplo”, expresó alguien más.

El descargo de Dani La Chepi sobre sus problemas de salud: “Tomé malas decisiones”

Además, en este miércoles en que tanto la fiscalía como la querella solicitaron en sus alegatos la pena de prisión perpetua para los acusados, Pérez Antonelli escribió otros tuits referidos al proceso judicial que se lleva adelante en Dolores. “Qué nervios. Tiene que salir todo como tiene que salir”, escribió en primer lugar, junto al emoji de dos manos unidas en señal de oración.

Un par de horas más tarde publicó otro tuit, muy concreto: “Que no le tiemble la mano a la justicia. No esta vez”.

La declaración de Virginia en el juicio: “Le decía que se quede conmigo”

En su declaración ante los magistrados en el tribunal de Dolores, Virginia Pérez Antonelli había relatado que poco antes del ataque a Fernando, ella y unos amigos habían salido de Le Brique, el boliche de Villa Gesell alrededor del cual ocurrió todo.

“Vemos que empiezan de la derecha a salir todos los policías corriendo. De repente la calle queda vacía. Por esas casualidades de la vida, cuando desaparecen todos los policías empieza una pelea enfrente. Era mucha gente pegando, no sabía quién era de qué grupo, solo que había mucha gente pegando a una sola persona”, contó la joven.

Pagaron más de $16.000 por un almuerzo para dos y un detalle en el ticket llamó la atención de todos: “No nos avisaron”

A continuación, Virginia narró sus intentos por reanimar a la víctima, luego de haber recibido la golpiza mortal: “Me acerqué con otro chico, un civil, y le tomé el pulso. Como no tenía, le empezamos a practicar (RCP). El chico se fue, pero llegaron dos o tres policías. Como hacer RCP cansa mucho y yo soy muy menudita, yo los iba instruyendo con mi voz para que lo hicieran ellos. Mientras tanto, yo le sostenía la cabeza a Fernando y le decía que por favor se quede conmigo”.

Otra vez reconstruyendo el momento del ataque, la joven dijo: “Había dos personas mínimo pegándole mientras él [por Fernando] se trataba de levantar. Cuando me percaté de la situación ya se habían ido corriendo y ahí fue cuando empecé a ver mucha gente alrededor”.

Cuando finalizó su descarnado testimonio, Virginia Pérez Antonelli se puso a llorar y se abrazó con Silvino, el papá de Fernando Báez Sosa.

 31 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Next Post

Las críticas de Francisco por la pobreza en Argentina, su estado de salud y una visita pendiente

En el transcurso de una entrevista concedida a la agencia The Associated Press el papa Francisco se refirió a la situación social en Argentina, calificó […]
error: Content is protected !!